Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Oppo Find X

Carlos Prados

11 septiembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Líneas espectaculares, un mecanismo que oculta las cámaras , desbloqueo por infrarrojos, procesador Snapdragon 845 y un precio de 999 €.

Hemos tenido la oportunidad de asistir a la presentación en España de uno de los teléfonos que pretende revolucionar el mercado, el Oppo Find X. El teléfono de la marca china acaba de llegar a nuestro país, y puede que esta sea la primera vez que oyes hablar de la marca, pero que eso no te confunda, ya que actualmente se ha colado en el número 5 del top de ventas mundial de smartphones; y vienen pisando fuerte. A continuación te contamos de manera detallada todo sobre este impresionante terminal.
 
Comenzamos por el diseño, como no podría ser de otra forma, ya que el Oppo Find X muestra unas líneas espectaculares, algo parecido al que vimos en el Vivo Nex S, pero a mayor escala; dando como resultado un impresionante ratio de pantalla del 93,8%, garantizando una experiencia visual nunca vista.
 
Y es que la compañía ha hecho especial hincapié en este apartado de su buque insignia, con un mecanismo gracias al cual, las cámaras y los sensores permanecen ocultos y se deslizan hacia arriba cuando los necesitamos. Esto deja libre toda la parte superior para la pantalla, prescindiendo del controvertido notch. La parte trasera presenta un acabado en cristal, disponible en dos colores que se van difuminando conforme nos acercamos al centro, dando un resultado premium y elegante.

Un punto importante a reseñar es que el teléfono no cuenta con sensor de huellas, sin embargo podemos desbloquearlo mediante unos sofisticados sensores infrarrojos que reconocerán nuestra cara hasta en condiciones de nula iluminación. La única pega que encontramos a este avanzado sistema es que no es tan rápido como nos gustaría.
 
Pero todas estas características revolucionarias no llegan sin sacrificios, y en este caso el terminal no cuenta con certificación de resistencia al agua, NFC, ni jack de 3.5”, por otro lado, contamos con Bluetooth 5.0 para una buena conectividad si optamos por auriculares inalámbricos.
 
En cuanto a sus especificaciones, nos encontramos con todo lo que podríamos pedir de un terminal tope de gama: procesador Snapdragon 845, GPU Adreno 630, 8 GB de RAM y un almacenamiento de hasta 256 GB. La pantalla que monta es una AMOLED de 6,4 pulgadas, resolución 1080p y 401 pixels por pulgada, con un aspecto 19,5:9. Cuenta con una batería doble de 3400 mAh, prometiendo una autonomía muy decente. En el apartado fotográfico nos encontramos un sensor frontal de 25 MP f/2.0, y dos traseros de 16 y 20 MP con una apertura también de f/2.0.
 
Sobre el papel tiene muy buena pinta, pero la sensación en mano es más espectacular si cabe. El teléfono se nota firme, bien construido y da la impresión de un teléfono que no es apto para todos los bolsillos, y en efecto, así es, ya que el precio es de 999€.
 
Además, el rendimiento es muy bueno a pesar de llevar incorporada una capa de personalización bastante intrusiva, que recuerda a la de Samsung. Con todo esto, el terminal se nota fluido, pero no es comparable a un Android puro. La batería no hemos tenido oportunidad de ponerla a prueba, pero 3400 mAh deberían ser suficientes para aguantar el día entero sin problemas, eso sí, gracias a la carga rápida bautizada como SuperVOOC, la marca promete una carga completa en tan sólo 35 minutos, algo más que impresionante.
 
Por último, un aspecto que nos preocupaba bastante era la durabilidad del terminal, al tener una parte móvil accionada por un motor. Podríamos pensar que accionarlo consume mucha batería, o que podría romperse al accionarse tantas veces al día; ya que cada vez que usemos el desbloqueo facial o las cámaras, debemos desplegar el mecanismo. No obstante, la gente de Oppo lo ha pensado todo y nos promete una durabilidad de 300.000 usos (unos 5 años con una media de 150 usos al día), por lo que todos nuestros miedos eran infundados.
 
El OppoFind X está ya a la venta por 999€ en Media Markt, Fnac, Movistar y El Corte Inglés, aunque esperamos una versión firmada por Lamborghini que ronda los 1700€. Más información en www.oppo.com/es
 
Carlos Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 93 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium