Jueves, 17 de octubre de 2019
Noticias

Blancpain con la Alta Cocina

Blancpain con la Alta Cocina
Martín Berasategui luce su Blancpain Villeret

La marca relojera suiza ficha al cocinero Martín Berastegui como su embajador de la precisión y la mejor gastronomía.
José A. Prados / Actualizado 14 febrero 2018
Dice Martín Berasategui que “la alta gastronomía es un arte, igual que la alta cocina”, un tema del que el cocinero vasco sabe bastante, pues acumula un total de 8 estrellas Michelin en sus restaurantes, el cocinero latino más galardonado. Y con una carrera a sus espaldas de más de 46 años al frente de los fogones, Martín Berasategui afirma “seguir siendo un aprendiz y transportista de la felicidad”.
 
Hemos compartido algunas de sus creaciones en el restaurante Lasarte de Barcelona, el lugar elegido por la firma relojera suiza Blancpain para dar a conocer a la prensa especializada el nuevo acuerdo de colaboración por el que Martín Berasategui se convierte en amigo de la marca, un compromiso con la alta cocina en el que figuran grandes chef como Joel Robuchon, Claude Bosi y Dani García.
 
En Blancpain están convencidos de que el arte de vivir y la gastronomía tienen una gran vinculación con la relojería tradicional, compartiendo valores comunes entre los que se incluye la búsqueda de la excelencia, la precisión y el trabajo artesanal. Hay quien afirma que muchos de los gestos de los cocineros son similares a los de los maestros relojeros cuando están concentrados montando un movimiento, y, desde luego, no les falta razón.
 
A partir de ahora, Martín Berasategui tendrá un gran aliado, pues luce en su muñeca un reloj Blancpain Villeret Cronógrafo Flyback, un cronógrafo Flayback muy elegante que tiene una reserva de marcha de 50 horas con el que podrá realizar una medición precisa de sus creaciones culinarias. El chef vasco (San Sebastián, 1960), afirma que no puede vivir sin reloj, que es un elemento imprescindible en su vida, incluso cuando duerme. Empezó a trabajar cuando era muy joven en un restaurante familiar en la parte antigua de San Sebastián y entre los 15 y los 27 años pasó estancias en Francia donde aprendió los secretos de la panadería y la pastelería. Fueron Didier Oudil y Alain Ducasse quienes le abrieron las puertas de la alta gastronomía, hasta que en 1993 abrió junto a su esposa su propio restaurante en Lasarte-Oria, que cuenta con 3 estrellas Michelin. Actualmente dirige un total de 12 restaurantes, entre los que destacan Lasarte Barcelona en el hotel Monument (3 estrellas Michelin) y el restaurante MB en el hotel The Ritz-Carlton Abama en el sur de Tenerife (2 estrellas Michelin).
 
El gran chef nos comentaba tras el delicioso almuerzo degustación en Lasarte Barcelona que, sus padres decían que “si trabajas duro, siempre tienes premios esperando”. Él ya ha recibido muchos premios, y ahora tiene uno muy especial, su reloj Blancpain Villeret. Esperamos poder seguir disfrutando mucho tiempo de sus creaciones culinarias y de su humanidad desbordante.