Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Kia Sportage

José A. Prados

28 octubre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Renovado en profundidad en estética, mecánicas y tecnología, ya está a la venta desde 18.855 euros y un novedoso sistema Mild Hybrid.

La cuarta generación (2016) del Kia Sportage poco tiene que ver con el modelo original que llegó al mercado en el año 1993, uno de los pioneros del segmento SUV, que ahora se ha convertido en la silueta de moda entre los conductores de todo el mundo. A lo largo de estos 25 años el Kia Sportage ha madurado en diseño, sobre todo desde la tercera generación (2010), pero también en tecnología, y para hacer frente a la nutrida competencia que hay actualmente en el segmento SUV compacto, con más de 35 modelos, la firma coreana renueva a conciencia su vehículo más vendido, con un 26% de las ventas, y lo hace más atractivo y tecnológico, introduciendo mecánicas mucho más eficientes que cumplen con la actual normativa de emisiones.
 
Ligeros cambios estéticos, sobre todo en el frontal, donde encontramos una parrilla renovada, faros LED de nuevo diseño y un paragolpes de aspecto más deportivo, y en la trasera, que incorpora un paragolpes que integra un difusor de aire grupos ópticos unidos mediante una delgada línea LED, sirven para actualizar una línea que sigue siendo vigente. También hay nuevo diseño de llantas de aleación, de 16, 17 y 19” según el acabado elegido, y hasta nueve colores de carrocería. El acabado GT Line (desde 25.705 euros) incorpora luces antiniebla LED con diseño de ‘cubito de hielo’, algunos detalles cromados, parrilla exclusiva, llantas de aleación de 19” y un faldón trasero con inserciones cromadas y doble salida de escape.
 
Pasemos al interior, donde también hay algunos cambios. El volante tiene un nuevo diseño, también se ha renovado el panel de instrumentos, la pantalla multifunción situada en el centro del salpicadero con 8” de tamaño y prácticamente sin bordes, además de un nuevo diseño para las salidas de ventilación. En conjunto resulta más agradable a la vista, todo está colocado en su sitio y se aprecia un salto de calidad en los materiales y ajustes, cada vez más cercano a los modelos del segmento Premium. En el GT Line incorpora un volante de piel perforado con la base plana, techo tapizado en negro, pedales de aluminio y asientos GT Line que ofrecen algo más de sujeción.
 
La novedad más importante desde el punto de vista mecánico es la incorporación del sistema Mild Hybrid al motor diesel 2.0 CRDI de 185 CV que se compone de una batería de iones de litio de 48 voltios situada bajo el suelo del maletero, en el hueco de la rueda de repuesto, un convertidor 48V DC/12V DC y un motor generador eléctrico de 12 kW. Su función es ayudar al motor de combustión al arrancar de forma más suave, tanto en frío como cuando el coche se detiene en un semáforo y entra en funcionamiento el sistema Stop & Start. En aceleraciones fuertes también es una buena ayuda al proporcionar par adicional y a velocidad de crucero permite desconectar el motor de combustión durante unos segundos. La batería de 48 voltios se carga con la energía que se produce en las frenadas y deceleraciones, con un ahorro en el consumo de combustible estimado del 7%, una cifra importante a la hora de echar cuentas. El consumo medio homologado de este modelo está en 5,3 litros para las versiones con cambio manual de 6 velocidades y en 5,8 litros con el nuevo cambio automático por variador continuo de 8 velocidades con levas en el volante. El precio del Sportage Mild Hybrid con sistema de tracción 4x4 parte de 34.341 euros en la versión manual y desde 36.441 euros con el cambio automático.
 
Como el mercado tiende a una mayor demanda de modelos de gasolina por la injusta ‘demonización’ que afecta a los eficientes motores diesel actuales, las mecánicas más demandadas serán 1.6 GDI de 132 CV, que queda algo escasa de potencia si se viaja cargado o se pretende realizar una conducción dinámica, y el 1.6 T-GDI de 177 CV que con 265 Nm de par y un consumo medio de 7,5 litros puede ser una opción bastante razonable para quienes no realicen muchos kilómetros al año. Quienes busquen un diesel pueden elegir entre el nuevo 1.6 CRDI –sustituye al anterior 1.7 CRDI- con dos niveles de potencia, 115 y 136 CV, cumpliendo la normativa de emisiones Euro6d Temp gracias a un sofisticado sistema de tratamiento de gases de escape que logra un consumo medio de combustible entre 4,9 y 5,2 litros, así como unas emisiones de CO2 de 129 g/km según el nuevo ciclo de homologación WLTC, mucho más exigente.
 
Otro punto en el que ha mejorado de forma notable en nuevo Sportage es en los sistemas de ayuda a la conducción, ya que incorpora la cámara de visión 360º que facilita enormemente las maniobras de aparcamiento al controlar el coche desde todos los ángulos, el Control de Crucero Adaptativo con función Stop & Go que permite circular por autovía a una velocidad predeterminada y manteniendo siempre la distancia de seguridad respecto al vehículo que nos precede, frenando en caso de que fuera necesario o el detector de fatiga del conductor .
 
En cuanto a conectividad, los usuarios pueden disfrutar de las ventajas de Apple CarPlay y Android Auto conectando su Smartphone mediante un cable para acceder a la música, teléfono manos libres o navegación en la pantalla del vehículo (de 7 y 8”), además de los servicios conectados Kia proporcionados por TomTom, el fabricante líder en esta tecnología, de manera que se puede conocer el tráfico en tiempo real, rutas alternativas y otros muchos más datos sobre el itinerario.
 
La gama se configura en cinco niveles de acabado –Concept, Drive, Emotion, GT Line Essential y GT Line Extreme-, combinados con los dos motores de gasolina de 132 y 177 CV y los tres diesel de 115, 136 y 185 CV. El Mild Hybrid lleva un acabado especial que es equivalente a un GT Line, con ciertos detalles exclusivos.
 
Los precios (con descuentos promocionales incluidos) del Kia Sportage parten de 18.855 euros en su versión básica -1.6 GDI de 132 CV Concept- hasta los 32.555 euros del modelo más caro en gasolina, el 1.6 T-GDI de 177 CV GT Line Extreme con tracción 4x4 y cambio de doble embrague DTC de siete velocidades. En diesel los precios parten de 21.090 euros en el 1.6 CRDI de 115 CV Concept, hasta los 36.441 euros que cuesta el 2.0 Mild Hybrid 184 CV 4x4 con cambio automático de 8 velocidades. Y no hay que olvidar que este modelo también incluye los 7 años de garantía que Kia lleva ofreciendo en su gama desde hace varios años, un nuevo argumento a favor del renovado Sportage.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 94 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium