Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Alfa Giulia y Stelvio Quadrifoglio

José A. Prados

7 mayo 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Los modelos más potentes del fabricante italiano mantienen el motor V6 de 510 CV, introduciendo mejoras en interior y de seguridad.

El distintivo con el trébol de cuatro hojas en verde (Quadifoglio Verde) que aparece en la carrocería de algunos modelos es la señal de que se trata de vehículos especiales en los que se recoge toda la experiencia automovilística de la marca turinesa en competición. Visto por primera vez en uno de los Alfa Romeo que participaron en la Targa Florio de 1923, las características de deportividad que implica lucirlo sobre la carrocería roja se han extendido a modelos de competición como el Alfa Romeo P1 o el Alfetta 159, y en versiones comerciales del Alfa 164 (1989), Alfa 75 (1993), Alfa 155 (1995), Alfa 156, Alfa Giulia (2017), Giulietta (2017) y Alfa Stelvio más recientemente.
 
Los Alfa Giulia y Stelvio Quadrifoglio MY20 llegan justo cuando se cumplen 110 años desde que la firma se fundara en 1910, y hemos tenido que conocer todos los detalles en nuestra casa, cuando lo normal hubiera sido un contacto sobre la pista de pruebas que la marca tiene en Balocco, en el norte de Italia. Desarrollados en el exigente circuito de Nürburgring (Alemania), donde muchas marcas ponen a punto sus vehículos de altas prestaciones, estos dos modelos vuelven a poner el listón muy alto en sus respectivos segmentos, en formato berlina, y SUV, algo a lo que no se atreven todas las marcas.
 
La novedad de los dos modelos presentados de forma virtual a la prensa se centra en el terreno estético y tecnológico, puesto que todavía no toca el cambio en profundidad. Se mantiene sin cambios el motor 2.9 V6 Twin Turbo delantero longitudinal de seis cilindros en V a 90º que entrega una potencia de 510 CV a 6.500 rpm y 600 Nm de par máximo, asociado a una transmisión automática AT8 ZF con manejo secuencial desde las levas situadas detrás del volante y todo el esquema mecánico con el que estos dos vehículos logran prestaciones de infarto, incluido el sistema de tracción total Q4: de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y una velocidad máxima de 238 km/h, aptas solo para las autopistas alemanas en zonas sin limitación.
 
La electrónica hace acto de presencia en los Alfa Romeo Giulia y Stelvio Quadrifoglio, que ahora incorpora el ADAS nivel 2 para ofrecer un alto nivel de seguridad al volante con sistemas como el reconocimiento de señales de tráfico, control de velocidad de crucero inteligente, asistente para conducción en atascos que frena y reanuda la marcha manteniendo la distancia de seguridad, y el mantenimiento de carril, por lo que estas ayudas avanzan hacia la conducción autónoma.
 
En el interior tenemos novedades, como la pantalla de 8,8 pulgadas en el centro del salpicadero para mostrar la información del sistema multimedia en el que se incorporan nuevas funciones del estado del vehículo. La consola central, donde se ubica la palanca del cambio y el selector de modo de conducción –incluido el modo Race para circuitos-, ha sido mejorada y hay más huecos en el habitáculo para dejar pequeños objetos. También se introducen nuevas opciones de interior en el que se combina piel y Alcántara en diferentes tonos, y un nuevo volante multifunción con el botón de arranque en rojo.
 
En el exterior, las luces traseras LED son de nuevo diseño, más elegante, y se pueden montar pinzas de freno en varios colores, llantas de aleación específicas de 21 pulgadas y un sistema Akrapovic en titanio y fibra de carbono con salida doble de escape que aporta algo más de deportividad.
 
Para la carrocería está disponible una gama de colores completamente nueva, con el Rojo Alfa como estrella, pero sin olvidar otras tonalidades como el Verde Montreal que aparece en las imágenes, que forma parte de la historia de la marca al inspirarse en modelos de 1970, adaptándose a las tendencias actuales de la moda y el diseño.
 
José A. Prados (En Casa) – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium