Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

El segundo eléctrico de Audi

José A. Prados

3 abril 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

El e-tron Sportback tiene dos versiones, una con 313 CV y batería de 71 kWh y otra de 408 CV y 95 kWh, a la venta desde 75.340€.

Llega en un momento delicado para la sociedad actual, pero los planes de los fabricantes para el lanzamiento de nuevos modelos se inician con varios años de antelación y el segundo vehículo completamente eléctrico de Audi le ha tocado el inicio de la comercialización en plena crisis sanitaria, que esperemos pase pronto. Para curiosos e interesados avanzamos que su precio parte de 75.340 euros y que las primeras unidades llegan a los concesionarios esta primavera.
 
En Audi tienen muy claro que el futuro de la automoción pasa por la electrificación, y la incorporación de esta tecnología ha comenzado por la parte superior de la gama, primero con el Audi e-tron que ya hemos podido probar a fondo, y ahora con una versión más ‘deportiva’ que se diferencia en la caída del techo a partir del pilar central hacia atrás, con una silueta más coupé y mejoras en la autonomía para circular en modo eléctrico.
 
Las dimensiones se mantienen respecto al e-tron (4,90 metros de longitud y 1,93 metros de ancho), salvo en la altura, que es 13 milímetros menor (1,63 metros), e implica una reducción en la altura de las plazas traseras de 2 centímetros por la forma del techo, además de perder capacidad en el maletero trasero, que pasa de 600 a 555 litros, manteniendo los 60 litros del pequeño cofre delantero en el que se suelen guardar los cables de recarga, sumando en total 615 litros de espacio de almacenamiento.
 
Mejoras en la aerodinámica, ahora con un coeficiente Cx de tan solo 0,25, centradas en la forma coupé de la carrocería y una menor resistencia aerodinámica logran minimizar las turbulencias del aire en determinadas zonas, y eso se traduce en un menor consumo de energía. De este modo, en el ciclo de homologación WLTP puede recorrer hasta 446 kilómetros con una sola carga, unos diez kilómetros extra respecto al e-tron que abrió el mercado de vehículos eléctricos en Audi.
 
Para conseguir rebajar el rozamiento del aire al desplazarse, el Audi e-tron incorpora como elemento opcional los retrovisores virtuales que funcionan con una cámara exterior que envía las imágenes de lo que sucede alrededor del coche a unas pantallas OLED de alto contraste que van situadas en las puertas.
 
Otra innovación que podemos encontrar en el e-tron Sportback es el sistema de iluminación Matrix LED Digital (opcional), en el que la luz que emiten los diodos se divide en pequeños píxeles capaces de iluminar la carretera con gran precisión. Está basado en una tecnología denominada DMD (dispositivo de microespejo digital), que incluye un pequeño chip con un millón de microespejos, cuya longitud es de apenas unas centésimas de milímetro, que pueden inclinarse hasta 5.000 veces por segundo con la ayuda de campos electrostáticos, dirigiendo las lentes hacia la parte deseada y enmascarando áreas del haz de luz para no molestar a otros vehículos que circulan de frente.
 
En cuanto a la mecánica, hay dos versiones, el Audi e-tron Sporback 50 quattro con un motor de 313 CV de potencia máxima y una batería de 71 kWh (desde 75.340 euros) que permite recorrer hasta 446 kilómetros y el e-tron Sportback 55 quattro que lleva un motor de 408 CV de potencia máxima y unas baterías de 95 kW (desde 87.080 euros) para recorrer hasta 347 kilómetros con una carga completa, según el ciclo de homologación WLTP.
 
La carga de las baterías se puede realizar en postes de corriente contínua (CC) de hasta 150 kW (120 kW en el e-tron Sportback 50), donde en poco más de media hora se alcanza el 80% de la capacidad. En estaciones públicas de corriente alterna (CA) se realiza la carga con un cable estándar (Modo 3) a 11 kW de potencia, con la posibilidad de instalar un segundo dispositivo opcional para cargar hasta 22 kW. La incorporación de Audi al servicio de carga europeo proporcionará acceso a más de 140.000 puntos de recarga pública en 24 países, aunque en España está teniendo muchas dificultades la instalación de puntos.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium