Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Citroën C5 Aircross Hybrid PHEV

Julio Benítez

27 septiembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

El nuevo SUV híbrido enchufable de la marca gala tiene una autonomía eléctrica de hasta 55 km, a la venta desde 32.700 euros.

Por primera vez hemos tenido ocasión de realizar una toma de contacto con el Citroën C5 Aircross Hybrid PHEV a través de un test drive organizado para circular por carreteras de la Comunidad de Madrid. Antes de la declaración de Pandemia Covid-19, ya se habían anticipado datos técnicos y equipamiento del SUV híbrido enchufable más tecnológico de la firma gala, pero ha sido ahora cuando hemos podido disfrutar al volante de un modelo que se abre al futuro con precios y costes de uso competitivos.
 
El nuevo SUV híbrido, el primero de modo enchufable (PHEV) de Citroën y hoy día tope de gama de la marca, está a la venta en dos acabados, Feel y Shine, y los precios oficiales son de 42.700 y 45.650 euros, respectivamente. No obstante, si se suman todos los descuentos de la marca, tanto por campañas de lanzamiento como por promociones de financiación, junto a los planes de ayuda del Gobierno, el precio puede arrancar desde 34.450€, incluso cálculos más afinados hasta de 32.700€.
 
Primer híbrido enchufable de Citroën
El C5 Aircross Hybrid enchufable es el mejor exponente de la ofensiva electrificada de Citroën, según afirman sus directivos. Desarrolla una potencia conjunta de 225 CV, ofrece una autonomía eléctrica de 55 km, emisiones de CO2 de 32 gramos/km, consumo combinado en modo híbrido a partir de 1,4 litros/100 km. Cuenta con amortiguadores progresivos hidráulicos;  asientos ultra-cómodos ‘AdvancedComfort’; 20 tecnologías de ayuda a la conducción; tres asientos traseros individuales, deslizantes, reclinables y plegables, y una experiencia gratificante de conducción, tal como lo hemos comprobado en este primer contacto.
 
De la propulsión se encargan dos motores, uno de gasolina PureTech (inyección directa y turbo) que rinde 180 CV y otro eléctrico de 80 kW. Ambos están asociados a una caja de cambios automática ë-EAT8, con la que proporcionan una potencia combinada de 225 CV y un par máximo por parte del propulsor eléctrico de 320 Nm, disponible de modo instantáneo. La velocidad máxima en modo Sport o Hybrid puede ser de hasta 225 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/m se puede lograr en poco menos de 9 segundos. En modo eléctrico la velocidad punta no sobrepasa los 135 km/h.
 
Apuesta máxima por el confort
La tracción es delantera y no tiene un segundo propulsor eléctrico en el eje trasero que lo convierta en 4x4, como algunas versiones de sus primos Opel Grandland-X Hybrid4 y Peugeot 3008 Hybrid4, pero aventaja a estos en confort y en tecnología avanzada de unión al suelo, apartado en el que la marca de los ‘chevrones’ siempre ha estado a la vanguardia.  Al respecto y para mantener el prestigio optimiza una arquitectura multibrazo en el tren trasero para convivir con los nuevos elementos de electrificación. El resultado es una suspensión cómoda, libre de traqueteos e ideal para viajes largos.
 
A todo lo anterior y para potenciar aún más el confort se suman otros elementos sacados de la chistera de Citroën: los amortiguadores progresivos hidráulicos, derivados de los rallyes, porque aíslan la carrocería de los impactos de las ruedas con pozos o desniveles pronunciados del terreno, y que en este C5 híbrido se ha visto que hacen como desaparecer baches y arrugas  de la calzada, con una alta capacidad de absorción; y otra novedad son los super-cómodos asientos individuales Advanced-Comfort, anchos y con un mullido no muy diferente al de un colchón de cama.
 
Equipamiento de serie u opcional de alta gama
La dotación de serie u opcional dispone de un buen número de sistemas y dispositivos para completar el nivel de asistencia a la conducción, el de eficiencia, el del confort y el de la  conectividad. Además de los sistemas obligatorios para la seguridad de ocupantes destacan otros como: alarma de cambio involuntario en el carril; asistente de mantenimiento en el carril; control activo regulador y limitador de velocidad; servofreno de emergencia; cámara de visión trasera; reconocimiento de señales de tráfico; control de mantenimiento de  la distancia de seguridad; y alarma de fatiga del conductor.
 
Las posibilidades de equipamiento de serie o en opción continúan con el asistente de aparcamiento automático; luces automáticas; limpiaparabrisas automático; cámara de visión periférica 360 grados; detector de vehículos en ángulo muerto; palanca para cambio de marchas con función secuencial y modo ‘B’ para aumentar la regeneración de energía en deceleraciones; faros de diodos LED, cierre centralizado y arranque sin llave; techo practicable, asiento del conductor con ajuste eléctrico; apertura-cierre eléctrico del maletero, asistente de luz de cruce-carretera, asientos delanteros con masaje; asientos traseros con respaldo reclinable y asientos delanteros con calefacción.
 
Al volante del C5 AircrossHybrid PHEV
La toma de contacto con el C5 Aircross híbrido ha sido en conducción individual como medida necesaria ante la pandemia Covid-19. El itinerario sugerido fue de algo más de 100 km mayoritariamente por autovía con cuestas leves y algunas carreteras secundarias. Las unidades de pruebas suelen tener también equipamientos híbridos, generalmente muy completos. Y así era la versión que me tocó conducir, por lo que creo que era del nivel Shine. La primera impresión desde el puesto de mando es que este Citroën estaba preparado para mí, como hecho a medida por un sastre meticuloso. Pero no es otra cosa que sus múltiples reglajes de adaptación a cada talla.
 
El arranque por defecto es en modo eléctrico. Luego se puede continuar con el modo eléctrico o también optar por otros dos modos como el ‘Hybrid’ o el ‘Sport’. El eléctrico, denominado ZEV por Citroën, declara una autonomía en ciclo WLTP de 55 km, que se supone más fácil conseguir en zonas urbanas, con más posibilidades de regenerar energía en frenadas y cambios de marchas. Para esto cuenta con una función ‘B’ en la palanca del cambio, que genera retención al quitar el pie del acelerador y al mismo tiempo carga la batería.
 
Por mi parte hice la mayoría del recorrido en el modo híbrido y en algunos tramos de curvas con el modo Sport. Por carreteras rápidas y a velocidad constante ahorra muy poca energía y he acabado el recorrido con una autonomía eléctrica como para 4 km. En cambio, el promedio de consumo de gasolina fue de 4,5 litros en 100 km. Un buen dato para un modelo con vocación de viajero y muy útil para el día a día. Si se quiere reservar 10 o 20 km de autonomía eléctrica para circular con cero emisiones por zonas urbanas, se puede lograr pulsando el modo ‘eSave’ en la pantalla.
 
Me ha parecido que el mejor hábitat de este SUV híbrido son las autovías y carreteras rápidas porque tiene un alto confort acústico y de marcha. El habitáculo está bien aislado de ruidos externos como los de su motor, rumorosidad aerodinámica o de rodadura, por lo que puede ser una buena opción para los viajes largos en familia. El habitáculo no ha perdido sus cotas como las del C5 Aircross con motor de combustión. Sólo el maletero ha reducido su volumen en 120 litros, pero puede alcanzar los 600 litros con las banquetas traseras deslizables 15 cm y en posición más adelantada.
 
Este tipo de  vehículos, denominados SUV, crossover o todocaminos están desplazando a pasos agigantados a los tradicionales monovolúmenes o modelos stationwagon, porque tienen las mismas cualidades, usos similares y más añadidos como aptos para aventuras fuera del asfalto. El C5 Aircross híbrido enchufable de este primer contacto me parece recomendable por su bajo costo de uso, por ser respetuoso con el medio natural, por estética atractiva, por su alta calidad de manejo y por un precio que se  puede tornar asequible, igual o menor que otros SUV sin tanta tecnología.
 
DATOS TÉCNICOS
Motor térmico: PureTech 180 Euro 6 180 CV (132 kW)
Motor eléctrico: 110 CV (80 kW)
Potencia conjunta: 225 CV (165 kW)
Batería: de alta  tensión (200 V) de iones de litio y 13,2 kWh de capacidad
Tracción: delantera 4x2
Par máximo del motor eléctrico: 320 Nm
Caja de cambios: automática electrificada ë-EAT8
Autonomía en ZEV: 55 km en ciclo WLTP – funcional hasta 135 km/h
Emisiones CO2: a partir de 32 gramos/km- ciclo WLTP
Consumo mixto: a partir de 1,4 litros/100 km – ciclo WLTP

Tiempos de recarga:
  • Menos de 2 horas en punto de carga de 32A, con cargador opcional de 7,4 kW
  • 4 horas en toma de 14A tipo Green’up Legrand, con cargador de serie de 3,7 kW
  • 7 horas en toma doméstica standard 8A, con cargador de 3,7 kW
Julio Benítez – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium