Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Skoda gama 4x4

José A. Prados

2 junio 2016

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Hasta siete modelos equipados con sistema de tracción total con embrague Haldex que añade un plus de seguridad en los viajes.

La marca automovilística checa vive uno de los mejores momentos a lo largo de sus 120 años de historia, con dos ejercicios seguidos en los que se han superado el millón de unidades comercializadas en todo el mundo y con un interesante futuro en el que los SUV serán protagonistas para atender a la demanda del mercado. Hace un mes Skoda avanzaba que su nuevo modelo todocamino de 4,70 metros se llamará Kodiaq, a la venta a principios de 2017, al que seguirá otro modelo más pequeño como sustituto del actual Yeti, una estrategia en la que el sistema de tracción 4x4 tendrá un papel muy importante.

La gama Skoda ha cambiado de forma radical en los últimos años, con un punto de inflexión que podemos situar en el año 1996 cuando llegò la primera generación del Skoda Octavia, un vehículo que en 2015 lanzó su tercera generación Octavia con un diseño renovado, pero ofreciendo la misma relación calidad/precio/espacio. Este modelo fue el primero en equipar un sistema de tracción 4x4 en 1999 con embrague Haldex producido en serie, ya que en los años 40 se hicieron series cortas dedicadas a uso militar.

El pasado año se matricularon más de 70.000 vehículos Skoda equipados con tracción 4x4 (el 17% de la cifra total de ventas), un sistema que cada vez tiene más adeptos entre los conductores que saben valorar las ventajas de seguridad que proporciona y en la actualidad la marca cuenta con un total de siete modelos que pueden montarlo. Y nos hemos desplazado hasta la isla de Gran Canaria para probar por todo tipo de terrenos la gama 4x4 de Skoda, en la que se incluyen turismos, vehículos familiares, SUV como el Yeti y el polivalente Skoda Scout, convirtiéndose en el segundo fabricante generalista con mayor oferta de vehículos 4x4, por detrás de Volkswagen.

El sistema de tracción 4x4 que emplea Skoda es común a los modelos del grupo Volkswagen, con un embrague Haldex multidisco controlado electrónicamente que es capaz de detectar en décimas de segundo cuándo una rueda patina, acoplando los discos para mandar par al eje trasero, e incluso a la rueda con mayor agarre si se da la circunstancia. En condiciones normales, con terreno seco, el coche se comporta como un tracción delantera, y en caso de necesidad, una rueda puede llegar a tener el 85% del par con el que puede salir de una situación complicada. Es de gran utilidad a la hora de circular fuera del asfalto por caminos o pistas embarradas, con arena o piedras sueltas, pero también con el firme resbaladizo por agua, hielo o nieve.
La oferta de Skoda con esta tecnología es muy amplia, desde el SUV compacto Yeti a la gran berlina Superb, pasando por un Octavia en carrocería berlina o Combi y el Scout para quienes disfrutan de los deportes al aire libre y quieren un coche con el que no se quedarán nunca tirados por problemas de tracción, además de tener la ventaja de poder circular fuera del asfalto con su mayor altura libre al suelo.

El Yeti se puede adquirir con tracción 4x4 desde 20.700 euros y está disponible con tres motorizaciones –TDI de 110 y 150 CV y TSI de 150 CV-, pudiendo combinarse con una caja de cambios de doble embrague DSG que actúa de forma muy eficaz junto al sistema de tracción 4x4 para gestionar la potencia del motor y poder salir airoso de situaciones complicadas con total comodidad para el conductor. El acabado más deportivo y atractivo es, sin duda, el Yeti Montecarlo, que combinado con el sistema de tracción 4x4 ofrece un comportamiento muy eficaz en todo tipo de terrenos. Se identifica por las llantas negras, los logos en el lateral de la carrocería y algunos detalles como la tapicería y el techo y las carcasas de los retrovisores en negro.

Durante una parte de la jornada de pruebas en carreteras muy variadas de Gran Canaria hemos podido conducir el Skoda Scout (desde 23.000 euros), en este caso con el motor 2.0 TDI de 150 CV y cambio manual de 6 velocidades, aunque hubiera preferido un cambio DSG por la zona de curvas con lluvia y niebla que transcurría la ruta. El comportamiento es ejemplar, con un confort muy alto en autovía a velocidades legales y gran sensación de seguridad a la hora de transitar por carreteras de curvas cerradas, donde el sistema de tracción total realiza un impecable trabajo. Al salir del asfalto es cuando el Scout demuestra sus cualidades camperas, superando sin dificultad caminos con grandes grietas, piedras sueltas y barrizales. La única limitación la ponen los neumáticos, que al ser de carretera no tienen el mejor agarre, y el perfil de los mismos, que nos obliga a circular con precaución para no sufrir un pinchazo. A final de este año se ofrecerá también con motor 1.6 TDI de 110 CV y en gasolina se puede adquirir con el 1.8 TSI de 180 CV, para quienes no son partidarios del diesel.

La segunda parte de la ruta hemos cambiado de coche y elegimos un Superb en carrocería de 5 puertas para viajar ‘como señores’ por las preciosas carreteras y barrancos del interior de la isla de Gran Canaria. Una delicia enlazar curva tras curva a los mandos de un coche que nada tiene que envidiar a las grandes berlinas alemanas, y que ofrece soluciones prácticas por un precio muy equilibrado. En caso de montar el sistema de tracción 4x4 hay un Superb desde 27.800 euros, con un gran espacio en las plazas traseras y uno de los maleteros más grandes de su categoría.

Otra opción es el Octavia RS con sistema de tracción 4x4 que se combina con el motor 2.0 TDI de 184 CV y el cambio DSG de doble embrague, a partir de 28.400 euros, un coche pensado en quienes buscan un perfil más deportivo para sus desplazamientos y que permite sentir la conduccón más intensa en sensaciones sin penalizar en los consumos.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium