Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

WiBLE sigue creciendo

José A. Prados

16 noviembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Amplía su radio de acción a Alcobendas y el Campo de las Naciones, y ya cuenta con 7 parkings privados donde se puede devolver el coche.

Han pasado tan sólo cinco meses desde que Kia y Repsol anunciaran la puesta en marcha de su servicio de coche compartido (carsharing) bajo la marca WiBLE en la ciudad de Madrid y no paran de introducir novedades que favorecen a los usuarios de este tipo de transporte. Y para darnos a conocer todas estas novedades de primera mano, hemos tenido ocasión de visitar el centro de operaciones de WiBLE en Villaverde, donde por la noche se realizan todas las tareas de mantenimiento, recarga de baterías y puesta a punto de los Kia Niro PHEV que utilizarán los 45.000 conductores que ya se han descargado la aplicación de WiBLE en el móvil.
 
Entre los puntos fuertes que tiene este nuevo operador de carsharing en Madrid –comenzaron en junio en fase de pruebas para el lanzamiento definitivo en septiembre- están el vehículo, un Kia Niro híbrido enchufable con cinco cómodas plazas y una autonomía en eléctrico de 58 kilómetros más otros 600 kilómetros como mínimo con el motor de gasolina, así como la posibilidad de utilizar las bases situadas en Las Tablas, Pozuelo y Villaverde, donde los usuarios dejan su coche y acceden al centro de Madrid con un vehículo que lleva la etiqueta azul de ‘0 emisiones’.
 
Además, Javier Martínez, CEO de WiBLE, anunció que el área de actuación se amplía a la localidad de Alcobendas, donde a diario acuden unos 70.000 trabajadores repartidos en diferentes polígonos y zonas industriales, y el Campo de las Naciones, junto a los recintos feriales de IFEMA, donde trabajan unas 20.000 personas.
 
El próximo 30 de noviembre entra en vigor la normativa por la que no se podrá circular en coche particular en el área conocida como ‘Madrid Central’, reservada a transporte público, residentes y vehículos con la etiqueta cero emisiones de la DGT, de manera que “los vehículos de WiBLE pueden circular por el área de Madrid Central sin restricciones, aparcar gratuitamente y sin límite de tiempo en las zonas S.E.R., incluso en los episodios de alta contaminación, pero también pueden salir de la M-30 porque tienen una gran autonomía”, comentó Javier Martínez.
 
Esta normativa que se aplicará en Madrid Central favorecerá el uso de las bases que WiBLE tiene instaladas  en la periferia, porque “son una gran alternativa al permitir intercambiar el vehículo privado por uno de bajas emisiones contaminantes”. A estas bases hay que unir el servicio de parking privados operativos en el centro de la ciudad (Galileo, Bilbao, Avenida de Burgos, Padre Damián, Colón, General Díaz Porlier y Casino de la Reina”, en los que se puede devolver el WiBLE pagando un pequeño suplemento que se traduce en ahorro al no tener que estar dando vueltas para buscar una plaza libre en barrios muy congestionados.
 
Y como primicia, los responsables de WiBLE anunciaron que a partir de 2020, el servicio de carsharing en Madrid se ofrecerá con vehículos completamente eléctricos suministrados por Kia, como por ejemplo el Niro EV, que anuncia una autonomía cercana a los 500 kilómetros sin emisiones contaminantes.
 
WiBLE por dentro
Aprovechando la rueda de prensa en la que se comunicaron las novedades en el servicio, los responsables de WiBLE nos abrieron las puertas de su Centro de Operaciones en Villaverde para conocer lo que sucede allí. Estas instalaciones cuentan con un parking amplio en el que los clientes pueden dejar su coche particular y empezar a moverse en un WiBLE, y además sirve como centro logístico en el que se realizan todas las operaciones de mantenimiento y carga de las baterías de los vehículos, además de contar con un pequeño almacén con los recambios más habituales y las oficinas en las que trabajan los equipos de informática, marketing y contabilidad.
 
Durante la noche, el Centro de Operaciones se transforma y hay una intensa actividad, pues es el momento en que se aprovecha para traer los coches desde el centro de la ciudad para recargar las baterías, una tarea en la que se emplean unas 2,5 horas, y para lo que disponen de 38 cargadores. Estas instalaciones funcionan todos los días del año y “cada noche se mueven unos 100 coches para revisar daños, recargar baterías, limpieza interior y exterior, así como una revisión mecánica de los puntos más importantes, como niveles y presión de neumáticos”, comenta Borja Jiménez, director de Operaciones de WiBLE. Y una vez que están listos para entrar en servicio, se trasladan a Madrid para que los usuarios puedan disponer de ellos al inicio de la jornada.
 
Para resolver imprevistos que puedan surgir como averías o accidentes de tráfico que dejen el vehículo  inmovilizado hay un equipo con personal cualificado que en menos de 30 minutos retira el vehículo y lo lleva al centro para proceder a su reparación, de manera que la flota de 500 Kia Niro PHEV esté siempre a disposición de los clientes para que puedan reservarlos a través de la aplicación en el móvil.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 99 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium