Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Mitsubishi L200 2.2 DiD Kaiteki

Juan Manuel Rey

19 agosto 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

A prueba la versión más alta de la gama, con buen comportamiento, buena relación potencia/consumo y equipamiento de berlina de lujo

Nos ponemos a los mandos esta nueva edición de la conocida pick-up  L200 de Mitsubishi para realizar una prueba a fondo y conocer al detalle los aspectos que han cambiado en este modelo, apto para uso profesional y como vehículo para particulares que salen al campo de forma habitual. Cuenta con un nuevo motor 2.2 DiD diesel con tecnología de reducción  de NOx , que le permite ostentar la etiqueta medio ambiental C, y obtener un consumo mixto real que ronda los 9.7 litros por cada 100 km.
 
La versión que hemos probado, es la de doble cabina y terminación Kaiteki, que permite desde afrontar la pista más complicada en la montaña a presentarnos a una recepción de gala, gracias a sus buenas prestaciones  y al alto nivel de acabado de esta opción. Equipada con cambio automático de seis velocidades, tracción inteligente 4x4, 5 cómodas plazas tapizadas en cuero y todo tipo de ayudas a la conducción, se puede adquirir por menos de 40.100 Euros.
 
Los modelos alternativos a esta pick-up, van de desde la clásica Toyota Hilux, pasando por la Nissan Navara y la Ford Ranger hasta llegar a la Volkswagen Amarok, Todos estos modelos, en su versión de doble cabina, disponen una capacidad de carga similar, en una horquilla que oscila entre los 1.105 kg de la Nissan Navara y los 935 kg de la Volkswagen Amarok, encontrándose la L200 en unos respetables 1.075 kg.
 
Lo que más nos ha sorprendido en la prueba de este vehículo, es su agilidad y sencillez de conducción, algo que cuando nos montamos por primera vez, y somos conscientes de sus más de 5,2 metros de longitud, 1,8 metros de anchura y 1,78 metros de altura, con un peso que supera las dos toneladas, no nos podíamos imaginar. A esta agilidad, contribuye claramente el nuevo motor de Mitsubishi, que entrega su potencia y par de manera lineal, y  la suavidad del cambio automático de 6 velocidades que podemos usar desde las levas del volante. Además, el uso de distintas tecnologías de asistencia simplifica enormemente la conducción de este modelo. En el momento crucial al que nos enfrentamos aparcando entre dos coches, los sensores de proximidad y una acertada cámara de visión 360 grados nos facilitan enormemente el trabajo y nos permiten encajar el vehículo en espacios increíbles.
 
En orden de marcha por carretera asfaltada, en la cual únicamente usamos la tracción trasera, cuenta con suficiente reprís para llevar a cabo adelantamientos fluidos, mantiene una velocidad de crucero al límite de lo permitido sin ningún sobre esfuerzo del motor y frena tan efectivamente como si condujéramos un turismo compacto de 1.500 kg. Las limitaciones que suponen su tamaño son amortiguadas con la adopción de sistemas de ayuda, como el de detección de ángulo muerto, alerta de salida de carril, alerta de tráfico trasero, sistema de mitigación de aceleración no intencionada, y una excelente cámara 360º,
 
Respecto a la amortiguación, no  nos damos cuenta de que llevamos ballestas en el tren trasero hasta que no pasamos del asfalto a las pistas rotas. Cuando la parte trasera empieza a rebotar, el sistema de tracción y estabilidad activo (ASTC) regula la potencia del motor y aplicando fuerza de frenado evita deslizamientos, ayudándonos a mantener la trazada. Eso sí, la incomodidad del sistema de ballestas cuando circulas sin carga es inevitable.
 
Eficaz sistema de tracción
El sistema nos permite elegir entre cuatro modos: a las dos ruedas traseras, tracción a las cuatro ruedas, tracción a las cuatro ruedas con bloqueo del diferencial trasero y finalmente tracción a las cuatro ruedas con bloqueo del diferencial trasero y reductora. El sistema de tracción en pistas y campo abierto, cuenta con cuatro modalidades, que podríamos traducir como gravilla suelta (Gravel), barro/nieve (Mud/Snow), arena (sand) y roca (Rock). En nuestra prueba, sólo lo hemos podido probar en modo Gravel, y desde nuestra experiencia ha sido plenamente satisfactorio. Hemos circulado rápido por pistas de firme compuesto de piedras sueltas y fuertes pendientes comprobando que no se perdía tracción en ningún momento, Cuenta además con un sistema de control de tracción en descenso, que nos permite concentrarnos en el volante cuando la situación exige toda nuestra atención.
 
El consumo medio que hemos obtenido durante la prueba ha sido prácticamente igual al homologado en el ciclo WLTP, unos 9,7 litros a los 100 km. En esta prueba hemos combinado la conducción con dos adultos a bordo y sin carga por autovías sin atascos (30%), carreteras convencionales (30%), pistas sin asfaltar de montaña (30%) y la ciudad (10%). Con una capacidad de depósito de 75 litros, podemos calcular una autonomía que estará un poco por debajo de los 800 kilómetros.
 
El diseño del habitáculo en esta versión es sobrio. Los asientos, volante y pomo del cambio en cuero negro, la tapicería y plásticos también en negro le dan un aspecto muy elegante para lo que originalmente era un vehículo industrial. La información básica está disponible a primera vista, sin embargo los botones de asistencia a la conducción quedan algo ocultos por el volante. El mando circular de selección de tracción es muy accesible sin tener que apartar la vista de la carretera y el cambio por palanca o levas es simple de manejar. En un entorno tan moderno llama la atención que el freno de mano siga siendo una palanca convencional. Desde el puesto de conducción, gracias a la altura y al buen tamaño de los retrovisores se tiene un buen control del entorno, pero en maniobras a baja velocidad es fundamental consultar la pantalla de 360º.  
 
Desde los asientos delanteros, se accede a la consola central que incluye un sistema de audio y video, con una pantalla de táctil de 20,5 centímetros, radio analógica y digital, sistema manos libres Bluetooth, 2 entradas USB, una entrada HDMI, Android Auto y Apple Car Play y un suministro continuo de información sobre el vehículo.
 
La habitabilidad es muy buena para una pick-up, la segunda fila es confortable para 3 adultos y cuentan con un buen espacio para las rodillas. Claro que tenemos que pensar qué hacemos con el equipaje, porque el cajón de carga trasero originalmente no tiene tapa y tendremos que adquirir alguna de las soluciones que Mitsubishi ofrece como accesorios. Eso sí, cuando tengamos la tapa, podemos cargar más de 1.000 kg de equipaje.
 
Pero pensando en el uso que le puede hacer un futuro comprador de esta versión de lujo, el cajón de carga con la tapa posterior abierta puede transportar una moto de cross sin problemas. Ni que decir tiene, que caben un montón de bicicletas y tablas de surf. Llevar la cortacésped a la revisión ya no será un problema, y podremos trasladar todos los trastos al punto limpio en un solo viaje. Si vamos a hacer una acampada no tendremos límite de carga y para los cazadores dispondremos de una buena superficie de carga que se puede limpiar con facilidad. Si te gusta el campo esta versión te llevara a ti y a tu equipaje hasta el último rincón.
 
En cuanto al exterior, el tamaño y aspecto hacen que nadie quede indiferente. En parado, la altura y formas del coche impresionan, y si lo ves aparecer en tu retrovisor acercándose rápidamente se te tiene que encoger el corazón.  Curiosamente uno pensaría que en esta época de híbridos y eléctricos, un vehículo de este tipo estaría fuera de sitio, sin embargo es con el único coche que he probado que me han parado mis vecinos para comunicarme su admiración y evidente envidia; es un poco infantil pero está claro que atrae poderosamente la atención.
 
En resumen, si te gustan las actividades en el exterior y puedes permitírtelo es una buena opción, que no competirá en ahorro con un hibrido, pero que teniendo en cuenta su tamaño y capacidad de carga no consume excesivamente.
 
DATOS TÉCNICOS
Motor.- Combustible: Diesel. Cilindros: 4, en línea. Cilindrada: 2.268 c.c. Distribución: dos árboles de levas; 4 válvulas por cada cilindro (16v). Potencia máxima: 150 CV (110 kW) a 3.500 rpm. Par máximo: 400 Nm  a 1.750 rpm. Alimentación: inyección directa + turbo e Intercooler de geometría variable. Con sistema de parada y arranque automático Stop&Start. Etiqueta de emisiones: C.
Transmisión.- Tracción: 4x4. Caja de cambios: automática por convertidor de par de 6 velocidades y reductora.
Dirección.- Tipo: de cremallera, con asistencia hidráulica. Diámetro de giro entre aceras: 11,8 metros. 
Frenos.- Delanteros, de discos ventilados de 320 mm; traseros, de tambor de 295 mm. Ayudas electrónicas de serie: antibloqueo ABS, frenada automática de emergencia (con detección de peatones), asistente al arranque en cuesta, control de tracción y control de  estabilidad.
Suspensiones.- Eje delantero: Paralelogramo deformable, muelles helicoidales. Eje trasero: eje rígido y ballestas.
Dimensiones, capacidades y pesos.- Carrocería: Pick - Up. Puertas: 4. Plazas: 5 (2+3). Longitud: 5.225 mm. Anchura: 1.805 mm. Altura: 1.780 mm. Distancia entre ejes (batalla): 3.000 mm. Altura al plano de carga: 850 mm. Longitud del área de carga: 1.520 mm. Anchura interior del área de carga: 1.470 mm. Altura interior del área de carga: 475 mm. Depósito de combustible: 75 litros. Peso en vacío: 2.035 kg. Peso máximo admisible: 3.110 kg.
Ruedas.- Llantas de aleación de 18”. Neumáticos: 265/60 R18- 110H. 
Prestaciones.- Velocidad máxima: 171 km/h. Aceleración de 0 a 100 km/h: en 13,5 segundos. Consumo combinado WLTP: 9,7  litros por cada 100 km. Emisiones de CO2 en ciclo combinado: 254 gramos/km.
Precio: sin descuentos de marca  40.100 euros (acabado Kaiteki).
 
Juan M. Rey – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium