Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Kia XCeed 1.0 T-GDi Emotion

José A. Prados

31 agosto 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

En una carrocería atractiva de 4,39 metros y con el motor básico de 120 CV en gasolina, es una opción atractiva, económica y fiable.

Los SUV se han hecho con una cuota muy importante del mercado europeo, hasta el punto de que uno de cada tres coches vendidos pertenece a esta categoría. En los modelos de tamaño compacto la oferta es la más numerosa, con presencia de la gran mayoría de fabricantes, que buscan llegar a una clientela que valora en estos coches elementos como el diseño –de aspecto todoterreno-, la amplitud y la altura del puesto de conducción.
 
A la venta desde hace un año, el Kia XCeed es el modelo SUV de la familia Ceed, su modelo compacto, al que se ha dotado de una carrocería ligeramente más alta y una serie de detalles que modifican visualmente su imagen, pareciendo un SUV sin serlo, porque no hay versiones con tracción total ni está preparado para salir del asfalto. Sus principales rivales serían el Ford Focus Active, que sigue esta misma filosofía, o modelos tan consolidados como el Peugeot 2008, Renault Captur, SEAT Arona o recién llegados como el Mazda CX-30.
 
Conscientes de la importancia de este tipo de vehículos en un mercado como el europeo, en Kia pusieron al departamento de diseño a trabajar hace tiempo, ofreciendo una gama de lo más completa en la que se puede elegir entre modelos de diferentes tamaños, partiendo del buque insignia, el Kia Sorento, que próximamente será completamente renovado, hasta el pequeño de la casa, el Kia Stonic, quedando en el hueco intermedio espacio para el Niro, Soul y Xceed.
 
El protagonista de esta prueba tiene una longitud de 4,39 metros y 1,83 metros de anchura, compartiendo plataforma y la gran mayoría de elementos mecánicos con el compacto Ceed, del que deriva. Se trata de un vehículo bastante amplio para su tamaño, gracias a una distancia entre ejes de 2,65 metros y el posicionamiento de las ruedas en los extremos de la carrocería, quedando espacio para que viajen cómodamente cuatro adultos (más un niño) y con un maletero razonable de 426 litros al que se accede por un portón de generosas dimensiones que permite llevar objetos grandes abatiendo los asientos traseros. La altura libre al suelo es de 17,2 centímetros, que permite salir del asfalto y circular por caminos en los que el firme no esté resbaladizo, pues carece de tracción total y este no es su terreno.
 
Un puesto de conducción más elevado que el Ceed (42 milímetros más alto) y una altura de carrocería algo más elevada (1,49 metros) facilitan una posición al volante algo más alta de lo habitual en un compacto, sin que esto afecte al comportamiento dinámico del coche, que es similar al de un turismo, resultando muy ágil en carreteras viradas y con un buen aplomo en trazados abiertos. Aunque, por sus dimensiones, el coche ha nacido para moverse en soltura por la ciudad, donde se aparca bien y se maneja cómodamente en el tráfico denso, que será su entorno más habitual, sobre todo en días laborables.
 
La estética exterior resulta bastante atractiva a la vista, con un potente frontal que hereda el ADN de los últimos lanzamientos de la marca coreana, sobre todo si nos fijamos en la parrilla. El aspecto SUV se percibe claramente en la vista lateral, con los pasos de ruedas protegidos mediante una moldura negra, que también se extiende a la parte inferior de las puertas, mientras que en la parte baja de la trasera lleva un protector cromado que aloja también las salidas de escape dobles. En el techo lleva barras cromadas, otro elemento diferenciador, y la silueta coupé se obtiene con una ligera caída del techo desde el pilar central, enlazando con el portón del maletero, muy inclinado y con un discreto alerón incorporado.
 
Las opciones mecánicas son bastante variadas para tratar de adaptarse a las necesidades actuales y a la demanda de los consumidores, eligiendo muchos una de las tres versiones de gasolina: 1.0 T-GDi de 120 CV, 1.4 T-GDi de 140 CV y 1.6 T-GDi de 204 CV para quienes buscan algo más de deportividad. En diesel únicamente está disponible el 1.6 CRDI de 115 y 136 CV, todos con etiqueta C de la DGT, y para quienes busquen una opción más respetuosa con el medio ambiente está el XCeed PHEV con tecnología híbrida enchufable, a la venta desde 26.150 euros con una mecánica de 141 CV y una batería recargable que permite hacer hasta 48 kilómetros en modo ‘cero emisiones’, por lo que obtiene la etiqueta CERO.
 
La motorización 1.0 T-GDi de 120 CV que hemos probado resulta una opción bastante interesante por su equilibrio entre precio y prestaciones. Es un motor de tres cilindros que con 998 cc y la ayuda de un turbo ofrece un rendimiento estupendo, adaptándose perfectamente al uso que va a dar la mayoría de conductores y a las limitaciones de velocidad establecidas. Las prestaciones no son espectaculares, pero con una velocidad máxima de 186 km/h y un paso de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos está enfocado a un conductor que no busca deportividad, sino confort y eficiencia al administrar el combustible.
 
Y todo esto se logra con un motor tricilíndrico que resulta suave de funcionamiento y económico a la hora de pasar por la gasolinera. El consumo medio homologado por el fabricante de 6,6 litros según la normativa actual WLTP es bastante real si circulamos a velocidades legales por carreteras en buen estado y sin fuertes pendientes. En condiciones adversas, con mucho viento y lluvia, el gasto medio puede subir hasta 7,5 litros en autovía, cifras que son aceptables es este tipo de vehículos, y al circular en carreteras de montaña la cifra oscila entre los 9-10 litros. La media de nuestra prueba, durante muchos kilómetros ha bajado de los 7 litros (6,9 concretamente), en algunos casos viajando cuatro personas con equipaje.
 
Es un coche cómodo por la postura que tenemos al volante, con buena visibilidad en todos los ángulos –incluso por el retrovisor interior a pesar de la caída pronunciada del portón trasero-, y con todos los elementos de confort necesarios en un vehículo moderno, que también está dotado de los avances de seguridad de la marca, como el sistema de mantenimiento dentro del carril, que llega a girar el volante si nos acercamos a la línea de la carretera sin poner el intermitente, o el detector de ángulo muerto, que evita muchos sustos al avisar que un vehículo se encuentra en la zona que no se ve por los retrovisores.
 
El sistema multimedia es muy completo, resultando muy fácil enlazar un teléfono inteligente mediante Bluetooth, pero también puede hacerse por cable si deseamos hacer uso de algunas aplicaciones de nuestro dispositivo. Y el cargador inalámbrico situado en el centro de la consola evita tener que buscar el cable para recuperar la batería.
 
El precio básico del Xceed es de 15.700 euros –según el configurador de la marca en el momento de escribir la prueba- para el acabado Concept y la motorización 1.0 T-GDi de 120 CV (88 kW) con cambio manual de seis velocidades. La unidad de prueba que hemos tenido lleva esa misma motorización en el acabado más alto de la gama, denominado Emotion, cuyo precio asciende a 22.866 euros (incluye un descuento de 5.785 euros), que resulta muy competitivo por el completo equipamiento que incluye de serie, con elementos como las llantas de aleación de 18” con un diseño muy deportivo y neumáticos 245/45/R18, freno de estacionamiento eléctrico, sistema de arranque en pendiente (HAC), pedales deportivos, faros delanteros LED, lunas oscurecidas, techo solar panorámico, cargador inalámbrico para teléfono móvil en salpicadero, climatizador bizona, panel de instrumentos digital de 12,3”, sensores de aparcamiento delantero y trasero, advertencia de colisión frontal, sistema de mantenimiento de carril, detector de ángulo muerto, control de velocidad de crucero, detector de fatiga y navegador UVO Connect con cámara de visión trasera, pantalla de 10,25” en el centro del salpicadero, servicios conectados TomTom y conectividad Android Auto /Apple. La pintura metalizada Infra Red que se puede ver en las fotos cuesta 519 euros más. Y no olvidemos, como dato final, los 7 años de garantía que ofrece la marca, única en el mercado.
 
Ficha técnica
Kia XCeed 1.0 T-GDi 120 CV Manual 6 vel. Emotion
Dimensiones
Longitud: 4.395 milímetros
Anchura: 1.826 milímetros
Altura: 1.495 milímetros
Batalla: 2.650 milímetros
Peso: 1.322 kg
Depósito combustible: 50 litros
Maletero: 426 / 1.378 litros
 
Motor
Tipo: gasolina, delantero transversal
Cilindros: 3 en línea
Cilindrada: 998 cc
Potencia: 120 CV a 6.000 rpm
Par máximo: 172 Nm a 1500-4000 rpm
Tracción: delantera
Cambio: manual, 6 velocidades
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 186 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,3 s
Consumo medio: 6,6 l/100 km (WLTP)
Emisiones CO2: 150 g/km
 
Precio: 22.866 euros (Emotion)
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium