Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

LG G8X ThinQ

Carlos Prados

12 noviembre 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El segundo dispositivo de la marca con doble pantalla de 6,4" ya está a la venta por 949 euros enfocado a la productividad.

Hemos estado en la presentación del G8X, la apuesta de LG para la nueva moda de los teléfonos plegables, en un evento que parecía más enfocado a conocer al futbolista Álvaro Morata y su mujer Alice Campello que en mostrar el nuevo terminal de la marca, pero son las paradojas una sociedad que confía en los ‘influencers’ para recomendarnos la compra de un producto, un móvil de alta gama en este caso.
 
El principal atractivo del LG G8X ThinQ es una funda que incorpora dos pantallas, una idéntica a la pantalla principal y otra de 2,1” que nos muestra la hora y las notificaciones cuando el dispositivo está cerrado. Y cuando decimos que la pantalla es idéntica es porque muy a nuestro pesar, también incluye el mismo notch en forma de gota que contiene la cámara frontal de 32MP.
 
Ambas pantallas son OLED FullHD (403 ppi) de 6,4 pulgadas con buena nitidez y ángulos de visión. Además la bisagra permite girar la pantalla 360º y es bastante estable en cualquier posición. La parte trasera acabada en cristal recuerda al sobrio diseño al que estábamos acostumbrados hace un par de años, cuando los modelos más ambiciosos apostaban por la doble cámara. El lector de huellas está integrado bajo la pantalla principal.
 
En cuanto a las especificaciones, el terminal cuenta con el Snapdragon 855, algo que no nos extraña porque lleva un buen tiempo en desarrollo, 6 Gb de RAM, 128 GB de almacenamiento ampliables hasta 2 TB, Bluetooth 5.0 y NFC. La batería de 4000 mAh no parece suficiente sobre el papel, teniendo en cuenta que tiene que dar vida a dos pantallas, sin embargo, desde LG aseguran que aguanta un día y medio usando únicamente una pantalla y un 20% menos con las dos. También aseguran una duración de 4-5 horas de pantalla, algo que no está nada mal.
 
El terminal sale a la venta con Android 9 Pie, pero se actualizará en breve. En el apartado fotográfico encontramos dos cámaras de 12 y 13 MP, la segunda de ellas con gran angular de 136º (gracias LG). La cámara frontal es de 32 MP. Además incluye resistencia al agua y al polvo, y certificación militar de resistencia MIL-STD 810G y altavoces estéreo.
 
Pero vamos a lo importante, todo lo que podemos hacer con esas dos pantallas. El teléfono está enfocado hacia la productividad, ya que permite realizar hasta 3 tareas a la vez, dos en la pantalla principal como siempre y una tercera en la pantalla auxiliar. Podremos por ejemplo abrir el correo y el traductor a la vez, ver un vídeo mientras escribimos por Whatsapp, usar dos cuentas de Whatsapp a la vez si tenemos dos tarjetas SIM o hacer una captura de pantalla y compartirla al momento en la segunda pantalla. En el navegador, podremos usar el dispositivo en horizontal para ver el contenido en las dos pantallas a la vez.
 
En cualquier caso, lo que más nos ha llamado la atención es la posibilidad de utilizar la segunda pantalla a modo de mando para jugar. Esto realmente podría revolucionar la experiencia jugable en el sector móvil, ya que incluye varias disposiciones predeterminadas, como joysticks o un volante, y la posibilidad de mapear los botones a tu gusto. Nos encontramos varios problemas de software, pero es algo que puede arreglarse fácilmente.

El terminal de LG es una buena alternativa a la competencia por un precio de 949€ y sienta las bases de todo lo que se podrá hacer en un futuro con los teléfonos plegables, sin embargo, no es un terminal que vaya a revolucionar el mercado porque a la hora de la verdad, es incómodo de usar. No obstante, es menos pesado de lo que nos esperábamos. Si estás pensando hacerte con uno, ya está disponible desde el día 7 de noviembre.
 
Carlos Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium