Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Skoda Scout 1.8 TSI 4x4

José A. Prados

11 noviembre 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Un maletero de 610 litros, tracción total, cambio DSG y un buen equipamiento con un motor gasolina de 180 CV como alternativa al diesel.

El mercado del automóvil europeo se ha decantado recientemente a favor de los SUV, esos vehículos con aspecto todoterreno, carrocería elevada y líneas elegantes –también llamados crossover en algunas marcas- que ya ocupan un tercio de las ventas totales en nuestro país. Pero no a todo el mundo le gustan estos coches, y siguen existiendo alternativas tan prácticas o más, con el mismo espacio o más y con un comportamiento mucho mejor en carreteras viradas y también fuera del asfalto.
 
Los vehículos familiares, conocidos como ‘rancheras’ hace años, tienen una gran aceptación en países como Alemania, Francia o Italia, donde las ventas superan en muchos casos a las berlinas. Y la explicación es muy clara: tienen mucho espacio en el maletero y su diseño ha mejorado notablemente en los últimos años. Y para ofrecer un producto todavía más polivalente, los familiares ofrecen sistemas de tracción integral y en algunos modelos versiones enfocadas a su uso off-road.
 
Es el caso del Skoda Scout, que deriva del Skoda Octavia Combi, con una serie de elementos que permiten hacer alguna salida fácil por pistas y caminos sin asfaltar, como el sistema de tracción 4x4, control de descenso, protecciones en los bajos y una mayor altura libre al suelo. Hay que dejar bien claro que no se trata de un todoterreno, pero cumple notablemente si el recorrido no es muy complicado.
 
A su favor juega una dinámica mucho más apropiada para rodar con rapidez por carreteras viradas, peso más ligero y una menor altura de la carrocería que se traduce en una mejor aerodinámica, un aspecto definitivo al circular por autopistas a altas velocidades. La capacidad del maletero del protagonista de nuestra prueba es de 610 litros hasta la bandeja, mientras que en un Skoda Kodiaq, que mide 4,70 metros de longitud, es de 650 litros con 7 plazas y de 560 litros con 7 plazas.
 
Lo que más nos gusta del Skoda Scout es su gran versatilidad, su atractiva línea y el buen tacto de conducción que demuestra. Es una gran berlina apta para todo uso, con un enorme maletero en el que puedes transportar el equipaje de toda la familia durante las vacaciones y también es ideal para practicar deportes al aire libre, porque abatiendo los asientos traseros se puede llevar una bici sin desmontar las ruedas. Además, cuenta con una gran cantidad de accesorios para configurar el maletero a tu gusto, como distribuidor de carga, barras separadoras y una alfombrilla reversible que por un lado tiene moqueta y por otro goma por si introduces objetos sucios como las botas de esquí tras una jornada en la nieve.
 
Todos los Scout vienen de serie con el sistema de tracción total que mejora mucho el comportamiento del coche en terrenos resbaladizos y se convierte en un excelente aliado para salir de viaje con mal tiempo. Equipado con neumáticos de invierno o ‘Alseason’, es el vehículo ideal con el que moverse por carreteras nevadas sin necesidad de usar cadenas, circulando sobre la nieve con una gran seguridad. En el campo, se ve limitado por unos neumáticos de carretera y por el perfil bajo, que puede provocar rápidamente un pinchazo. El cambio automático de doble embrague DSG con 7 velocidades ayuda bastante en terrenos complicados, centrándose únicamente en la conducción, y en atascos es una maravilla, porque no estresa tanto la conducción. No lleva levas en el volante, que, por lo visto, nadie las utiliza.
 
Amplio, con una posición de conducción cómoda, el Skoda Scout está disponible con dos motores diesel de 150 y 184 CV, además de una desconocida versión gasolina 1.8 TSI de 180 CV que analizamos aquí. Hace unos meses probamos la versión más completa de la gama, el Scout 2.0 TDI 184 CV y la verdad es que nos gustó mucho, pero ahora, con la complicada situación que vive el combustible diesel, hemos querido ponernos a los mandos de la única versión de gasolina que se ofrece en este modelo para conocer su comportamiento y ver si merece la pena a la hora de tomar una decisión de compra.
 
El motor 1.8 TSI es pura suavidad y puede ser una buena opción si realizamos una conducción tranquila y el kilometraje anual no supera los 15.000 kilómetros. En nuestra prueba el gasto medio de combustible ha sido de 8,5 litros a un ritmo ‘alegre’, que puede rebajarse en viajes y con trazados menos sinuosos, lo que implica una autonomía de unos 600 kilómetros sin repostar, que no está nada mal.
 
La suspensión en modo ‘Normal’ resulta algo blanda para nuestro gusto, es apropiada para viajar por autopistas y con firme irregular. Para ir rápido es mejor activar el modo Sport y el comportamiento del coche cambia sustancialmente, endureciendo los amortiguadores y el tacto de la dirección, más firme y directo. Si deseamos salir al campo hay que activar el modo ‘Off-road’, que cambia el tacto del acelerador, la dirección y optimiza la tracción, además de llevar un asistente para descensos. Y si lo que queremos es ahorrar combustible, está el modo ‘Eco’, que evita fuertes acelerones y te avisa si vas demasiado rápido.
 
El interior está bien resuelto, con materiales blandos, buenos ajustes y un completo equipamiento de serie en el que se incluye una pantalla táctil en el centro del salpicadero que puede ser de 8 o 9” según deseemos. Por el precio de este coche hay muy pocas alternativas de este tipo, ya que la mayoría son mucho más caras, como por ejemplo el Audi A4 Allroad, el Volkswagen Passat Alltrack, el Mercedes Clase E All-Terrain o un Volvo S60 Crosscountry.
 
Como suele ser habitual en Skoda, los elementos opcionales no son caros y hay muchos a elegir, como la pintura plata brillante (510 euros), llantas de aleación ligera de 18” modelo Braga (570 euros), Lane Assist (790 euros); luces automáticas carretera (200 euros), detector de ángulo muerto (390 euros), pilotos traseros LED gama alta (140 euros), enchufe 230 voltios (155 euros), portón maletero eléctrico (385 euros), barras techo aluminio (150 euros), bola remolque desmontable (585 euros), pedales aluminio (90 euros), selector modo conducción con función off-road (145 euros), techo panorámico eléctrico (1.105 euros), sistema de navegación Amundsen (260 euros), sistema de arranque sin llave (650 euros), saco porta esquís (120 euros) o alfombrilla reversible para el maletero (50 euros).
 
La decisión final es complicada. Este coche tiene un precio de partida de 31.571 euros (en el momento de escribir el artículo se puede adquirir por 25.700 euros con los descuentos promocionales), situándose 1.500 euros por encima de la versión diesel de 150 CV y tan sólo 900 euros por debajo del ‘tope’ de gama, el 2.0 TDI de 184 CV. Los diesel gastan bastante menos (unos dos litros de diferencia), tienen unas prestaciones similares y un mayor empuje gracias a un par muy superior que notaremos únicamente en carreteras de montaña. A cambio, el funcionamiento del motor de gasolina es mucho más suave, silencioso y agradable. Todo dependerá del uso que vayamos a dar al coche y de lo complicada que se ponga la legislación en el futuro para los motores diesel.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
 
FICHA TÉCNICA
DIMENSIONES
Longitud: 4,69 metros
Anchura: 1,81 metros
Altura: 1,53 metros
Batalla: 2,68 metros
Peso: 1.522 kilos
Maletero: 610 litros
MOTOR
Combustible: gasolina
Posición: delantero transversal
Cilindrada: 1.798 cc
Potencia: 180 CV a 4.500-6.200 rpm
Par máximo: 280 Nm a 1.350-4.500 rpm
Cambio: automático 6 vel (DSG)
Tracción: 4x4
PRESTACIONES
Velocidad máxima: 216 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 7,8 segundos
Consumo medio: 6,8 litros
Emisiones CO2: 158 g/km
PRECIO: 31.571 euros
Leer revistas
Revista nº 82 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium