Jueves, 17 de octubre de 2019
Noticias

El Audi e-tron entra en producción

El Audi e-tron entra en producción
El Audi e-tron entra en producción

La factoría de Bruselas ya está preparada para fabricar el primer modelo totalmente eléctrico de la marca, con una autonomía de 400 km.
José A. Prados / Actualizado 6 septiembre 2018
En completo silencio, el primer Audi e-tron de color rojo sale de la línea de montaje de la factoría de Bruselas y empieza a rodar sin ningún tipo de emisiones, puesto que va impulsado por la energía acumulada en sus baterías. Es el primer modelo completamente eléctrico de la firma automovilística alemana y la expectación era enorme cuando Peter Kössler, Director de Producción y Logística de Audi AG y Patrik Danau, Director de Audi Bruselas dieron por inaugurada oficialmente la producción de este vehículo que marca un hito en la historia de la compañía.
 
“El Audi e-tron es un pionero genuino –afirma Peter Kössler- y cuenta con tecnologías tan innovadoras como los espejos retrovisores externos virtuales y combina las cualidades propias de Audi en lo referido a dinámica de conducción con la estrategia Vorsprung, que va mucho más allá del automóvil. Nuestra planta de Bruselas se ha modernizado ampliamente para la producción del primer vehículo eléctrico Premium que se produce en serie en el mundo, que cuenta con un certificado de emisiones neutrales de CO2”. En la planta de Bruselas de Audi se compensan las emisiones relativas a la producción con el uso de energías renovables, pero también a través de proyectos medioambientales.
 
Para la creación de su primer modelo completamente eléctrico Audi ha utilizado su experiencia en tecnología híbrida, pero también ha sido necesario desarrollar nuevas tecnologías que afectan tanto a la batería como al propio sistema de conducción.  Desde el verano de 2016, la planta se ha preparado para acoger la producción de este nuevo modelo, renovando por completo el taller de carrocería, las instalaciones de pintura y la línea de montaje, además de establecer su propia línea de producción de baterías.
 
La planta tiene un alto grado de automatización, con robots que transportan las baterías hasta la línea de montaje de forma secuencial, de modo que no es necesario que las manipulen los operarios, que han recibido más de 200.000 horas de formación sobre la fabricación de este nuevo modelo que se presentará de forma oficial en San Francisco el 17 de septiembre.