Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Volkswagen Amarok V6 TDI Aventura

José A. Prados

9 enero 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Es la versión más lúdica de la gama, con un aspecto más elegante, motor V6 TDI de 224 CV y un equipamiento de lo más completo.

El cambio en la normativa que equipara a los pick-un con el resto de turismos, eliminando así las restricciones que tenían de velocidad al ser considerados como camiones –por autovía ya no tienen que circular a 90, sino a 120 como los turismos-, ha supuesto el despegue de las ventas de este tipo de vehículos que ahora son mucho más interesantes para quienes practican deportes al aire libre y necesitan un medio de transporte con una gran capacidad de carga y un buen sistema de tracción integral.
 
La versión más lúdica del Volkswagen Amarok recibe la denominación Aventura, y es un auténtico SUV de lujo con magníficas capacidades off-road y una caja abierta en la que se puede transportar todo el equipaje y los complementos para las escapadas de ocio, como por ejemplo tablas de surf, equipo de kitesurf o equipo de esquí. Su aspecto es imponente, con un gran frontal heredado de su hermano ‘bueno’ el Touareg, mayor altura libre al suelo –casi 20 centímetros-, protecciones en los bajos, estriberas laterales cromadas y algunos detalles específicos para esta versión, como los logos ‘Aventura’ que luce en los laterales, parachoques trasero cromado con hueco para la matrícula y los imponentes neumáticos de 20”.
 
Es un vehículo grande –mide 5,31 metros de longitud y 2,23 metros de ancho incluidos los espejos-, que no se aparca fácilmente en cualquier plaza de un centro comercial, pero como está pensado para un uso fuera del ámbito urbano, es en el campo y en carretera donde se desenvuelve con facilidad. Sorprende lo ágil que puede llegar a ser en carreteras de curvas a pesar de las dimensiones y las dos toneladas largas de peso en vacío y lo único que echamos de menos es una dirección con menos recorrido para las maniobras a baja velocidad, porque en ruta es bastante directa.
 
Una de las grandes novedades que introdujo el Amarok en su reciente renovación es el motor V6 con tres niveles de potencia (163, 204 y 224 CV), algo de lo que no pueden presumir sus rivales en este segmento, y que marca la diferencia cuando se trata de llevar una carga pesada o transitar por sitios complicados. En el caso del Amarok Aventura viene con el motor 3.0 TDI de 224 CV, una potencia máxima que se entrega entre 3.000 y 4.500 rpm y un par máximo de 550 Nm entre 1.400 y 2.750 rpm, asociado a un estupendo cambio automático de 8 velocidades que se encarga de optimizar en todo momento la transmisión de la potencia al suelo, un elemento fundamental al moverse por terrenos complicados al olvidarnos de la marcha que hay que poner.
 
Con estas cifras de potencia y par, el Amarok Aventura puede con todo, desenvolviéndose muy bien en largos viajes por autovía, en carreteras secundarias y también fuera del asfalto, donde tiene capacidad para superar todo tipo de obstáculos. Alcanza una velocidad máxima de 193 km/h y tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, unas prestaciones que dejan en ridículo a algunos SUV. Pero como con este coche no se trata de competir, sino de ser eficientes en todos los sentidos, se comporta de maravilla en carretera, manteniendo cruceros elevados en viajes sin que el consumo de combustible sea alarmante. En la ficha técnica se muestra un consumo extra-urbano de 7,6 litros, que en nuestro caso ha ascendido a 8,5 litros en carretera a velocidades legales con bastante carga. Fuera del asfalto, si el recorrido es muy sinuoso y hay que circular en marchas cortas, el consumo medio puede superar los 16 litros y en ciudad superará con mucho los 9 litros que tiene homologados –apenas hemos hecho recorridos urbanos con él-, a pesar del sistema Start&Stop con el que va equipado.
 
La entrega de potencia es casi instantánea y tiene empuje siempre que sea necesario para superar repechos y efectuar adelantamientos con total garantía. La primera impresión que da al afrontar las curvas es de un coche pesado, una sensación que se olvida pronto y transmite confianza siempre que tengamos la necesaria precaución de anticiparnos, porque frenar las dos toneladas de peso puede volverse una tarea complicada a ciertas velocidades.
 
Y además lleva un sistema de tracción total permanente 4Motion con diferencial Torsen que en casos de buen agarre tiene una distribución de la potencia con una relación de 40:60, pero llegado el caso se puede enviar la mayoría del par a la rueda con mayor agarre. En estos casos hay que pulsar el botón ‘Off-Road’ que hay en la consola central y la electrónica se encarga de gestionar la transmisión optimizada.
 
Durante la prueba hemos realizado algún tramo por caminos forestales, pistas sin asfaltar y alguna incursión en zonas complicadas que ha superado sin apenas despeinarse, porque cuenta con una buena altura libre al suelo y buenos ángulos de ataque y salida, de manera que no se queda atascado en ningún lado. Hay que tener en cuenta su gran longitud y la enorme batalla –más de 3 metros- para no meterse en zonas donde las leyes de la física impidan avanzar al Amarok. También hemos circulado por carreteras y autovías en condiciones meteorológicas bastante adversas por lluvia intensa y nieve, donde el Amarok ha mostrado una gran capacidad de tracción, transmitiendo una gran seguridad con firme deslizante.
 
El interior del Amarok es similar al de un SUV de lujo, con elementos de confort y equipamiento que hacen más cómodos los desplazamientos. La posición al volante es correcta, con muy buena visión de la ruta al ir muy elevada, asientos que recogen perfectamente el cuerpo y se regulan por completo con los mandos eléctricos –tienen la certificación AGR otorgado por un organismo independiente alemán- y buena disposición de los mandos. Parece que viajamos en un Touareg o en un Tiguan, aunque el cuadro de mandos no es tan moderno. Las plazas traseras son buenas para dos adultos y en el centro puede viajar un niño también. Tiene asideros que facilitan el acceso al habitáculo, y vienen muy bien porque es alto para personas con movilidad reducida.
 
La capacidad de carga en la plataforma trasera es de una tonelada, con una superficie de 2,52 m2 y una de las mejores anchuras de su segmento (1,222 metros) y una altura de los paneles laterales de 508 milímetros. Se pueden transportar objetos de 1,62 metros de ancho y de 1,55 metros de longitud, con un peso máximo de 3 toneladas y un umbral de carga de sólo 0,78 metros que facilita las tareas de carga.
 
La gama Amarok está disponible únicamente en versión de cabina doble con cuatro niveles de acabados –Trendline, Premium, Higline y Aventura- y precios que parten de  38.987 euros. La versión Aventura que hemos probado tiene un precio base de 56.336 euros, incluyendo en su equipamiento de serie tapicería de cuero con ajuste eléctrico en las plazas delanteras y calefacción, sensor de aparcamiento delantero y trasero con cámara de marcha atrás, llantas de aleación ligera Taica de 20” con neumáticos 255/50 R20, retrovisores exteriores pintados en el color de la carrocería, lunetas traseras oscurecidas, volante multifunción, sistema de navegación Discover Media con 6 altavoces, Car-Net App-Connect, climatizador automático bizona, conexión USB, control de velocidad de crucero, tracción integral 4Motion permanente y cambio automático de 8 velocidades con levas en el volante.
 
La pintura exterior Azul Rávena metalizada tiene un precio de 615 euros y opcionalmente se pueden poner puntos de sujeción adicionales en la zona de carga o un sistema de carriles en el suelo (310 euros) y si deseamos un diferencial trasero mecánico para circular por zonas complicadas habrá que añadir 600 euros más. Puede remolcar hasta 3.500 kilos y viene con la preparación; si queremos instalar un sistema de remolque rígido (incluida estabilización para remolque) son 360 euros. Para proteger la carga en el transporte y durante el estacionamiento existen varias opciones, como por ejemplo una cubierta de plástico plegable tipo persiana que cuesta 3.050 euros y viene con un sistema de cierre independiente con la llave.
 
Ficha técnica
Dimensiones
Longitud: 5,321 m
Anchura: 1,95 m
Altura: 1,83 m
Batalla: 3,10 m
Peso: 2.078 kg
Altura libre al suelo: 192 mm
Altura vadeo: 500 mm
Depósito combustible: 80 litros
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 193 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 7,9 segundos
Consumo urbano: 9 litros
Consumo extraurbano: 7,6 litros
Consumo medio: 8,1 litros
Emisiones CO2: 212 g/km
Normativa emisiones: Euro 6
 
Motor
Cilindros: 6 en V
Potencia: 224 CV entre 3000 y 4500 rpm
Par: 550 Nm a 1400-2750 rpm
Tracción: total 4Motion
Cambio: automático 8 velocidades
 
Precio: 56.336 euros
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 89 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium