Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Mercedes-Benz Clase A

José A. Prados

21 mayo 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Ahora mide 4,42 metros, mejora la habitabilidad y estrena un sistema de información con dos pantallas e inteligencia artificial.

Nació en el año 1997 en formato monovolumen, una carrocería que mantuvo durante dos generaciones hasta que en 2012 se convirtió en un modelo compacto del segmento C con carrocería de cinco puertas. La tercera generación del Clase A supuso un momento decisivo para Mercedes-Benz al presentar un modelo revolucionario que supuso un cambio importante para la marca y que significó la llegada de nuevos clientes, todo ello acompañado con una potente campaña publicitaria bajo el lema ‘Algo está pasando en Mercedes’.
 
El éxito de los modelos compactos de la marca de la estrella ha sido importante, alcanzando la cifra de 6 millones de unidades vendidas del Clase A, GLA, CLA y Clase C, una situación que también se da en el mercado español. Y ahora, con la llegada del nuevo Clase A, Mercedes da otro salto importante, esta vez en lo relacionado con la tecnología y conectividad a bordo, utilizando sistemas que ya no son exclusivos de las grandes berlinas.
 
Los cambios en el aspecto exterior del Clase A no son muy importantes, aunque también los hay. El frontal hereda la estética del CLS y crece ligeramente en longitud hasta alcanzar los 4,42 metros y aumenta 30 milímetros la batalla, mejorando el espacio interior para los ocupantes de las plazas traseras, que tienen más sitio en hombros y codos, además de incrementar la superficie de carga del maletero en 29 litros (ahora son 360 litros), con una boca de acceso de mayor tamaño y espacio más aprovechable.
 
El trabajo en el diseño de la carrocería también ha permitido mejorar la visibilidad del conductor desde todos los ángulos, un dato que se traduce en una mayor seguridad al circular por carretera y en recorridos urbanos. Si a esto sumamos los numerosos avances que se han incorporado en el equipamiento de serie, como la llamada de emergencia en caso de accidente, la cámara de visión trasera, los faros Full LED, el sistema de alerta de cambio involuntario de carril o el sistema de frenado activo que reconoce peatones o ciclistas, llegando a frenar el coche si el conductor no interviene para evitar un accidente, estamos ante uno de los coches más seguros del segmento.
 
Llama la atención que únicamente esté disponible con dos motorizaciones en el momento del lanzamiento, una de gasolina A 200 y otra diesel A 180d que lleva turbo de geometría variable con una potencia de 116 CV, aunque para el próximo otoño ya se anuncia un A 250 con motor 2.0 turbo de 224 CV y sistema de tracción total 4Matic y no faltará una versión AMG de altas prestaciones.
 
El motor de gasolina A 200 con el que hemos realizado la toma de contacto es el modelo de acceso a la gama, desde 31.400 euros con cambio manual de seis velocidades, y con una transmisión de doble embrague de 7 velocidades opcional. Recibe la denominación interna M 282 y es un bloque de cuatro cilindros en línea de 1.4 litros con turbo que entrega una potencia de 163 CV a 5.500 rpm. El consumo medio homologado es de 5,5 litros y las emisiones de CO2 de 125 g/km, una cifra que se puede acercar bastante a la realidad en una conducción suave –durante nuestra prueba, por carreteras nacionales y algo de autovía, a ritmo alegre, hemos dejado el consumo en 7.0 litros-.
 
Respecto a su antecesor, este motor entrega un 11% más de potencia gracias a una nueva culata en forma de delta, sistema de desconexión de cilindros –una tecnología usada por primera vez en un motor de cuatro cilindros Mercedes-Benz que a punta de gas desconecta dos cilindros-, inyección directa en el centro del cilindro y filtro de partículas que reduce las emisiones contaminantes. El resultado es muy bueno, porque es un motor que tiene buenas prestaciones -225 km/h de velocidad punta y aceleración de 0 a 100 en 8,5 segundos- y el comportamiento es bastante efectico porque sube de vueltas con facilidad y no es nada ruidoso. Nuestra unidad llevaba el cambio de doble embrague con 7 velocidades y levas en el volante, una delicia por rapidez y efectividad a la hora de cambiar de marcha.
 
Donde ha mejorado de forma notable el nuevo Clase A es en el interior, muy bien resuelto, moderno y con unos acabados impecables. Todo resulta muy intuitivo de manejar y lo que más llama la atención son las dos pantallas digitales a color de 10,2” que lleva en el salpicadero. El cuadro de mandos analógico desaparece y da paso a una pantalla que es de 7” en el equipamiento de serie y de 10,2” opcional, al igual que la de el sistema multimedia, las dos flotantes y en una posición bastante protegida de los reflejos por el sol.
 
En la pantalla derecha encontramos el sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que incorpora lo más avanzado en materia de conectividad y con unos gráficos que llaman la atención por su calidad, ya que emplean procesadores habituales en el sector de videojuegos. Pensado para facilitar la vida al usuario, este sistema se basa en la inteligencia artificial y se puede manejar desde un mando llamado Touch Pad situado junto a la palanca del cambio, como si fuera el ratón de un portátil, y recibiendo confirmaciones para un manejo más fácil. Existen tres estilos para el diseño de la información que aparece en las pantallas (Clásico, Deportivo y Discreto) y hasta 8 perfiles de usuario, de manera que cada conductor puede fijar sus preferencias, con la posibilidad de configurarlo desde el móvil.
 
También hemos tenido ocasión de probar el asistente ‘Hey Mercedes’, que mediante reconocimiento de voz permite realizar ciertas funcionas o acceder a información. Es similar al que tienen los teléfonos móviles y funciona realmente bien porque reconoce el lenguaje natural, admitiendo muchas expresiones (‘buscar gasolinera’ o ‘tengo frio’ para subir la temperatura del climatizador) y lenguaje indirecto (tengo hambre), de manera que es el copiloto definitivo para los viajes y en la jungla urbana. Puedes pedir que busque un aparcamiento cercano, saber el tiempo que hará en el lugar de destino o cuáles son las mejores hamburgueserías de la zona. Toda la información está almacenada en la Nube, pero también funciona sin conexión a internet de una forma más limitada. Además, puede anticiparse en ciertos casos cuando va conociendo los hábitos del usuario.
 
Y, por último, la seguridad. Incorpora avanzados sistemas como la alerta por cambio involuntario de carril que avisa si el vehículo está a punto de abandonar su carril, llegando incluso a corregir la trayectoria con un pequeño golpe de freno en las ruedas interiores del giro, algo que sorprende la primera vez que sucede, porque notas la frenada de forma evidente, me imagino que será cuestión de acostumbrarse. También monta el sistema de frenada de emergencia ante una posible colisión o atropello, reconociendo peatones, ciclistas y animales, o el vehículo que nos precede.
 
Los precios del nuevo Clase A parten de 31.400 euros en la versión A 200 gasolina de 163 CV con cambio manual de 6 velocidades y desde 32.700 euros el A 180d en diesel con motor de 116 CV y cambio automático de 7 velocidades 7G-DCT. El paquete AMG Line, con elementos que aportan una imagen más deportiva en el interior y el exterior tiene un precio de 1.222 euros y la tapicería de cuero AMG 1.530 euros. El cambio 7G-DCT se puede añadir al A 200 por 2.171 euros.
 
Ficha técnica
Mercedes A 200
Dimensiones
Longitud: 4.419 milímetros
Anchura: 1.796 milímetros
Altura: 1.440 milímetros
Batalla: 2.730 milímetros
Peso: 1.355 kg
Maletero: 360 litros
 
Motor
Tipo: gasolina, 4 cilindros en línea
Cilindrada: 1.332 cc
Potencia: 163 CV a 5.500 rpm
Par máximo: 250 Nm a 1.620 rpm
Tracción: delantera
Cambio: automático 7G-DCT
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 225 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 8,5 segundos
Consumo combinado: 5,5 litros
Emisiones CO2: 125 g/km
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium