Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Samsung Galaxy Z Flip

José A. Prados

20 febrero 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El primer modelo de la marca con pantalla de cristal plegable de 6,7" ya está a la venta con tecnología de vanguardia por 1.500 euros.

El mundo de los teléfonos inteligentes vive un momento de contradicciones. Por una parte, todos los fabricantes tienden a aumentar el tamaño de las pantallas, que ya superan en la mayoría de los casos las 5,5 pulgadas, y por otro lado asistimos al lanzamiento de modelos más compactos mediante un sistema de pantalla flexible que permite plegarlos, tal como ha hecho Motorola con el conocido rarz, y como sucede ahora en Samsung con el Galaxy Z Flip, tomando como experiencia su modelo Galaxy Fold.
 
Sin duda, lo más característico del Galaxy Z Flip es la pantalla Infinity Flex Amoled dinámica inmersiva de 6,7 pulgadas (2636 x 1080 - 424 ppi) realizada con un tipo de cristal ultra-delgado (Ultra Thin Glass UTG) que permite plegarla por completo quedando un tamaño similar al de una cartera, para guardarlo en cualquier bolsillo o bolso, incluso en los de fiesta donde no entran los enormes smartphones. Al abrirlo, la pantalla se duplica con una superficie de visualización de 6,7” en diagonal que permite tener dos aplicaciones abiertas al mismo tiempo gracias a la tecnología Multi Active Window.
 
Esto es posible por la nueva bisagra oculta (Hideaway Hinge) que tiene un mecanismo de doble CAM y un sofisticado diseño para asegurar que el dispositivo se abre y cierra de forma suave y con estabilidad, pudiendo estar abierto en distintos ángulos, al igual que la pantalla de un portátil. Cuando está cerrado, en la pantalla de la cubierta se pueden ver las notificaciones sobre llamadas entrantes, mensajes de texto, además de la hora.
 
Desde el punto de vista de la tecnología no hay grandes novedades. Funciona con sistema operativo Android 10, 256 GB de almacenamiento interno, potente procesador de 7 nm y 8 GB de RAM. La cámara frontal 10 MP f2.4 que hace posibles las videollamadas con gran calidad y cuenta con una cámara dual trasera de 12 MP con gran angular y grabación de vídeo 4K.
 
A pesar de sus reducidas dimensiones, Samsung ha dotado al Galaxy Z Flip de una potente batería con 3300 mAh de capacidad, que junto con la inteligencia de vanguardia permiten el uso del dispositivo durante un día completo. Lleva el sistema de carga rápida mediante cable de alimentación e inalámbrica Wireless PowerShare.
 
El desbloqueo del teléfono se realiza mediante un sistema de reconocimiento facial, con la huella digital, un PIN, el patrón o la contraseña, como el usuario desee para su comodidad y seguridad.
 
El precio es elevado, 1.500 euros con una configuración de 256 GB y 8 GB de RAM, pudiendo elegir entre los colores Mirror Purple y Mirror Black, pero está en línea con su rival más directo, el Motorola razr (1.599 euros), dos caprichos muy enfocados al mercado femenino que todavía no incorporan 5G.
 
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium