Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Suzuki Vitara 2018

José A. Prados

15 noviembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

A la venta desde 17.240 euros con dos motores gasolina de 111 y 140 CV y un excelente sistema de tracción total 4WD Allgrip.

Con la intención de aportar su experiencia en materia 4x4 al creciente segmento SUV compacto, Suzuki recuperaba en 2015 el mítico nombre de Vitara para su modelo de 4,17 metros, que se convertiría en el mejor aliado en la cuenta de resultados de la compañía japonesa. Algo más de tres años después, el concepto Vitara sigue vigente y se actualiza en profundidad para atender la demanda de los conductores, la normativa anticontaminación y de paso, incorpora una serie de avances tecnológicos que mejoran la seguridad y el confort en los desplazamientos.
 
El Suzuki Vitara 2018 no sufre modificaciones en sus medidas, ya que no se trata de un modelo nuevo, son cambios ligeros para modernizar su imagen y ponerse al día en tecnología. Empezamos por el frontal, donde luce una nueva parrilla delantera cromada que es algo más vistosa y embellecedores cromados en los paragolpes delanteros, que integran las luces diurnas LED en el lateral, junto a las luces antiniebla. También hay llantas de aleación de 17” de nuevo diseño y en la trasera se han rediseñado los grupos ópticos, ahora con tecnología LED para dar un aspecto más moderno.
 
Los cambios del interior no son radicales, pero contribuyen a mejorar el aspecto general del habitáculo al introducir materiales más blandos en el salpicadero, así como algunos detalles cromados que destacan sobre el acabado gris perlado. En el centro del cuadro de mandos hay ahora una pantalla LCD de 4,2” a color en la que se puede visualizar información relativa a la conducción, como la potencia y el par instantáneos, el consumo de combustible o las fuerzas G en los giros, así como el modo de conducción seleccionado en las versiones con tracción total (Auto, Snow, Lock y Sport). También hay un reloj de nuevo diseño para la versión GLX en el centro del salpicadero y una tapicería mixta que combina piel y tela.
 
Si en el modelo anterior ya se había hecho un gran esfuerzo en lo relacionado con seguridad al incorporar el control predictivo de frenada (RBS) y el control de velocidad adaptativo, el Vitara 2018 sigue esa tendencia y se posiciona como un vehículo de lo más completo al añadir avances como el reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, alerta de fatiga durante la conducción, asistente de cambio de carril y asistente en frenada de emergencia. Y, a diferencia de muchos de sus rivales, todas estas ayudas están disponibles de serie desde los acabados intermedios y altos de la gama Vitara.
 
La novedad más destacada en lo que se refiere a la mecánica es la eliminación de los motores diesel en la gama Vitara, algo que ya vimos recientemente en el nuevo Suzuki Jimny, y que se extenderá a todos los modelos del fabricante japonés. El motor de acceso es ahora el 1.0 Boosterjet, un tricilíndrico de un litro que tiene una potencia de 111 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 170 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm, asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades o una automática de variador continuo de 6 velocidades. El consumo medio homologado es de 5,3 litros en las versiones 2WD y de 5,8 litros si lleva tracción total, cifras que no distan mucho de la realidad, tal como hemos podido comprobar durante un recorrido de más de una hora por carreteras de lo más variadas.
 
El otro motor disponible es el 1.4 Boosterjet, este ya de cuatro cilindros, con una potencia de 140 CV a 5.500 rpm y un par de 220 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm. Tiene un tacto más agradable y se notan esos caballos de más cuando afrontamos un puerto o queremos realizar un adelantamiento en una carretera secundaria. El consumo es bastante razonable, una media de 6,1 litros en las versiones 4WD, que en nuestra prueba ha ascendido a 7,5 litros, pero se puede rebajar con un tacto más suave sobre el acelerador.
 
Uno de los puntos fuertes del Vitara siempre ha sido el sistema de tracción integral, denominado 4WD Allgrip, un sistema inteligente capaz de enviar hasta el 50% del par al eje trasero para poder transitar sin dificultad por terrenos resbaladizos. Mediante un pulsador giratorio situado junto a la palanca del cambio se pueden seleccionar los distintos modos, en función del estado del terreno: Auto, que se encarga de optimizar la tracción de forma automática, Sport, para obtener las máximas prestaciones, Snow , para circular fuera del asfalto con barro o nieve, dosificando el tacto del acelerador, y Lock, que bloquea el diferencial para fijar el par 50/50 en cada eje. Además, cuenta con un botón para el control de descenso, que permite realizar bajadas pronunciadas controlando la velocidad en todo momento, sin necesidad de pisar el freno, y además funciona también en punto muerto. Entre los más de 20 competidores que hay en este segmento, solo la mitad ofrece un sistema de tracción total, pero ninguno de ellos en la gama media, sólo en los modelos más equipados y caros.
 
Teniendo en nuestras manos un coche con un sistema de tracción tan eficaz, lo lógico era probarlo en su terreno, en campo y con el firme bastante resbaladizo por las últimas lluvias. En una finca en Segovia hemos tenido oportunidad de ver el funcionamiento del sistema 4WD Allgrip, uno de los mejores del mercado, que se encarga de repartir el par en el eje con mejor agarre, de manera que supera cualquier obstáculo, incluso con neumáticos de carretera. Seleccionando el modo adecuado, el sistema se encarga de gestionar el par de la forma más óptima, superando fuertes repechos muy deslizantes, vadeo en un río con poco caudal, baches pronunciados y un descenso fuerte en el que la electrónica trabaja de forma incansable para que el coche no se embale y que vaya siempre bajo control. La experiencia ha sido muy positiva, por eso los Suzuki tienen tan buena fama entre quienes lo usan a diario en campo.
 
La gama Vitara 2018 es bastante amplia al combinar los dos motores (1.0 de 111 CV y 1.4 de 140 CV), sistemas de tracción 2WD y 4WD, cambio manual de 5 o 6 velocidades y uno automático de 6 marchas, y tres niveles de equipamiento –GL, GLE y GLX- más la versión especial Toro, únicamente con el motor 1.4 manual. Hay además ocho colores de carrocería bitono y 7 colores sólidos o metalizados. Los precios van desde 17.240 a 26.500 euros con los descuentos promocionales incluidos y la garantía es de cinco años.
 
El Suzuki Vitara ya está a la venta desde el mes de septiembre en la red de concesionarios Suzuki de España con los siguientes precios, incluido el descuento de la campaña comercial (1.300 euros):
Vitara 1.0T GL 2WD: 17.240 euros
Vitara 1.0T GLE 2WD: 19.140 euros
Vitara 1.0T GLE 2WD Auto: 20.640 euros
Vitara 1.0T GLE 4WD: 21.240 euros
Vitara 1.0T GLE 4WD Auto: 22.740 euros
Vitara 1.4T GLE 2WD: 20.340 euros
Vitara 1.4T GLX 2WD: 22.590 euros
Vitara 1.4T Toro: 23.606 euros
Vitara 1.4T GLX 4WD: 24.390 euros
Vitara 1.4T GLX 4WD Auto: 24.985 euros
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 94 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium