Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Volkswagen ID.3: desde 30.000 euros

José A. Prados

24 febrero 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El modelo compacto completamente eléctrico ya está a la venta con tres baterías que ofrecen una autonomía de hasta 550 km.

El camino hacia la movilidad eléctrica empieza a dar pasos sólidos y parece que esto va en serio con vehículos que ya pueden ofrecer una autonomía real interesante. Son varios los fabricantes que se han posicionado con vehículos de funcionamiento completamente eléctrico, pero uno de los más esperados era el Volkswagen ID.3, fabricado sobre una plataforma específica y con un precio de partida inferior a los 30.000 euros, tal como anunciaron los responsables de la marca hace unos meses.
 
La próxima primavera ya se pueden hacer pedidos en los concesionarios de Volkswagen y en verano se entregarán las primeras unidades de un vehículo que empezó a gestarse en el Salón del Automóvil de París de 2016 cuando se presentó en fase de prototipo, dentro del plan del grupo Volkswagen que tiene como objetivo llegar a 2050 con una huella de carbono neutra en todo el proceso de fabricación y vida del vehículo. De hecho, el ID.3 es el primer modelo de la historia con un balance de CO2 neutral en el que ha sido necesario adaptar los procesos de fabricación para conseguir no dañar el medio ambiente.
 
Por medidas, es un coche de tamaño compacto (4,26 metros de longitud y 385 litros de maletero), que se ha marcado como objetivo liderar el segmento C de vehículos eléctricos y convertirse en el tercer mito de la marca en la historia del automovilismo, tras el Beetle y el Golf, ahora con un funcionamiento completamente eléctrico. Forma parte de un ambicioso proyecto en el que el Grupo Volkswagen invertirá 60.000 millones de euros para crear 75 modelos de nuevos vehículos hasta 2024 entre los que se incluyen eléctricos puros y versiones con motorizaciones híbridas en todas sus marcas.
 
Las futuristas líneas del Volkswagen ID.3 comienzan con un frontal que tiene mucha personalidad gracias a un sistema de luces LED que dan la bienvenida al conductor cuando se acerca, luciendo el nuevo logotipo de la marca en el centro sobre una línea de luces que une los grupos ópticos delanteros. En la línea lateral destacan los cortos voladizos, que son posibles al utilizar la plataforma MEB para vehículos eléctricos en la que las ruedas van situadas en los extremos, mientras que las baterías ocupan la parte central y el motor va detrás. El interior es amplio y cuenta con una instrumentación pensada para que sea fácil de usar, con una pantalla a color que sustituye el clásico cuadro de instrumentos analógico y otra pantalla en el centro del salpicadero tipo ‘tablet’ con toda la información sobre el sistema de entretenimiento y el funcionamiento del vehículo, incluyendo modos específicos de gran utilidad en conducción eléctrica.
 
La gama sea configura en función del tipo de batería, con tres opciones: PURE que monta la batería de 45 kWh con hasta 330 kilómetros de autonomía; PRO con batería de 58 kWh que ofrece hasta 420 kilómetros de autonomía en el ciclo de homologación WLTP y PRO S, con la batería de 77 kWh y una autonomía que puede llegar a los 550 kilómetros, y con la particularidad de que al añadir dos módulos pierde una plaza trasera. Además el PURE se puede solicitar con motor de 126 CV (93 kW) o 150 CV (110 kW), mientras que el PRO está disponible con otros dos motores de 145 y 160 CV, y el PURE S únicamente con el motor de 160 CV.
 
Los responsables de Volkswagen han querido crear una gama fácil de configurar, y para ello se han inspirado en el modelo del iPhone, teniendo el coche listo en unos diez pasos. Primero se elige la capacidad de la batería (45, 58 o 77 kWh), el motor correspondiente y los paquetes opcionales (Comfort, Design, Multimedia, Assitance+ y Sport), para pasar a la financiación o renting (cuota de 370 euros más IVA sin entrada) y el tipo de cargador ID.Charger (tres modelos desde 399 euros). El PURE se puede adquirir desde 30.000 euros y el PRO desde 36.000 euros, con garantía para las baterías de 8 años. El coche ha despertado un gran interés, como demuestran las 3.000 pre-reservas que ya se han efectuado en nuestro país y la edición ID.3 First agotada desde hace meses.
 
Tras el ID.3, Volkswagen presentará nuevas siluetas de la familia ID, entre las que habrá un modelo con tracción total más grande (ID.4), un monovolumen y hasta un modelo deportivo, todos ellos con la plataforma MEB y con sistema de baterías modular que permite ofrecer diferentes capacidades en función de las necesidades del cliente. A partir de 2040 no se venderán vehículos de combustión interna.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium