Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Toyota Camry Hybrid 220H Luxury

José A. Prados

24 septiembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Conducimos la octava generación de la berlina japonesa, equipada con una eficiente mecánica híbrida de 218 CV que gasta lo justo.

En la gama del fabricante japonés faltaba una berlina desde que dejara de comercializarse el Avensis, y el relevo llega con uno de los nombres que han hecho historia en Toyota, el Camry, que aunque en España no resulta muy conocido, acumula 40 años de historia y más de 19 millones de unidades vendidas en más de 100 países, siendo el estadounidense uno de sus principales mercados.
 
La octava generación del Toyota Camry se lanzó en el mercado español a finales de 2019 y en Vidapremium tuvimos ocasión de conducirlo durante la presentación a la prensa, en una breve toma de contacto que nos dejó buen sabor de boca y deseábamos conocerlo más a fondo en nuestras rutas habituales. La particularidad del nuevo Camry es que únicamente se comercializa con mecánica híbrida, una tecnología que Toyota ha desarrollado durante más de dos décadas y que proporciona buenos resultados en todos sus vehículos, desde el pequeño Yaris hasta el SUV RAV4.
 
Este conjunto mecánico está compuesto por un motor de gasolina 2.5 atmosférico de cuatro cilindros en línea con una potencia de 187 CV más uno eléctrico de imanes permanentes acoplado al eje delantero que rinde 120 CV, ofreciendo en conjunto 218 CV, una cifra que resulta suficiente para mover con soltura el coche, que pesa 1.670 kilos, y, sobre todo, con una gran eficiencia, que es lo buscado en este tipo de mecánicas.
 
La tecnología híbrida ha evolucionado en todos estos años de forma notable, mostrándose cada vez más suave y agradable para el conductor y sus ocupantes, y en el caso del Camry se trata del escalón más alto y el mejor coche fabricado por Toyota en su historia para el mercado europeo. Ofrece una mezcla muy interesante de diseño, confort de marcha, equipamiento y sofisticación mecánica, que es capaz de eclipsar a muchas otras marcas que compiten en el segmento de berlinas Premium, con la ventaja de que además luce en el parabrisas la etiqueta ECO, con todas las ventajas, tanto fiscales como a la hora de circular por áreas restringidas en el centro de las grandes ciudades.
 
En una elegante carrocería de 4,89 metros de longitud, el equipo de diseño de Toyota ha dibujado su ‘buque insignia’ combinando trazos elegantes y líneas sobrias en las que se reconoce siempre el aire familiar de las últimas novedades. Su silueta, con una ligera caída del techo a partir del pilar ‘C’, adquiere un aire de coupé, manteniendo el esquema clásico de maletero independiente con una gran capacidad (500 litros), al que se accede por un portón de boca un tanto estrecha.
 
El interior merece un capítulo amplio, pues se trata de un amplio espacio para cinco adultos que viajarán de forma cómoda al contar con una distancia entre ejes bastante grande (2,82 metros). Las plazas delanteras son muy cómodas y tienen todo tipo de reglajes para alcanzar rápidamente la posición ideal al volante, con todos los mandos al alcance del conductor y mucha información a la vista.
 
Tras el volante, una instrumentación que mezcla relojes analógicos para el velocímetro y múltiples posibilidades de configuración a través de diferentes pantallas en las que se muestra toda la información del viaje y los datos relacionados con el sistema híbrido, por ejemplo el flujo instantáneo de energía, consumos y carga de la batería. La gran pantalla de la consola central muestra también esos datos de forma ampliada y en ella se concentra también el equipo de audio, teléfono manos libres, navegador y todos los ajustes, pudiendo conectar un smartphone de forma sencilla para hacer uso de algunas apps o escuchar la música de cada usuario, y en la parte inferior están los mandos del climatizador, con zonas independientes para copiloto y pasajeros traseros.
 
En el túnel central, junto a la palanca del cambio automático -mediante engranajes planetarios y seis marchas prefijadas- están los botones para seleccionar el modo de conducción –ECO, Normal y Sport-, con los que cambia la configuración del acelerador, dirección y cambio de marchas, priorizando el consumo o las prestaciones, según desee el conductor en cada momento. Además, hay un botón (EV mode) con el que conectamos el funcionamiento puramente eléctrico durante un corto periodo de tiempo, dependiendo de la carga de la batería.
 
Una de las grandes ventajas del sistema híbrido de Toyota es la facilidad de manejo y las grandes posibilidades que ofrece de implicarse en una conducción eficiente. Cada vez que me pongo al volante de un híbrido me cambia la mentalidad y rápidamente busco reducir consumo y alargar la vida del depósito de combustible. Sin hacer grandes esfuerzos se puede lograr igualar la cifra homologada por el fabricante (5,3 litros en ciclo mixto), sobre todo si el trazado no es muy sinuoso y tenemos un tacto suave con el acelerador, siendo muy importante la anticipación a la hora de acelerar o frenar.
 
En ciudad se mueve con soltura y gasta muy poco combustible, porque durante mucho tiempo entra en funcionamiento el motor eléctrico, y únicamente se nota que estamos en una gran berlina a la hora de buscar plaza de aparcamiento, que debe ser de un tamaño grande. Al salir a carretera muestra las virtudes de una gran berlina, y en contra de la leyenda que hay sobre la eficiencia de las mecánicas híbridas en este terreno, debo reconocer que resulta muy agradable y cómodo, con la única pega de la sensación de patinamiento del cambio en fases de aceleración fuertes.
 
Por prestaciones, cumple de sobra –velocidad máxima de 180 km/h y aceleración de 0 a 100 en 8,3 segundos, porque se trata de un coche para viajar sin echar carreras a nadie, disfrutando de la música, el paisaje y la compañía. La autonomía puede superar los 700 kilómetros en viajes, como ha sido el caso de nuestra prueba, en la que hemos obtenido una media de 6,1 litros a ritmos legales.
 
El precio de esta berlina, una de las más equipadas que se pueden encontrar en estos momentos en el mercado, parte de 32.230 euros en la versión Business destinada a empresas, con una opción intermedia en el acabado Advance (32.500 euros) y la más completa bajo la denominación Luxury (38.000 euros), que protagoniza esta prueba.
 
No vamos a detallar todo el equipamiento del acabado Luxury, que trae de serie llantas de aleación de 18”, asientos de cuero calefactados y con regulación eléctrica, luces LED delanteras y traseras, cortinilla parasol eléctrica trasera, climatizador trizona, sistema de apertura y arranque sin llave, pantalla TFT de 7” en cuadro de mandos, equipo de audio JBL con 9 altavoces, pantalla multimedia Toyota Touch de 8” con navegador GO, Head up Display (HUD), punto de acceso Wi-Fi y reconocimiento de comandos de voz. El equipamiento es cerrado, y los únicos opcionales son la pintura metalizada y algunos complementos para personalizar el interior y el exterior del vehículo.
 
Pocos rivales tiene en estos momentos el Camry, tan solo el Ford Mondeo Vignale Hybrid, que también con tecnología híbrida tiene un precio similar y un equipamiento bastante completo. El Skoda Superb iV podría ser una alternativa, pero se trata de una mecánica híbrida enchufable (PHEV), con un precio más elevado y la ventaja de que puede circular en modo eléctrico hasta 50 kilómetros, luciendo etiqueta CERO.
 
Ficha técnica
Toyota Camry Hybrid 220H Luxury
Dimensiones
Longitud: 4.885 milímetros
Anchura: 1.840 milímetros
Altura: 1.445 milímetros
Batalla: 2.825 milímetros
Peso: 1.670 kg
Depósito combustible: 50 litros
Maletero: 500 litros
 
Potencia total conjunto híbrido: 218 CV (160 kW)
 
Motor combustión
Tipo: gasolina, delantero transversal
Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 2.487 cc
Potencia: 187 CV a 5.700 rpm
Par máximo: 221 Nm a 3600-5200 rpm
Tracción: delantera
Cambio: automático
 
Motor eléctrico
Situación: delantero transversal
Potencia máxima: 120 CV
Par máximo: 202 Nm
Tensión nominal: 245 V
 
Baterías
Tipo: níquel-metal hidruro
Capacidad: 1,59 kWh
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 180 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 8,3 s
Consumo medio: 5,3 l/100 km
Emisiones CO2: 119 g/km
 
Precio: 38.000 euros
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium