Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Peugeot 208 1.5 BlueHDi 100 CV

Miguel Quintana

27 noviembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Las mecánicas de gasóleo siguen interesando, como lo prueba este moderno y eficaz motor diesel, a la venta desde 18.200 euros.

Sobre una carrocería de 4,05 metros de longitud que destila buen gusto, de aspecto fresco y juvenil, la variante diesel BlueHDI del nuevo Peugeot 208 tiene el mismo diseño exterior e interior que las ediciones con motor de gasolina PureTech que ya analizamos en otras ocasiones.  
 
Ligeramente más ancho y bajo que el anterior 208, que databa de 2015, el nuevo modelo presenta unas proporciones equilibradas, gran parrilla frontal presidida por el logotipo del león, faros resaltados por luces diurnas LED y pilotos traseros con tres líneas rojas luminosas, como representando las garras de un león.
 
Llama la atención su diseño interior, con un puesto de conducción atípico y un pequeño volante que permite ver el cuadro de instrumentos por encima y llevar los brazos en una posición más baja de lo habitual. Hay que acostumbrarse, pero a nosotros nos gusta. El cuadro de instrumentos es digital, con la información presentada en dos niveles y los indicadores importantes proyectados en primer plano a modo de holograma, además de diferentes vistas a elección del conductor; solución muy efectista pero lenta al cambiar entre los modos de visualización y poco precisa mostrando las cifras.
 
El atractivo y moderno habitáculo trasmite buena impresión, con plásticos blandos, salpicadero estilo carbono, huecos abundantes y una pantalla táctil central (de 5,7 o 10 pulgadas según acabados) que controla los sistemas de audio y entretenimiento. Su manejo parece algo complicado al principio, pero es fácil de dominar con la ayuda de unos botones a modo de teclas que sirven como accesos directos a funciones, tales como la climatización, y evitan tener que navegar entre diferentes pantallas.
 
Los asientos delanteros, de tapizado textil y lateral reforzado, sujetan bien en las curvas. Detrás, el acceso no es cómodo por el escaso tamaño de las puertas, pero dos ocupantes adultos tienen espacio suficiente para las piernas y hombros; un tercero irá apretado, como en todos los coches de este tamaño. El maletero es generoso y bien aprovechable gracias a su forma cuadrada. Cubica 309 litros de capacidad.
 
El chasis del nuevo 208 aporta una dinámica superior, de andar silencioso, seguro y fácil de manejar, con agilidad más que suficiente para callejear sin problemas apoyado en la suavidad de su pequeño volante y mayor aplomo del eje trasero, evitando en buena medida ciertas alegrías del anterior 208, si el firme no era excelente.
 
Su peso es algo elevado para su tamaño (1.201 kg). Quizás esto, junto al aumento de la distancia entre ejes, sea responsable de que se le note más asentado sobre la carretera, con reacciones neutras, buen agarre a velocidad elevada y una firme suspensión que, además, no resulta incómoda. Gustará a la gran mayoría de usuarios del modelo.  
 
Se nota la apuesta del Peugeot por el confort. La versión que probamos, única variante diesel de la gama, es algo más ruidosa que las tres motorizaciones restantes de gasolina (de 75, 1000 y 130 CV), pero sólo ligeramente, pues el ruido mecánico está muy atenuado.
 
Homologa un consumo de 4,0 litros cada 100 km en ciclo WLTP. Nuestro gasto de combustible a lo largo de la prueba ha sido de 5,1 l/100km reales, una cifra que aún puede reducirse seleccionado el modo de conducción “Eco” entre los tres disponibles (“Sport”, “Normal” y “Eco”). En ciudad, el eficaz y silencioso sistema Stop/Start, desarrollado por el grupo PSA, detiene el motor incluso antes de detenerse ante un semáforo, y lo vuelve a arrancar con una suavidad inaudita, lo que contribuye a rebajar el consumo.
 
Los 100 CV de su motor diesel BlueHDI permiten altos ritmos de crucero y brillantes aceleraciones en cualquier circunstancia. Sorprende su capacidad de aceleración gracias al turbo, pues los 250 Nm de par máximo se logran a 1.750 rpm, poco más del régimen de ralentí, dando la sensación de llevar más caballos bajo el capó.
 
El cambio de marchas es manual de 6 relaciones. Aunque el recorrido de palanca es algo largo, el tacto es suave y agradable, insertando las marchas con precisión y rapidez, sin nada que reprochar. El cambio automático sólo está disponible para la variante con motor de gasolina PureTech de 130 CV.
 
Cuatro son las versiones disponibles para esta versión BlueHDI: Active (18.200 €), Business Line (18.700 €), Allure (20.100 €) y GT Line (21.850 €).
Para nosotros, el acabado Allure es el más equilibrado en su relación equipamiento/precio, pues dispone de un completo acabado de serie con Alerta de colisión, Frenada de emergencia con reconocimiento de peatones, Asistente de mantenimiento de carril, Detector de fatiga, Reconocimiento de señales de tráfico, Control de crucero con limitador, Selector de modos de conducción, Faros halógenos, luces LED diurnas, Sensores de aparcamiento traseros, retrovisores de plegado eléctrico, Arranque por botón, Salpicadero en estilo carbono, Instrumentación digital, Pantalla táctil de 7,0 pulgadas con función Mirror Screen para Apple y Android, Cuatro tomas USB  Alerón de techo, Llantas de 16 pulgadas…
 
Se pueden adquirir algunas opciones interesantes, como Techo panorámico (1.000 €), Pantalla táctil de 10,0 pulgadas con navegador (600 €), Control de crucero adaptativo (500 €), Apertura de puerta manos libres (300 €), Cámara trasera (200 €)…
 
Además del bajo consumo y buenas prestaciones de su motor diesel, la calidad general y buenos detalles de acabado ayudan a decidirse por este atractivo utilitario de competitivo precio.
 
FICHA TÉCNICA
Peugeot 208 1.5 BlueHDI 100 CV Allure
DIMENSIONES
Longitud: 4,055 metros
Anchura: 1,745 metros
Altura: 1,430 metros
Batalla: 2,540 metros
Peso: 1.201 kilos
Maletero: 309 litros

MOTOR
Tipo: diesel, turboalimentado
Posición: delantero transversal
Número de cilindros: 4
Cilindrada: 1.499 cc
Potencia: 100 CV a 3.500 rpm
Par máximo: 250 Nm a 1.750 rpm
Cambio: manual, 6 vel
Tracción: delantera

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 188 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,4 segundos
Consumo medio WLTP: 4,0 litros
Emisiones CO2: 105 g/km

Precio: 20.100 euros
 
J.Miguel Quintanawww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium