Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

BMW M5 CS

José A. Prados

31 enero 2021

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El coche más potente de la división M será una edición limitada con motor V8 de 4.4 litros que rinde 635 CV y alcanza los 305 km/h.

La gama de modelos ultra deportivos CS fabricados por BMW M GmbH se amplía con una nueva versión en edición limitada que derrocha tanto lujo como prestaciones. Impulsado por un motor V8 de 4.4 litros con una potencia de 635 CV (467 kW), el BMW M5 CS se convierte en el coche más potente de la historia de BMW M y en uno de los más rápidos del mercado, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,4 segundos, estableciendo una velocidad máxima de 305 km/h.
 
Ha sido sometido a un riguroso compromiso con la ligereza en su diseño, de modo que ahorra unos 70 kilos respecto a la versión M5 Competition gracias a la utilización de materiales como el plástico reforzado con fibra de carbono (FCRP) en capó, faldón delantero, difusor trasero, cubierta del motor M Power y el conducto/silenciador de admisión, además de emplearse fibra de carbono expuesta en otras piezas. El chasis se ha adaptado al menor peso del coche y al superior rendimiento de los neumáticos Pirelli P Zero Corsa de circuito, con unas dimensiones de mixtas de 275/35 R20 en el eje delantero y 285/35 R20 en el trasero.
 
El motor de ocho cilindros en V es un alarde de tecnología, pues emplea inyección directa y dos turbocompresores para conseguir una potencia máxima de 635 CV (diez más que el M5 Competition) y 750 Nm entre 1800 y 5950 rpm, transmitiendo la potencia mediante una trasmisión M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic y un sofisticado sistema de tracción integral M xDrive, que también cuenta con el modo 2WD para ofrecer una conducción pura mediante propulsión trasera.
 
En el interior los cuatro pasajeros viajan en asientos que ofrecen una magnífica sujeción lateral, y en el caso de los asientos del conductor y acompañante son M Carbon con reposacabezas integrado y el logo M5 iluminado con el contorno del legendario circuito de Nürburgring, mientras que en las plazas traseras también se ha optado por asientos individuales. La tapicería de cuero Merino negro (de grano fino para los asientos delanteros) también cuenta con llamativos revestimientos en contraste y costuras decorativas en Mugello Red.
 
Al igual que sucede en otros coches de competición de BMW M, un pespunte de color rojo marca el punto central del volante, tapizado en M Alcantara y las levas del cambio situadas tras el volante son de fibra de carbono en tonalidad roja, contando los radios del volante con molduras en acabado Black Chrome.
 
En el exterior se reconoce por el atrevido color Gold Bronce que luce en el marco de la parrilla con los riñones del BMW M5 CS y las insignias M5 CS que aparecen en la parrilla, una tonalidad que también se utiliza en las branquias M de las aletas delanteras, el portón del maletero y las llantas M forjadas de 20” con radios en Y. La firma lumínica en forma de ‘L’ de los faros Laser de BMW se ilumina en amarillo en lugar de en blanco cuando se enciende la luz de cruce, la de carretera o bienvenida, lo que recuerda a los exitosos GT de competición.
 
El sistema de escape deportivo de acero inoxidable con cuatro tubos de escape reales y los frenos M carbono-cerámicos con pinzas en color rojo forman parte del equipamiento de serie, y opcionalmente se puede solicitar con pintas en acabado Gold. Además de la pintura metalizada Brands Hatch Grey que se muestra en las imágenes, también están disponibles los acabados de pintura mate BMW Individual Frozen Brands Hatch Grey metalizado y Frozen Deep Green metalizado.
 
La suma que hay que pagar por hacerse con un BMW M5 CS en edición limitada es de 207.300 euros en el mercado español, una cifra muy superior a los 151.000 euros que cuesta el M5 Competition.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium