Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Audi Q2, desde 25.950 euros

José A. Prados

6 julio 2016

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

A la venta en otoño con seis motores de 116 a 190 CV, una carrocería SUV muy atractiva, acabados Premium y tecnología puntera.

En el pasado Salón del Automóvil de Ginebra se presentó en primicia mundial el nuevo Audi Q2, un SUV de 4,19 metros de longitud que estará a la venta el próximo otoño con tres motores diesel y tres de gasolina, sistema de tracción integral quattro en las motorizaciones más potentes y un completo equipamiento de confort, conectividad y seguridad para incorporarse de lleno a la guerra de los SUV compactos.
 
De esta forma, a partir del próximo otoño, Audi contará en su gama con cuatro modelos –Q2, Q3, Q5 que se renovará por completo en 2017 y el nuevo Q7, a los que se añadirá un Q4 el próximo año- para llegar a un público más amplio y atender la demanda de este tipo de vehículos en todo el mundo, porque está claro que no se trata de una moda pasajera y todos los fabricantes quieren posicionarse bien.
 
Mide 4,19 metros de longitud, 1,79 metros de ancho, 1,51 metros de altura y tiene una batalla de 2,60 metros, con un maletero que con una capacidad básica de 405 litros que es de los más grandes de su segmento y además tiene la posibilidad de ampliarse hasta los 1.050 litros abatiendo los asientos traseros. En opción se puede pedir la apertura eléctrica del portón trasero.
 
Su aspecto es muy moderno y atractivo, empezando por un frontal que estrena parrilla Singleframe octogonal en posición muy alta, con amplias tomas de aire y unas formas muy trabajadas que crean una silueta original. La línea de cintura es alta, el techo tiene un aire de coupé en su línea descendente y en el pilar C lleva los denominados ‘blade’ que se pueden personalizar en colores que contrastan con el tono de la carrocería. En cuanto a la trasera, destacan los hombros anchos, un spoiler largo y un difusor en la parte inferior que le da bastante personalidad al conjunto, además de las luces LED.
 
El interior está bien resuelto, a la altura de lo que se espera en un Audi, con elementos que nos recuerdan a otros modelos del fabricante alemán. En el centro del salpicadero está la pantalla multifunción de 7” fija que se maneja con el mando MMI para controlar las funciones de audio y entretenimiento, y en los acabados superiores lleva una pantalla de 8,3”. Al igual que sucede en los últimos lanzamientos –A5 Coupé, Q7 y A4-, puede incorporar el Audi virtual cockpit, una pantalla de 12,3” que sustituye a los tradicionales relojes del cuadro de instrumentos y que se puede personalizar para ver los mapas de navegación que suministra Google Maps, datos del ordenador de viaje o lo que desee el conductor en cada momento, y también puede llevar el Head-up display que proyecta los datos necesarios para la conducción en una pantalla sobre el parabrisas.
 
Los asientos delanteros tienen una buena sujeción, con regulación lumbar eléctrica en algunos modelos, y en las plazas traseras podrán viajar cómodamente dos personas adultas y en caso de necesidad un niño en el centro, donde no dispone de mucho espacio para los pies por las dimensiones del túnel de la transmisión. La altura en las plazas traseras es buena a pesar de la línea descendente del techo y hay suficiente amplitud para las piernas al viajar en una posición elevada. El programa de elementos opcionales contempla molduras para el salpicadero en varias tonalidades y también molduras decorativas iluminadas con LED que crean un ambiente muy agradable.
 
Es un coche bastante ágil para moverse en el entorno urbano y cuenta con la ventaja de una dirección progresiva de relación variable que necesita únicamente dos vueltas completas de volante, lo que facilita las maniobras de aparcamiento y se muestra muy directa y rápida en carreteras de curvas. A esto hay que sumar una carrocería más baja de lo habitual (1,51 metros de altura total) y un centro de gravedad bajo que facilita la conducción, muy similar a la de un turismo. Está pensado para circular principalmente sobre el asfalto, con una altura libre al suelo de 150 milímetros que no dan para mucho en caminos y pistas forestales.
 
Las opciones mecánicas son seis, tres de gasolina y tres diesel, con potencias que van desde los 116 a los 190 CV. En gasolina el motor más novedoso es el 1.0 TFSI de 116 CV, un bloque de tres cilindros que resulta sorprendente por su excelente rendimiento y consumos bajos, siempre que el recorrido no sea muy ondulado y manejemos con suavidad el pedal del acelerador. Por encima se encuentra el 1.4 TFSI de 150 CV con tecnología de desconexión de cilindros COD, una buena alternativa al diesel, y como tope de gama el 2.0 TFSI de 190 CV que llegará a final de año.
 
En diesel son motores ya conocidos en el grupo Volkswagen, el eficiente 1.6 TDI de 116 CV que encajará bien para quien no tenga grandes pretensiones, y quienes deseen algo más de potencia y empuje tienen el 2.0 TDI de 150 y 190 CV. Los dos motores de 190 CV llevan cambio automático S tronic de doble embrague de serie y en el resto de las motorizaciones se puede solicitar como elemento opcional. La tracción total quattro está reservada a los motores más potentes, de serie en 2.0 TFSI de 190 CV y 2.0 TDI 190 CV y opcional en el 2.0 TDI 150 CV. El chasis adaptativo está disponible mediante el Audi drive select, que ofrece cinco modos de conducción –Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency o Individual-, así como la suspensión deportiva S-Line, que rebaja la altura de la carrocería 10 milímetros.
 
La seguridad es un apartado muy importante en el nuevo Q2, que puede incorporar elementos como el detector de ángulo muerto, control de crucero adaptativo (ACC) con asistente en atascos, detector de salida involuntaria de carril, asistente de aparcamiento y cámara de visión trasera. En cuanto a conectividad, puede equiparse con la tarjeta e-SIM asociada a los servicios Audi Connect que incluye mapas de navegación suministrados por Google y hasta la posibilidad de montar una red Wi-Fi para que se conecten los pasajeros.
 
A partir de mediados de julio se pueden hacer los pedidos en la red de concesionarios de Audi España y los precios parten de 25.950 euros para el motor de acceso en gasolina, el 1.0 TFSI de 116 CV y desde 26.400 euros en el diesel 1.6 TDI de 116 CV.
 
José A. Prados, Zurich (Suiza) – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium