Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Zenith Defy Zero G

José A. Prados

3 septiembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Con el módulo ´Gravity Control´ giroscópico de tamaño reducido, desafía las leyes de la gravedad y avanza hacia la relojería del futuro.

El movimiento cronógrafo El Primero 1969 fue uno de los primeros pasos que dio la manufactura suiza Zenith hacia la relojería del futuro, pero fue el revolucionario reloj Defy El Primero 21 –el primer cronógrafo de alta frecuencia diseñado para medir centésimas de segundo- el paso decisivo hacia una colección de distintos grados de complejidad mecánica que van desde las clásicas tres agujas del Zenith Defy Classic hasta los modelos del Gran Complicación, o el Zenith Defy Lab, un laboratorio que se presentó como el reloj mecánico más preciso del mundo gracias a un revolucionario oscilador.
 
Sin duda, el más futurista es el Zenith Defy Zero G, que desafía a las leyes de la gravedad con su módulo ‘Gravity Control’ giroscópico, optimizado en su funcionamiento y de tamaño reducido para integrarse en una caja de titanio cepillado de tan solo 44 milímetros de diámetro. Su funcionamiento es todo un espectáculo en el corazón del calibre de alta frecuencia El Primero 8812S, esqueletizado y realizado en tonalidades grises.
 
El módulo giroscópico ‘Gravity Control’ fue diseñado por la firma suiza Zenith a principios de este siglo como un sistema de regulación automática para anular los efectos de la gravedad en el ritmo de funcionamiento del reloj, manteniendo siempre en posición horizontal el órgano regulador y el volante, equipado desde sus inicios con el movimiento El Primero de alta frecuencia de oscilación, capaz de medir las décimas de segundo.
 
El sistema esférico está formado por 139 diminutos componentes, y ha sido rediseñado y optimizado para aumentar su eficiencia con un tamaño más reducido. Su funcionamiento se inspira en los cronómetros navales y, al ocupar un 30% menos del volumen inicial, encaja a la perfección entre los dos cristales de zafiro planos de la caja Defy, luciendo con esplendor en un lugar de privilegio a las 6 horas en la esfera esqueletizada.
 
El responsable de una absoluta precisión en el funcionamiento de este reloj es el calibre automático de cuerda manual El Primero 8812S fabricado a mano íntegramente en la manufactura de Le Locle (Suiza) que oscila a una frecuencia de 36.000 alternancias a la hora (5 Hz), con un total de 324 componentes (139 pertenecen a la jaula giroscópica), 41 rubíes, una reserva de marcha de 50 horas y con los contrapesos del sistema giroscópico acabados en platino. Es el heredero del legendario El Primero 1969 y es el encargado de accionar las funciones de las horas y los minutos centrados, el pequeño segundero, el control de gravedad y el indicador de reserva de marcha que se encuentra a las 2h.
 
El esquema de la imaginaria esfera es bastante sencillo: Una esfera principal flotante con el marco azul en la parte superior se encarga de indicar las horas y los minutos mediante unas agujas rodiadas, facetadas y rellenas de material luminiscente Super-LumiNova SLN C1, con un segundero independiente a las 10 horas, el indicador de reserva de marcha con una pequeña aguja a las 2h y el módulo gravedad a las 6h. Todo muy sencillo y dejando el máximo espacio abierto a través de los cinco brazos que configuran la estrella de Zenith para poder contemplar el movimiento en todo su esplendor, tanto desde la parte frontal como desde la ventana trasera.
 
La caja de titanio –también hay una versión en oro rosa- es estanca hasta una profundidad de 100 metros y se adapta perfectamente a la forma de la muñeca. La correa puede ser de titanio cepillado con eslabones en forma de ‘H’ cepillados y pulidos, a juego con la caja, o también en caucho negro recubierto de piel de caimán azul y doble cierre desplegable en titanio.
 
Ficha técnica
Caja: titanio cepillado
Medida: 44 milímetros
Movimiento: El Primero 8812S
Funciones: hora, minutos, segundos, reserva de marcha y módulo ‘Gravity’
Reserva de marcha: 50 horas
Cristal: zafiro abombado antirreflejos
Esfera: esqueletizada
Índices: rodiados, facetados con Super-LumiNova
Agujas: rodiadas, facetadas con Super-LumiNova
Fondo: cristal zafiro transparente
Estanqueidad: hasta 100 metros (10 ATM)
Brazalete: titanio o piel
Precio: C.P.V.
Más información en www.zenith-watches.com

Leer revistas
Revista nº 93 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium