Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Nissan Qashqai 1.2 DIG-T 115 CV

VidaPremium

12 febrero 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Con su motor 1.2 de gasolina, la versión más modesta del popular SUV japonés destaca en tecnología, confort y suavidad de marcha.

El primer Qashqai abrió un camino de  éxito para la marca japonesa al inaugurar, hace más de diez años, el segmento de los SUV (Sport Utility Vehicle). Una mezcla de turismo y todoterreno con un marcado toque urbano que se ha convertido en todo un fenómeno mundial, como sucede en España donde, al término de 2017, uno de cada tres vehículos vendidos ha sido un SUV.
 
El resto de fabricantes no han dudado en unirse a la moda pero el modelo de Nissan, apeneas mejorado recientemente, ha sabido conservar su posición de privilegio presumiendo de calidad de producto. Prueba de ello son las 28.752 unidades vendidas en España en 2017, por delante del Hyundai Tucson, Seat Ateca y Volkswagen Tiguan, entre otros.
 
Fabricado en el Reino Unido, la reciente actualización del modelo está logrando potenciar aún sus ventas. Estrena nueva parrilla frontal, con faros muy bien integrados, paragolpes, capó, nuevos antinieblas delanteros, pilotos traseros con iluminación LED y llantas con diseño más atractivo.
 
Si el último ‘lavado de cara’ le ha sentado bien, es en el interior donde más se aprecia que gana muchos enteros en refinamiento: El nuevo volante tiene achatada la parte inferior, los buenos asientos, incluso de piel, aportan un tapizado exclusivo, el atractivo salpicadero, todo él de paneles mullidos, ajusta perfectamente, sin ruidos molestos, mientras que el equipo de sonido y la interfaz multimedia se ha actualizado.
Ofrece de serie el sistema de visión periférica de 360º, que permite una visión trasera y superior sobre la pantalla central táctil de 8,0 pulgadas. La capacidad del maletero (430 litros), está algo por debajo de la media del segmento.
 
El apartado tecnológico se ha potenciado mucho. Añade unos amortiguadores de doble pistón que, junto a las mejoras de insonorización, logran un gran confort de marcha. Es importante el despliegue de sistemas de seguridad que aporta el “Nissan Intelligent Mobility”, con Alerta de tráfico trasero a la hora de salir de un aparcamiento, Frenada automática de emergencia con reconocimiento de peatones, Alerta por cambio involuntario de carril, Asistente anti-colisiones, Reconocimiento de señales de tráfico, Control de crucero adaptativo… además del avanzado ‘Pro-Pilot’ que aparecerá esta primavera, un asistente para conducción por autopista que también actúa sobre la dirección, que nos va acercando a la conducción autónoma.
 
Probamos aquí la versión movida por el motor de gasolina de 1,2 litros, con cuatro cilindros, que proporciona 115 CV. Monta de serie una caja de cambios manual de seis velocidades y tracción delantera exclusivamente con una palanca de cambios de tacto suave, aunque de largo recorrido entre las marchas. Una pena, pues este será un gesto frecuente en los viajes dada la moderada potencia de este propulsor, que obliga a usar a menudo la palanca de cambios reduciendo una o dos velocidades a la hora de adelantar o subir pendientes prolongadas.
 
Esta característica tiene una consecuencia directa en el consumo. A una velocidad estable por autopista, en los límites legales, el Qashqai 1.2 DIG-T puede circular en sexta velocidad con mucha facilidad con un bajo consumo de gasolina (6,7 l/100 km), pero supera los 7,5 l/100 en circunstancias menos favorables.  
 
En esta actualización se ha dulcificado la suspensión, lo que, junto a esa mejora en el aislamiento sonoro, hace de cualquier viaje una experiencia relajante. A pesar de haber engrosado la barra estabilizadora delantera para reducir el balanceo, no es un coche para recorrer con rapidez carreteras de montaña, sino para disfrutar del silencio y sosiego de una conducción segura, apoyado en una dirección más directa. 
 
Las ayudas electrónicas están muy presentes (quizás demasiado) para evitar posibles “alegrías” del conductor. El sistema “Chassis Control”, de serie, actúa sobre los frenos para evitar el cabeceo de la carrocería y corrige el subviraje (arrastre de las ruedas delanteras en una curva). La acción de estos sistemas, junto con las alertas por la detección de obstáculos y por cambio involuntario de carril, provoca demasiados pitidos de alarma irritantes que sobresaltan al conductor. 
 
El Qashaqi 1.2 DIG-T 115 CV parte de un precio, con promoción, de 22.000 € (acabado de acceso, Visia) y llega a los 31.950 € en el acabado Tecna+, totalmente equipado.
 
FICHA TÉCNICA
DIMENSIONES
Longitud: 4,394 metros
Anchura: 1,806 metros
Altura: 1,590 metros
Batalla: 2,646 metros
Peso: 1.418 kilos
Maletero: 430 litros

MOTOR
Combustible: gasolina
Número de cilindros: 4
Posición: delantero transversal
Cilindrada: 1.199 cc
Potencia: 115 CV a 4.500 rpm
Par máximo: 165 Nm a 1.750 rpm
Cambio: manual 6 vel
Tracción: delantera

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 173 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 12,9 segundos
Consumo medio: 5,6 litros
Emisiones CO2: 129 g/km
Precio desde: 22.000 euros
 
J.M. Quintanawww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 90 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium