Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

The Muraka

José A. Prados

14 noviembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El primer hotel submarino del mundo está situado en las Maldivas y pasar una noche bajo el océano puede costar 50.000 dólares.

Muros de cristal separan el Océano Índico del las estancias del lujoso complejo Hilton’s Conrad Maldives que acaba de abrir sus puertas a un público que busca nuevas experiencias, como dormir rodeado de la fauna marina a una profundidad de 16 pies y con todas las comodidades de una de las mejores cadenas hoteleras del mundo.
 
The Muraka, que en la lengua local Dhiverhi significa coral, forma parte del complejo hotelero, al que se conecta mediante una larga pasarela que hace las funciones de embarcadero, un ambicioso proyecto en el que se han invertido 15 millones de dólares y que en parte justifica el precio que pagará el cliente por cada noche, unos 50.000 dólares más impuestos. A cambio, podrá tener una experiencia única en una villa de dos plantas en la que además de un cómodo descanso y un magnífico servicio de restauración, los clientes tendrán las mejores vistas sobre el mar y bajo sus aguas.
 
El lugar en el que muchos viajeros pueden hacer realidad sus sueños se encuentra en la isla de Rangali (Maldivas), una habitación submarina en el complejo turístico Conrad Maldives Rangali Island. Es una villa de dos plantas con una superficie de 58 metros cuadrados. En la planta superior está el salón y una habitación doble con terraza que tiene unas maravillosas vistas al mar y unas increíbles puestas de sol, y en la planta inferior, a cinco metros de profundidad, hay dos habitaciones con paredes de cristal a las que se accede por una escalera de caracol, además de dos baños.
 
Lo mejor de esta villa sumergida es que a través de sus muros de cristal se puede contemplar el arrecife de coral, con toda su fauna marina, incluidos algunos tiburones que nadan tranquilamente en esos bellos fondos marinos. La estancia cuenta con todas las comodidades para acoger un máximo de nueve invitados, que pueden tener a su servicio hasta cuatro mayordomos para complacer todos los caprichos que puedan tener. Las instalaciones se completan con un gimnasio, spa y hasta un preparador físico.
 
La estructura de la villa está preparada para soportar la presión del agua y también la fuerza del viento y de las olas en un temporal. Su estructura pesa 600 toneladas y fue realizada en Singapur, desde donde se trasladó a Maldivas en un barco especial que la depositó sobre diez pilares de cemento que hacen de base y con todos los cuidados necesarios para que el medio ambiente marino no sufriera ningún daño.
 
Junto a The Muraka se encuentra uno de los hoteles más innovadores de la zona, el resort Hilton’s Conrad Maldives, que en su día fue el primero en ofrecer a sus clientes villas situadas sobre el mar, así como el primer restaurante submarino. El acceso a The Muraka puede realizarse en hidroavión, en barco o a través de la pasarela que conecta con el resort. En la zona se pueden realizar todo tipo de actividades náuticas, buceo, pesca y disfrutar de un masaje o la mejor cocina local. Más información en http://www.conradmaldives.com/stay/the-muraka/

Leer revistas
Revista nº 94 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium