Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Volkswagen T-Roc

Julio Benítez

25 febrero 2018

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El nuevo SUV compacto de Volkswagen ya está disponible en gasolina y diesel con potencias de 115 a 190 CV desde 23.870 a 34.610€.

El Volkswagen T-Roc es un SUV compacto de 4,23 metros de aspecto muy atractivo. Tiene 4,4 cm menos de longitud que el Golf y 18 cm más que el Polo. De momento está a la venta en versiones de gasolina TSI de 115 a 190 CV y en versión diésel 2.0 TDI 4Motion Aut. DSG7 de 150 CV. Los precios van desde 23.870 a 34.610 euros.
 
Volkswagen completará la gama del T-Roc a lo largo de 2018 con versiones diésel 1.6 y 2.0 TDI, de 115 y 150 CV respectivamente, tracción delantera y cambio manual de 6 velocidades o automático DSG de 7 relaciones. De este modo y también a lo largo del año, la marca alemana lanzará el T-Cross, que será el más compacto de la familia ‘T’ (3,99 m); que junto al nuevo Tiguan Allspace 2018 y el Touareg 2019, Volkswagen tendrá la gama SUV más variada de Europa, con una cobertura de mercado del 94%.
 
El nuevo T-Roc sube un peldaño más de categoría y prestaciones que sus competidores del segmento. El precio de la versión de arranque del T-Roc está por encima de los modelos que tienen características similares, por ejemplo, el Citroën C4 Aircross (18.700€), el Jeep Renegade (19.500€), el Hyundai Kona (16.500€), el Mazda CX-3 (19.295€); y el Opel Mokka X (19.700€). Sólo con precios más altos están los SUV Premium de su tamaño como el Audi Q2 (25.940€) y el MINI Countryman (25.800€).
 
Frontal inédito en la marca
El diseño del nuevo T-Roc es avanzado e innovador respecto a otros modelos de la marca que, aunque actualizados, mantienen los rasgos clásicos de cada modelo, como el Golf, el Passatt e incluso el Polo. Otra excepción puede ser el Scirocco, que también tiene un diseño diferenciado. El T-Roc tiene silueta alargada, parabrisas con inclinación cercana a 50º y  una caída de techo por detrás similar a la de coupés.
 
El frontal del T-Roc se desmarca completamente de los otros turismos de Volkswagen. Tiene poco o casi nada en común con ellos. La rejilla, grupos ópticos, antiniebla, boca de entrada de aire y paragolpes son diferentes. Lo único distintivo de la marca es el logo central. Las protecciones laterales inferiores son bastante sobresalientes, ello puede impedir rayones leves a la altura de las puertas.
 
El nuevo SUV compacto de Volkswagen resulta personalizable tanto por fuera como por dentro. La carrocería se ofrece con once colores diferentes y también puede ser bicolor (con dostonos de contraste parael techo). En el interior, en concreto, parte del salpicadero y ribetes de la consola pueden tener el mismo tono de la carrocería. La instrumentación es completamente digitalizada. Y si se quiere, el cuadro detrás del volante (VW Digital Cockpit de 11,7”), puede reproducir el mapa de navegación en pantalla completa. La pantalla multifunción emplazada en el centro del salpicadero es de cristal táctil de 8”.
 
 
Tecnología multimedia avanzada
En conectividad el nuevo T-Rocva a tope. Todas las versiones ofrecen de serie la aplicación “App Connect” con la que se puede acceder a MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto de Google. También todas las versiones cuentan de serie con el servicio “Security &Service” que ofrece al conductor llamada de emergencia o asistencia y aviso automático de accidente. Por último, puede incluir Guide&Inform que en combinación con ‘Discover Media’ ofrece servicios en línea como ‘Búsqueda de destinos especiales’, ‘Importar destinos’, ‘Estaciones de servicio (ubicación y precios)’, ‘Noticias’, ‘Aparcamientos (ubicación, disponibilidad y precios), ‘Parte meteorológico’ e ‘Información sobre el tráfico en línea’.
 
El T-Roc se comercializa con tres niveles de acabado: Advance, Advance Style y Sport. Y en cuanto a sistemas de ayuda a la conducción puede incluir de serie o en opción, según nivel: sistema de gestión de cilindros activa, controlantipatinaje ASR, asistente de salida del aparcamiento, sensor de ángulo muerto, asistente de cambio de carril, “EmergencyAssist”, “4MOTION Active Control”, selección de perfil de conducción, sistema de detección de peatones, “LaneAssist” (alerta de salida de carril), “Light Assist” (asistente de luz en carretera), sistema de frenado anti-colisiones múltiples, “Park Assist” (sistema de aparcamiento asistido con función de frenada al maniobrar), protección de ocupantes proactiva, asistente para atascos y “XDS” (bloqueo electrónico de diferencial).
 
Al volante del T-Roc
El recorrido de pruebas de unos 100 km se hizo al volante de la versión más potente, el T-Roc 2.0 TSI de 190 CV, con tracción 4x4 y cambio automático de doble embrague DSG7. La primera sensación es de encontrarnos a bordo de un deportivo compacto en toda la regla, con reacciones no muy diferentes a las que puede tener el Golf GTI o el Polo GTI, y poco parecidas a las de un SUV compacto preparado para pistas fuera del asfalto no muy comprometidas, aunque no hicimos conducción off road para comprobar su comportamiento.
 
El T-Roc probado cuenta con un selector de modos de conducción con cuatro posiciones que se pulsan en la pantalla (eco, normal, sport e individual). Lo hemos probado en los cuatro modos y no hemos notado diferencias acusadas, debido en parte a recorridos cortos y porque no hemos podido comprobar su mejor rendimiento por las limitaciones impuestas por Tráfico. En otro mando circular en la consola tiene posiciones para circular por carretera, off road y nieve. En nuestro caso sólo utilizamos el de carretera.
 
En todos los modos del T-Roc de 190 CV hemos comprobado una respuesta encomiable del motor, con un funcionamiento suave y con un tacto soberbio de mandos. La aceleración es brillante. Sólo hay que vigilar la velocidad en el cuadro, puesto que en un pestañeo se pone al límite permitido. También frena con contundencia, con la eficacia de un equipo de competición. Eso sí, el consumo es alto y el combustible desaparece como el sueldo. Al principio registró 10,6 litros/100 km con mucha caña, luego 9,4 litros y al final, más tranquilos, no lo hemos podido bajar de 9,1 litros.
 
El comportamiento es noble, con suspensiones equilibradas. Muestra estabilidad y aplomo como de un turismo deportivo, al menos la unidad probada. Y como este modelo une principalmente dos mundos, el de los SUV y el de los deportivos, no es extraño que muchos propietarios del Golf poco conservadores se pasen al T-Roc en el momento de cambiar de coche, porque ambos comparten muchas características, el nuevo añade otras y porque bien se puede considerar un ‘todocamino deportivo’.
 
Según los técnicos de Volkswagen, las ventajas de la plataforma modular MQB que tiene el T-Roc (compartida con el Golf, Tiguan y Audi Q2) es que puede ser un coche compacto por fuera y grande por dentro. En este caso la afirmación no es del todo cierta pero se acerca bastante. El espacio interior del T-Roc es amplio y cómodo para cuatro adultos, con una altura y anchura razonable, peroel espacio longitudinal para las piernas detrás está condicionado a la talla de los ocupantes de las plazas delanteras. Lo que es un buen dato es el volumen del maletero, por encima de la media del segmento: de 445 litros con tracción delantera y de 392 con tracción integral 4Motion.
 
Julio Benítezwww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium