Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Tissot T-Touch Connect Solar

José A. Prados

14 marzo 2021

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El reloj conectado de Tissot sigue su evolución y se convierte en un compañero de aventuras impulsado por la energía del sol.

A diferencia de otros ‘smartwatch’ que hay en el mercado, el Tissot T-Touch Connect Solar es un auténtico reloj suizo con funciones adicionales que se muestran a través de una pequeña pantalla digital que aparece en la parte inferior de la esfera al pulsar el botón que hay sobre la corona. Combina todo el saber hacer de una marca relojera suiza nacida en 1853 con la tecnología digital más avanzada para ofrecer una auténtica computadora de muñeca que es capaz de mostrar la hora con exactitud y mantener al usuario conectado con su mundo, además de aportar funcionalidades específicas para la práctica de deportes al aire libre.
 
El T-Touch Connect Solar es el último capítulo de una saga iniciada en 1999 cuando Tissot lanzó al mercado su primer reloj táctil –ocho años antes que el primer iPhone táctil-, un modelo que en 2004 dio lugar al primer modelo conectado en colaboración con Microsoft, aunque con escaso éxito comercial, y en 2014 se presentó el T-Touch Expert Solar que prescindía de las baterías para impulsar el mecanismo con la energía que producían los paneles solares.
 
En caja de titanio de 47 milímetros de diámetro, el T-Touch se pone ahora a la venta en España con un total de seis variantes al combinar la caja de titanio satinado con correas de caucho negro o rojo y otra de titanio, además de versiones en titanio PVD negro y oro rosa. La utilización de materiales duraderos es una garantía de que el reloj va a durar muchos años en la muñeca de su propietario, acompañándolo en cada aventura urbana o en la naturaleza.
 
El cristal de zafiro táctil con tratamiento antirreflejos permite seleccionar las diferentes funciones que aparecen indicadas en la parte exterior de la esfera, de color negro, que oculta las células solares que alimentan la batería, que tiene una duración estimada de hasta seis meses sin recibir luz, y que se recarga tanto con la luz del sol como artificial, y en el caso de que se agote por estar mucho tiempo guardado, viene con un pequeño cargador. Sobre el bisel de cerámica aparecen los puntos cardinales y las agujas de horas y minutos llevan material luminiscente que favorece la visión en la oscuridad, mientras que la del segundero central es de color rojo, con la forma de la ‘T’ en el contrapeso.
 
A través de una aplicación específica que ha creado Tissot, el reloj inteligente se conecta con el teléfono móvil, siendo compatible con los sistemas operativos iOS de Apple, Android y Harmony de Huawei. Utiliza el sistema operativo SwALPS de bajo consumo desarrollado por el grupo Swatch, y todos los componentes son suizos, además de las 35 patentes que se han registrado. Y un detalle muy importante que en Tissot recalcan: los datos del usuario no se venden a otras compañías como sucede con los smartwatch de la mayoría de fabricantes, quedan almacenados para uso interno de la firma relojera suiza.
 
Las funciones son numerosas, empezando por las destinadas al ocio, como barómetro, brújula, registro de actividad –no lleva sensor de pulso cardiaco porque la firma considera que no son precisos-, cronógrafo, calendario perpetuo, segundo huso horario, cuenta atrás, alarma, actualización automática en horario de verano/invierno, llamadas telefónicas con identificación y notificaciones del móvil, por lo que no es necesario sacar el teléfono del bolsillo.
 
Está a la venta en tiendas seleccionadas de España con personal formado para que el cliente salga con su T-Touch Connect Solar configurado, y los precios van desde 980 euros en las versiones con correa de caucho y de 1.080 euros si lleva el brazalete de titanio.
 
Ficha técnica
Caja: titanio
Medida: 47 milímetros
Sistema operativo: SwALPS de bajo consumo
Funciones: hora, minutos, segundos, cronómetro, brújula, barómetro, actividad y notificaciones
Duración batería: hasta 6 meses
Cristal: zafiro táctil resistente a arañazos
Bisel; cerámica
Esfera: negra con células fotovoltaicas
Pantalla: digital MIP (Memory In Pixel) de bajo consumo
Índices y agujas: con material luminiscente
Fondo: titanio
Estanqueidad: hasta 100 metros
Brazalete: caucho o titanio
Precio: 980€ (caucho) y 1.080€ (titanio)
Más información en www.tissot.ch
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium