Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

La familia Q de Audi crece

José A. Prados

6 junio 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Y lo hace por arriba con el Q8, un SUV de gran tamaño que adopta una elegante línea coupé y llega dotado de la mejor tecnología.

A la venta en el mes de septiembre, el Audi Q8 es un paso más en la avanzadilla de producto que la firma alemana tiene preparada para este año y que supone cerrar la gama SUV por la parte superior con un modelo de 4.986 milímetros de longitud, 1.995 mm de ancho y 1.705 de alto, grandes dimensiones pero con un aire más deportivo que el actual Q7, al que gana en dinamismo, tanto estético como sobre el asfalto. En el punto de mira están el Porsche Cayenne, BMW X6 o Mercedes GLE Coupé.
 
Uno de los aspectos más destacados del diseño está en el frontal con la parrilla Singleframe de diseño octogonal, la nueva cara de la familia Q a partir del lanzamiento de su modelo superior, muy ancha y en posición vertical, grandes entradas de aire y un spoiler frontal, elementos que imprimen un aire más agresivo al conjunto. También hay que destacar la línea del techo, que a partir del pilar central inicia una línea descendente hacia los pilares traseros, que van ligeramente inclinados y soportados por los ‘blister quattro’ sobre los pasos de ruedas, algo que ya vimos en el Q2 y que aporta un toque de color y dinamismo a la carrocería, con la posibilidad de personalización.
 
Espectaculares llantas de 22”, superficies tensas en la carrocería que transmiten sensación de potencia y el sistema de tracción quattro para llegar a lugares con el firme deslizante son algunas de las características de un coche pensado para rodar rápido por el asfalto pero que también podrá adentrarse en el campo gracias a una distancia libre al suelo de 254 milímetros, voladizos cortos y un sistema de control de descenso para bajar por fuertes pendientes. La dirección es más directa cuanto más se gira el volante y puede montar opcionalmente un eje trasero direccional que gira las ruedas posteriores 5 grados en dirección contraria a las delanteras para mejorar la agilidad.
 
En el terreno mecánico se anuncian motores con tecnología Mild-Hybrid (MHEV) basado en un sistema electrónico de 48 voltios que incorpora baterías de iones de litio y un alternador que se encarga de recuperar la energía de la frenada para utilizarla en fases de circulación por inercia con el motor desactivado y con el sistema start-stop, pudiendo entrar en funcionamiento a 22 km/h. En el lanzamiento habrá dos motores, el 50 TDI de 286 CV en diesel y el 55 TFSI en gasolina con 340 CV.
 
El amplio habitáculo –tiene una distancia entre ejes de 3 metros- está dominado por la simplicidad, eliminando muchos botones y dando paso a la era digital con dos pantallas táctiles –la superior de 10,1 pulgadas y la inferior de 8,6”- que se manejan desde el MMI touch response heredado del Audi A8 para controlar todas las funciones de navegación, climatización y entretenimiento de una forma rápida y fiable, porque al seleccionar una función con el dedo se escucha y se siente un ‘clic’ de confirmación, pudiendo utilizar también los comandos de voz para ciertas funciones. 
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium