Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Vuelve el mito GTi

Miguel Quintana

28 octubre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Ocho cosas que hay que saber del Golf GTi más eficaz, deportivo y suave a la vez. A la venta desde 42.290 € antes de descuentos.

La octava generación del VW Golf estrena la versión GTi. Es heredero del primer Golf GTi de 1976, que se ha convertido en objeto de culto, pues estrenó el concepto de deportivo compacto de tracción delantera.  
Monta el propulsor de gasolina TSI de cuatro cilindros y 245 CV asociado a un cambio automático DSG de siete marchas, aunque uno manual de seis estará disponible a final de año. Eficaz, deportivo y cómodo a la vez, es tan válido para el uso diario como para desmelenarse en un circuito. Lo hemos podido conducir, casi pilotar, en una mañana de pruebas en el circuito del Jarama. Ésto es lo que hay que saber de él.
 
1.- Diseño exterior
De aspecto más bajo y dinámico y con doble salida de escape a cada lado de la zaga, su apariencia es la de un Golf estándar con detalles deportivos y logos GTi repartidos en varios lugares. Está equipado con faros Matrix LED, llantas de aleación de 17 pulgadas, o de 18 opcionales modelo Richmond (de discutible diseño, 675 €), suspensión rebajada y una amplia parrilla inferior negra, sobre la que brilla la línea roja tradicional del primer GTi de los años setenta. La firma luminosa es nueva, lo mismo que las cinco luces antiniebla en forma de X.
 
2.- Interior
Es el mismo que un Mk8 básico con una buena noticia: todo es minimalista pero con clase, con pocos botones y sin detalles incómodos. Tiene una volante deportivo multifunción con detalles y costuras en rojo y asientos tipo bucket tapizados en tela de cuadros al estilo del primitivo Mk1 (casi perfectos a nuestro gusto). Un elegante botón de arranque se ilumina en rojo antes de encender el motor, mientras podemos personalizar 30 parámetros distintos de iluminación interior y elegir el sonido del motor.
 
3.- Equipamiento
La digitalización lo invade todo, con indicadores y mandos interconectados. El cuadro de instrumentos es una pantalla digital de 10 pulgadas y otra táctil del mismo tamaño, que aloja las funciones del sistema de infoentretenimiento. Ambas pantallas muestran gráficos específicos GTi y la de instrumentos se puede personalizar por medio de los botones del volante. Como en el modelo estándar, admite comandos de voz para controlar la infinidad de características del sistema.
 
4.- Motorización
Lo mueve un propulsor de gasolina de 2 litros turboalimentado, con cuatro cilindros, 245 CV de potencia y 370 Nm de par. Se trata del mismo que usaba la versión Performace Pack del anterior GTi, lo que significa que el GTi Mk8 con cambio automático acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, según datos del fabricante. Para clientes exigentes, Volkswagen tiene previsto lanzar una versión Club Sport, de 300 CV, a finales de año o principios de 2021, antes de un futuro Golf R con tracción total.
 
5.- Caja de cambios
Inicialmente viene equipado con una caja de cambios automática DSG de siete velocidades, complementada con levas tras el volante para subir o bajar marchas manualmente, si se desea. Rápida y suave en las transiciones entre las marchas, aunque algo brusca en las maniobras en parado, tiene el mismo sistema de gestión electrónica de la caja del Golf estándar. Las levas son de pequeño tamaño y siguen los giros del volante, algo incómodas de accionar mientras el volante no esté recto. Unas levas de mayor tamaño y fijas en su posición solucionarían este inconveniente.
A final de año llegará una versión con caja de cambios manual de seis velocidades que, probablemente, rebajará el precio final del modelo.
 
6.- Chasis y suspensión
Como el anterior GTi, el nuevo Mk8 es un tracción delantera con suspensión independiente en las cuatro ruedas, algo de lo que no disfrutan todos los GTi, que mejora la estabilidad y agilidad sobre todo tipo de curvas y superficies.
La suspensión adaptativa DCC, con 15 niveles de configuración, se puede hacer tan rígida para disfrutar de una sesión en un circuito o en tramos virados, y suavizarla a voluntad para pasear cómodamente. Esas selecciones pueden guardarse en una “Driver profile selection” para volver a elegirlas posteriormente. Lástima que la DCC, que cambia tan eficazmente la dinámica de vehículo y lo define en su ambivalencia, sea opcional (895 €).
 
7.- Gestor Dinámico de marcha
La suspensión DCC, el control de estabilidad ESP y el bloqueo electrónico del diferencial XLS (estos últimos de serie), son controlados por el Gestor Dinámico que, automáticamente, gestiona la llegada de fuerza al eje delantero, frenando la rueda interior en lo apoyos y dando más tracción a la exterior, para una mayor velocidad, precisión y tacto deportivo en el  paso por curva.
 
8.- Dirección y aerodinámica
Otras mejoras menos evidentes afectan al sistema de dirección asistida progresiva, que recibe nuevos algoritmos para hacerla más directa (2,1 vueltas de volante entre topes), reducir el ángulo de giro y mejorar el confort y seguridad. También la aerodinámica se ha tenido en cuenta, reduciendo la resistencia al avance y mejorando la estabilidad a alta velocidad. 
 
Genes del GTi Mk7 Performance, con rendimiento y prestaciones mejorados. En datos de la marca, el GTi Mk8 rebaja en 4 segundos el tiempo de vuelta en la pista de pruebas del fabricante alemán, de 3,3 km de longitud, pasando de 2:08 a 2:04 minutos. Una ganancia importante, teniendo en cuenta que ambos modelos comparten motor.
 
Sus excelentes cualidades dinámicas hacen de él un referente en deportividad entre los compactos deportivos, mientras ofrece alto grado de confort para el uso diario, al menos si lo equipamos con la suspensión DCC. Su precio, de 42.290 €, supone un incremento de 1.130 respecto al GTi Mk7 Performance
 
FICHA TÉCNICA
Volkswagen Golf GTi Mk8 245 CV  
DIMENSIONES
Longitud: 4,287 metros
Anchura: 1,789 metros
Altura: 1,478 metros
Batalla: 2,627 metros
Maletero: 374 litros
Peso: 1.463 kg

MOTOR
Combustible: gasolina
Posición: delantero transversal
Cilindrada: 1.984 cc
Número de cilindros: 4 en linea
Potencia: 245 CV entre 5.000 y 6.200 rpm
Par máximo: 370 Nm entre 1.600 y 4.300 rpm
Cambio: automático DSG de 7 velocidades
Tracción: delantera

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 6,2 seg
Consumo medio, ciclo WLTP: 7,4 l/100 km
Emisiones CO2, ciclo WLTP: 168 g/km

Precio: 42.290 €
 
VW Golf GTi. Un poco de historia:
En 1976, un inquieto grupo de empleados de Volkswagen decidieron sacar a delante, incluso sin la aprobación expresa de sus superiores, un proyecto que les apasionaba: convertir al VW Golf en un modelo deportivo de altas prestaciones, que quedara al alcance de todo el mundo.
 
Para convencer a la Dirección, el atrevido grupo acopló a un Golf de serie, con motor 1.6 de gasolina de 70 CV, un sistema de inyección mecánica K-Jetronic, aumentaron la relación de compresión y rediseñaron los colectores de admisión y escape. Así consiguieron unos asombrosos para la época, 110 CV, con lo que se conseguía una relación peso/potencia muy favorable, ya que el coche pesaba sólo 800 kilos.
 
Ante los hechos consumados, la Junta Directiva no tuvo más remido que aceptar la fabricación en serie de lo que sería un modelo compacto con un rendimiento que, hasta entonces, solo estaba reservado a coches mucho más caros.

Lo denominaron Golf GTi y le añadieron algunos detalles estéticos para diferenciarlo del resto de Golf, como los pasos de rueda ensanchados con aletines negros, parrilla en nido de abeja y asientos con tapizado exclusivo. Así fue el nacimiento de una nueva categoría de coches, que todos fabricantes han reproducido en su gama.
 
El éxito del Golf GTi fue instantáneo. Aunque el proyecto inicial pretendía ser de 5.000 unidades, las ventas se dispararon y, en poco tiempo, se introdujeron algunos cambios para mejorarlo, como la caja de cambios de cinco marchas y un nuevo motor 1.8 que apenas aumentaba la potencia, pero mejoraba sustancialmente el par y le hacía mucho más alegre a medio régimen, pues era capaz de subir de vueltas con mucha facilidad.
 
Desde entonces se han sucedido ocho generaciones del GTi, al compás de las sucesivas ediciones del Golf, y se ha pasado de los 110 CV iniciales a los 350 CV del Golf GTi TCR Mk7.
 
J.Miguel Quintana (Madrid) – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium