Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Renault Scénic TCe 140

Miguel Quintana

20 junio 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Se le puede describir como un monovolumen compacto convertido en todocamino, con grandes llantas y mayor altura sobre el suelo.

El mercado manda y, ante el descenso de ventas del segmento del monovolumen, la marca francesa ha decidido convertir su exitoso Scenic en un todocamino intermedio entre el Captur y Kadjar, que gozan de mucha aceptación entre los clientes.
 
La estética está bien conseguida, a lo que ayudan las enormes llantas Quartz de 20 pulgadas de serie, y en el interior encontramos unas generosas plazas delanteras que gozan de gran visibilidad, gracias a al amplio parabrisas con finos montantes que apenas estorban la visión. Las plazas traseras son algo estrechas para tres personas, aunque están formadas por tres asientos individuales. Una familia numerosa debería pensar en un Renault de más capacidad, como el Grand Scenic o incluso un Espace, para tener sitio de sobra.
 
El asiento del conductor dispone de función de masaje y el cuadro de instrumentos es digital, con colores variables a elección. La consola central cuenta con una pantalla vertical de 8,7 pulgadas que, a nuestro parecer, controla demasiadas funciones de información y puede resultar complicada de manejar al principio. Tener que pasar por diferentes menús, por ejemplo, para subir o bajar la fuerza del ventilador del aire acondicionado, obliga a distraer la mirada en exceso.
 
La guantera es realmente capaz; se abre como un cajón para poder guardar objetos desde arriba. También hay trampillas en el suelo y un gran baúl desplazable longitudinalmente entre los asientos delanteros. Todo esto, junto a los 506 litros de capacidad del maletero, que cuenta con un botón para plegar los respaldos traseros, hacen agradable la vida a bordo del Scénic.
 
Tres son los motores de gasolina disponibles, de 115, 140 y 160 CV, además de dos diesel de 120 y 150CV. El de nuestra prueba es el 1.3 TCe de gasolina de 140 CV que destaca en suavidad y silencio de marcha. Está tan bien aislado que llega a sorprender la poca rumorosidad que emite. Además, la caja de cambios manual de seis marchas tiene un tacto agradable, que permite seleccionar las marchas con rapidez, sin errores y con buena capacidad de aceleración, eso que no es un coche nervioso.
 
La quinta y sexta marcha son de largo desarrollo, pensadas para ahorrar consumo, pero los aceptables 240 Nm de par significan que este motor tiene suficiente elasticidad para mantenerse en una marcha elevada, sin necesidad de bajar a tercera o cuarta relación para acelerar.
 
Dinámicamente, el Scénic es un coche cómodo. La suspensión está en un punto medio, entre dura y suave. Transmite seguridad al conductor y acompañantes, sin movimientos extraños en las curvas y un sistema de control de estabilidad muy bien calibrado, pues actúa con suavidad en el momento preciso, sin resultar intrusivo en demasía.
 
Dispone de cinco programas de conducción: Neutral, Sport, Comfort, Personalizado y Eco. Su cometido es cambiar la sensibilidad del pedal del acelerador, la firmeza de la dirección asistida, el color de la iluminación ambiental y del cuadro de instrumentos.
 
El consumo homologado es de 5,9 litros cada 100 kilómetros. Una cifra honesta, teniendo en cuenta que la medida en nuestra prueba ha sido de 6,6 l/100km, durante la que hemos conducido a un ritmo alegre, sin excesos.
 
Dos son los acabados presentes para este motor, Limited y Zen, con precios desde 22.374 y 23.858 €, respectivamente. El equipamiento es muy completo, con frenada automática de emergencia, detección de peatones, alerta por cambio de carril, avisador de vehículos en el ángulo muerto, programador de velocidad activo, sensores de luz y lluvia, cámara trasera de aparcamiento y sistema de información en el parabrisas (Head up Display), opcional.  
 
Moderno en diseño y tecnología, con un potente motor de buen comportamiento y una altura libre al suelo de 17,0 centímetros, el nuevo Scénic es un gran rival en el segmento de los todocamino urbanos, tan de moda actualmente.
 
FICHA TÉCNICA
Renault Scénic TCe 140 CV Zen
DIMENSIONES
Longitud: 4.406 milímetros
Anchura: 1.866 milímetros
Altura: 1.653 milímetros
Batalla: 2.734 milímetros
Maletero: 506 litros

MOTOR
Combustible: gasolina
Posición: delantero transversal
Cilindrada: 1.333 cc
Número de cilindros: 4
Potencia: 140 CV a 5.000 rpm
Par máximo: 240 Nm a 1.600 rpm
Cambio: manual, de 6 velocidades
Tracción: delantera

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 201 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 10,4 segundos
Consumo medio: 5,9 l/100 km
Emisiones CO2: 135 g/km

Precio: 23.858 €
 
J. Miguel Quintanawww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 100 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium