Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Toyota Yaris Hybrid 2020

Miguel Quintana

13 septiembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Su nueva mecánica híbrida de muy bajo consumo y un diseño deportivo, sitúa al pequeño japonés entre los utilitarios más apetecibles.

El primer Toyota Yaris llegó en 1999, sorprendiendo al mercado con una curvilínea carrocería y espacioso interior. Empezó gustando mucho a los jóvenes y pronto a los mayores, seducidos por la proverbial fiabilidad de la marca. Las recientes victorias del Yaris GR en el Campeonato del Mundo de Rallys han hecho crecer su popularidad, momento que Toyota ha aprovechado para presentar la cuarta generación de su modelo más urbano, con tecnología híbrida exclusivamente y a un precio tentador, desde 17.450 €.
 
Su atractivo diseño en cuña es más deportivo, con marcadas aletas traseras que acentúan la anchura y portón trasero inclinado hacia adelante. En todo caso, el Yaris cuarta generación es ahora más apetecible por varios motivos:
 
1.- Porque utiliza por primera vez en un vehículo compacto la Nueva Arquitectura Global de Toyota (TNGA), soportando la plataforma modular GA-B, que es más resistente y rebaja el centro de gravedad, esencial para el mayor rendimiento dinámico, permitiendo una imagen mucho más potente y llamativa.
 
2.- Esta arquitectura, además de pesar 50 kilos menos, permite el uso de toda una serie de sistemas de ayuda a la conducción, todos ellos de serie en el nuevo Yaris, como el Toyota Safety Sense de última generación, que incluye la Seguridad Precolisión ante obstáculos, vehículos, ciclistas y peatones, Control de Crucero Adaptativo, Mantenimiento de Trayectoria…, sin olvidar los ocho airbag de serie, dos de ellos entre los pasajeros delanteros, una novedad.
 
3.- La longitud total es ahora de 3,940 metros (55 milímetros menos que la generación anterior), aunque la distancia entre ejes ha crecido 50 milímetros. Esto es importante pues, aparte de mejorar la estabilidad lineal, deja más espacio interior y conserva la holgura para las plazas trasera y maletero (286 litros). Además, el puesto de conducción está más bajo y retrasado.
 
4.- Monta la versión más evolucionada del sistema híbrido de cuarta generación de Toyota, con mayor autonomía en modo eléctrico y a mayor velocidad (hasta 130 km/h), lo que significa que puede funcionar a menudo sin emisiones. Consta de dos motores/generadores, uno conectado al eje delantero para mover el vehículo y el otro para arrancar el motor de combustión y cargar la batería de ión-litio, ahora más ligera y potente.
 
5.- El nuevo motor de combustión Dynamic Force de 1,5 litros, de tres cilindros y alta relación de compresión (14:1), funciona en ciclo Atkinson, que permite mayor duración en la fase de expansión y menor consumo de gasolina. Funcionado en conjunto, el sistema híbrido combustión-eléctrico ofrece 116 CV de potencia y, asociado a la caja de cambios automática tipo e-CVT de variador continuo, proporciona una aceleración muy progresiva, mientras reduce un 21 por ciento el consumo medio homologado (3,8 l/100 km).
 
Toma de contacto
Las restricciones actuales por la pandemia, nos han limitado el tiempo y recorrido de la toma de contacto con el nuevo Yaris. Fueron alrededor de 160 kilómetros desde Madrid a la Sierra madrileña y vuelta, por ciudad, carretera de montaña y autovía.
 
Sí que podemos asegurar que el diseño interior no es nada aburrido y la calidad es apreciablemente mejor que el de la generación anterior, con buenos detalles, útiles huecos, materiales de tela y goma muy convincentes. Los asientos son cómodos y recogen bien en los apoyos, mientras que el volante, ahora más pequeño y vertical, tiene un agradable tacto.
 
Al arrancar, el Yaris se mueve exclusivamente en modo eléctrico, totalmente silencioso, con fuerza más que suficiente para moverse entre rotondas y esquinas, Al acelerar más, el motor térmico se enciende silenciosamente para, con ambos en funcionamiento, aumentar la velocidad progresivamente. Eso sí, conviene planificar con algo de anticipación las maniobras de adelantamiento, cuando el sonido del motor de gasolina se hace evidente.
 
Su mayor anchura y bajo centro de gravedad le confiere estabilidad e inspira confianza. En las zonas de curvas, rápidas y lentas, se aprecia la mayor rigidez del chasis y el excelente compromiso logrado en el conjunto muelles-amortiguadores. Los apoyos son firmes, sin apenas balanceos, mientras que la suave suspensión absorbe con facilidad baches e irregularidades de la calzada, incluso badenes reductores de velocidad, con muy pocas sacudidas para los pasajeros.
 
Reconozco que el cambio automático de variador continuo, con su habitual efecto de resbalamiento a la hora de acelerar, no es mi favorito, pero hay que admitir que en el nuevo Yaris ha mejorado notablemente su comportamiento. Ahora, el tiempo de aceleración de 80 a 120 km/h, donde se centraban las críticas, se ha recortado dos segundos hasta los 8,1, aumentando en gran medida el placer de conducción.
 
Su mayor capacidad rutera ayuda a calificarlo más allá que un coche urbano, sin embargo, los marcos laterales del parabrisas (pilares A) son demasiado anchos, llegando a estorbar la mirada en rotondas y cruces.
 
Suficientemente poderoso, el nuevo propulsor híbrido destaca por su bajo consumo. Homologa 3,8 litros cada 100 km en el más exigente ciclo WLTP. En nuestra toma de contacto, a velocidades legales, hemos registrado 4,2 litros en carretera, ascendiendo a 5,1 en  rutas de montaña y a 3,9 en ciudad. Unas cifras casi de record.
 
Diseñado a medida de las carreteras y gustos europeos y fabricado en Valenciennes (Francia), con mecánicas procedentes de Jelcz (Polonia), el nuevo Yaris mejora claramente en aspectos importantes, como el agrado de conducción, seguridad y consumo. Una propuesta especialmente realista y atractiva de un coche híbrido del segmento de los urbanos que también es apto para salidas por carretera con un consumo muy reducido.
 
Estos son los precios para los cuatro acabados están disponibles:
Active Tech: 17.450 € con descuentos
Style: 18.200 € con descuentos
Premiere Edition: 20.150 € con descuentos
Business, para empresas: 21.300 €
Sin olvidar una oferta especial de financiación de 150 €/mensuales, con 4 años de garantía.
 
J.Miguel Quintana (Madrid) – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium