Miércoles, 19 de junio de 2019
Novedades

Wempe Zeitmeister Ceramic

Wempe Zeitmeister Ceramic
Wempe Zeitmeister Ceramic

Un nuevo cronógrafo de la firma alemana realizado sobre una caja de cerámica negra de 44 milímetros y movimiento automático Valjoux 7753.
José A. Prados / Actualizado 6 abril 2019
A comienzos del siglo XX, los primeros pilotos siempre llevaban consigo relojes extremadamente precisos en las cabinas de sus aviones de doble cubierta para ayudarles a determinar su posición y la cantidad de combustible necesaria. Durante su expansión en los años 30 y los años de guerra posteriores, las Fuerzas Aéreas alemanas tuvieron la creciente necesidad de contar con relojes de observación para sus pilotos. Wempe, que gracias a sus cronómetros de barco poseía la experiencia en la construcción de relojes extremadamente precisos, fue una de las compañías encargadas de producir relojes de aviador con especificaciones precisas. Estos requerimientos incluían la tipografía de números luminosos sobre la esfera negra, marcas de línea y una caja de 55 mm de diámetro. El segundero central tenía que alojar un contrapeso y podía detenerse para que pudiera ser ajustado con precisión de acuerdo con la señal horaria. Otra característica importante era la corona de fácil agarre, que podía ser ajustada incluso si los pilotos llevaban guantes.
 
Los relojes de aviador que forman parte de la colección Zeitmeister desde 2010 están inspirados en la historia de Wempe. Su esfera oscura, la tipografía funcional y el índice triangular a las 12 horas, convierten a estos modelos en fácilmente reconocibles como relojes de aviador. Todos ellos están equipados con movimientos automáticos suizos con un mecanismo de ajuste fino especialmente diseñado por Wempe. El fondo atornillado exhibe un grabado en relieve del observatorio de Glashütte, lugar donde los relojes superan numerosas pruebas de cronometría.
 
El reloj Wempe Zeitmeister Ceramic Chronograph está realizado en una caja de cerámica negra mate de 44 milímetros de diámetro y el fondo va atornillado con un grabado en el que se representa el relieve del observatorio. Tiene un grosor de 16 milímetros y resiste sin perder el hermetismo hasta una profundidad de 50 metros.
 
En el interior lleva un movimiento cronógrafo automático Valjoux 7753 con parada del segundero, indicación de fecha y un sistema de oscilación que se mueve a una frecuencia de 28.800 alternancias/hora, con escape de áncora suizo y una reserva de marcha de 46 horas. Está certificado como cronómetro según la norma DIN 8319.
 
Ficha técnica
Caja: cerámica negra mate
Medida: 44 milímetros
Movimiento: automático cronógrafo Valjoux 7753
Funciones: hora, minutos, segundos, cronógrafo y fecha
Reserva de marcha: 46 horas
Cristal: zafiro antirreflejos
Esfera: negra
Índices: acero con revestimiento Super-LumiNova
Agujas: acero con revestimiento Super-LumiNova
Fondo: acero atornillado con gragado
Estanqueidad: hasta 50 metros
Brazalete: caucho con cierre desplegable en acero
Precio: 3.600 euros
Más información en www.wempe.com