Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Sony se interesa por el coche autónomo

José A. Prados

10 enero 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El Vision-S Concept de ha presentado en el CES de Las Vegas como una apuesta por la movilidad sostenible y conectada.

Se trata de un concept car, pero podría ser el anuncio de la compañía japonesa Sony de su intención de entrar en el mercado del automóvil ecológico, conectado y autónomo. Lo hemos podido ver en el CES 2020 de Las Vegas en el stand de Sony, donde la firma ha presentado numerosas novedades en televisores y otros dispositivos electrónicos donde acumula una gran experiencia, y el automóvil del futuro podría ser su próximo objetivo.
 
El Vision-S Concept es una berlina de funcionamiento completamente eléctrico gracias a un conjunto de baterías integradas en la parte inferior del chasis que alimentan dos motores eléctricos de 272 CV cada uno, situados en el eje delantero y trasero, por lo que contaría con un sistema de tracción total. Desde Sony no han facilitado datos sobre el tipo de baterías ni la autonomía de las mismas, tan solo la velocidad máxima (240 km/h) y la aceleración de 0 a 100, en la que emplearía 4,8 segundos.
 
La filosofía de este prototipo se basa en tres pilares –seguridad, entretenimiento y sostenibilidad-, por lo que cuenta con avanzados sistemas de ayuda a la conducción que permiten circular de forma autónoma Nivel 4 con la ayuda de numerosas cámaras y 33 sensores repartidos en el perímetro del vehículo, que se encargan de monitorizar en todo momento lo que sucede en el exterior.
 
Por diseño no es un vehículo revolucionario. De hecho, tiene algunos detalles que recuerdan a otros que hay actualmente en el mercado, con unas líneas modernas que no llaman excesivamente la atención pero que resultan elegantes. Con una longitud de 4,89 metros, esta berlina de cuatro plazas individuales tiene una altura de 1,45 metros y una distancia entre ejes de 3 metros, más amplia que modelos de este tamaño, por lo que el espacio en el habitáculo tiene que ser generoso. El peso es elevado (2.350 kilos) debido a las baterías que se alojan en la parte inferior del chasis, algo común en los vehículos eléctricos y que es una de las asignaturas pendientes a la hora de mejorar la eficiencia.
 
Lo más espectacular es sin duda el interior del Vision-S, un habitáculo de grandes dimensiones y mucha luminosidad en el que destaca la pantalla panorámica que ocupa todo el salpicadero, dividida en tres zonas, más otras dos pantallas tipo tablet que van situadas en los reposacabezas delanteros, para que los pasajeros de las plazas posteriores puedan disfrutar de una película o sus vídeos favoritos durante los viajes, pues cuenta con un espectacular sistema de sonido con tecnología 360 Reality Audio en el que se incluyen altavoces en los asientos para que cada pasajero pueda escuchar su música si lo desea.
 
El estilo es completamente minimalista porque se trata de un vehículo pensado para la conducción autónoma en el que todo se maneja mediante una interfaz de usuario muy intuitiva. Los retrovisores exteriores han sido sustituidos por cámaras que proyectan las imágenes de lo que sucede en el exterior en dos pantallas de alta definición, tal como hemos visto en el Audi e-tron y sucederá en breve en el Honda e, el primer eléctrico de la firma japonesa.

Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium