Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Skoda Kamiq

VidaPremium

10 septiembre 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Es el tercer SUV de la firma checa, un vehículo de 4,24 metros que resulta equilibrado por estética, calidad, comportamiento y precio.

Tal como demanda el mercado, una gran parte de los lanzamientos que preparan los fabricantes de automóviles para los próximos años serán los conocidos como SUV, esa mezcla de todoterreno y vehículo familiar que tanto gusta a los conductores europeos. En Skoda, una marca con gran tradición en modelos de tracción total, ya contaban en su gama con el Kodiaq (4,69 metros) y el Karoq (4,38 metros), pero faltaba un modelo más pequeño para competir con modelos como el Renault Captur, Kia Stonic o SEAT Arona.
 
Las ventas en Europa de la marca checa van viento en popa, con un crecimiento acumulado a lo largo de 2019 del 2%, que en el caso de España es un punto superior, a pesar de la caída que experimenta nuestro mercado. Y las cosas pintan muy bien para Skoda a la vista de sus próximos lanzamientos, entre los que destacan el primer modelo completamente eléctrico (Citigo iV) con una autonomía de 265 kilómetros, el VISION E 100% eléctrico que se espera para 2020, los recién actualizados Superb y Superb Combi, o el nuevo Octavia.
 
La respuesta de Skoda al único segmento que sigue creciendo –ya acumula más de un 20% de las ventas totales en nuestro mercado- no ha tardado en llegar con el Kamiq, que con 4,24 metros de longitud viene dispuesto a llevarse una parte del pastel que ya se reparten hasta 20 modelos de este tipo. Para ello cuenta con sólidos argumentos de una marca que ha sabido hacer bien los deberes en estos últimos años en materia de diseño y calidad, dando a sus nuevos modelos un aire de familia y un ADN propio con detalles prácticos que se apoyan en la tecnología del grupo Volkswagen, al que pertenecen
 
Para probar el nuevo Kamiq nos hemos desplazado hasta la región francesa de Alsacia, en pleno centro de Europa, donde Skoda puso a nuestra disposición la gama casi al completo –a excepción del 1.5 TSI de 150 CV-, con distintos recorridos que transcurrían por carreteras de lo más diverso, algunas de ellas con muchas curvas y fuertes desniveles en donde el coche ha mostrado una buena respuesta.
 
La estética ha variado ligeramente en el Kamiq respecto a los otros dos SUV de la familia, presentando un frontal más moderno y dinámico en el que las luces van situadas en posición elevada y muy son algo más estrechas, con sistema LED para la iluminación diurna, así como una parrilla negra doble que aporta un aire de familia con un toque diferenciador.
 
Al tener una distancia entre ejes de 2.650 milímetros, el espacio interior que se ha logrado es bastante amplio, haciendo posible que en los asientos traseros puedan viajar con comodidad dos adultos de hasta 1,85 metros de altura, mientras que la plaza central trasera es algo estrecha, como sucede en todos sus rivales. La capacidad del maletero no está nada mal, pues hasta la bandeja son 400 litros, pudiendo ampliar el espacio de carga hasta 1.395 litros abatiendo los asientos traseros.
 
El salpicadero lo hereda del último lanzamiento de la marca, el Skoda Scala, con un diseño limpio y acertado en el que todos los mandos se encuentran en su sitio, y puede llevar hasta el Virtual Cookpit de 10,2 pulgadas (de serie en algunas versiones), concentrando la información del sistema multimedia en una pantalla flotante en el centro del salpicadero que puede tener diferentes tamaños dependiendo del acabado.
 
La conectividad también es uno de los puntos fuertes del Kamiq, que cuenta con Android Auto y Apple Carplay, y hasta un asistente llamado Laura Digital Assistant al que se puede pedir que ejecute diversas acciones por voz, sin necesidad de pulsar ningún botón, sólo con el comando ‘Ok Laura’ para buscar un destino en el navegador, un lugar para comer o saber el tiempo que va a hacer en la ruta.
 
Uno de los aspectos que más nos llama la atención de cada lanzamiento de Skoda es la cantidad de soluciones prácticas que engloban dentro del programa Simple Clever. En el Kamiq podemos encontrar un paraguas alojado en la puerta, papeleras en los bolsillos laterales de las puertas, redes y sistemas de sujeción para el maletero, un protector de goma que se despliega automáticamente en el marco de la puerta cuando la abrimos y que impide daños con el coche que está aparcado o una pared y otras muchas soluciones inteligentes, algunas de serie y otras opcionales a muy bajo precio.
 
La gama mecánica del Kamiq va desde 95 a 150 CV en gasolina y diesel, todos con la tecnología más avanzada del grupo Volkswagen. Los tres motores de gasolina (1.0 TSI de 95 CV manual de 5 velocidades, 1.0 TSI de 115 CV manual de 6 velocidades o DSG6 y 1.5 TSI de 150 CV M6/DSG6) consumen realmente poco y que apenas se percibe que tienen una estructura de tres cilindros con sistema de parada/arranque bastante efectivo. En diesel la única opción para quien realice muchos kilómetros al año es el 1.6 TDI de 115 CV, que está disponible tanto con cambio manual de seis velocidades como en DSG de 6 marchas.
 
Al volante del Kamiq nos sorprende lo bien insonorizado que está para el tamaño que tiene y el buen comportamiento dinámico, incluso en carreteras viradas, gracias a que la posición de conducción no es muy alta, transmitiendo bastante confianza. La gama de motores es bastante racional para la mayoría de los conductores, y todos son tracción delantera, porque en un coche de este segmento las ventas 4x4 son mínimas.
 
El precio de venta del Skoda Kamiq parte de 14.900 euros en la versión básica de gasolina (1.0 TSI Active), que ya incluye un completo equipamiento con llantas de aleación, sistema de seguridad y conectividad. El salto al siguiente acabado (Ambition) supone 1.250 euros, mientras que para pasar a Style/Sport hay que abonar 1.500 euros. El modelo más caro, con descuentos promocionales aplicados, sale por 22.900 euros.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium