Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Mercedes-Benz AMG GT 4 puertas

VidaPremium

8 enero 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Un deportivo de 4 puertas fabricado por la división AMG en Affalterbach con doble personalidad y potencias de 435 a 639 CV.

Comenzaremos por decir que a pesar de su denominación oficial de 4 puertas, en realidad habrá que hablar de 5 pues el acceso al maletero es por un portón de notables dimensiones y muy práctico debido a lo bajo que es el coche. Este modelo, fabricado por AMG en Affalterbach (Alemania), división de los modelos deportivos de Mercedes Benz, tiene la esencia de los modelos GT de la marca pero con 4 puertas y una personalidad muy característica, es utilizable en el día a día pero, con algunas de la posibles configuraciones de los modos de conducción, cambia su personalidad a un auténtico coche deportivo capaz de hacernos disfrutar en circuito como el mejor de los pilotos de carreras.
 
¿Cómo es posible este cambio de personalidad? Esta es una de las características del coche, la gran cantidad de la tecnología más vanguardista que podemos encontrar en un deportivo de calle.
 
Motores
Están disponibles 3 motores actualmente en España, pues hay uno de 370 CV que no se comercializa en nuestro país. El modelo AMG GT 63 4Matic+ 4 puertas dispone de un motor V8 de 4.0 litros con doble turbo que entrega una potencia de 585 CV (430 kW) entre 5.500 - 6.500 rpm con una entrega de par de 800 Nm entre 2.350 - 5.000 rpm, la velocidad máxima es de 310 km/h con un consumo de 11,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 252 g/km.
 
El modelos AMG GT 63 S 4Matic+ 4 puertas está equipado con motor V8 de 4.0 litros y doble turbo cuya potencia es de 639 CV (470 kW) 3ntre 5.500 – 6.500 rpm y suministra un par de 900 Nm entre 2.500 – 4.500 rpm, su velocidad máxima es de 315 km/h y tiene una emisiones de CO2 de 257 g/km con un consumo de 11,3 l/100 km.
Estos motores son la vanguardia de AMG con una disposición V8 y doble turbo en el centro de la V para acortar recorridos de flujo de gases y aire y que la respuesta sea más rápida. El flujo de gases a la turbina es doble para evitar contrapresiones y el eje está montado con rodamientos de bolas para disminuir rozamientos. Así mismo, estos motores desconectan 4 cilindros cuando la demanda de potencia es baja, como sucede en las situaciones de planeo que podemos conocer por una indicación en el cuadro de instrumentos.
 
El modelo AMG GT 53 4Matic+ 4 puertas dispone de un motor que entrega una potencia de 435 CV (320 kW) a 6.100 rpm y entrega un par de 520 Nm entre 1.800 – 5.800 rpm con unos consumos de 9,1 l/100 km y emisiones de 209 g/km; la velocidad máxima es de 285 km/h. Este motor es una joya tecnológica, dispone de 6 cilindros en línea (6L) con una cilindrada de 3.0 litros, bien por Mercedes que vuelve a disponer de un motor 6L, la configuración más regular y equilibrada en motores; dispone de turbocompresor y compresor de accionamiento eléctrico. Adicionalmente, entre el motor y el cambio, tiene un motor adicional eléctrico con la función EQ Boost que entrega una potencia de 16 kW (22 CV) y una entrega de par de 250 Nm adicionales al motor de gasolina. Este coche por ser una configuración híbrida tiene la pegatina ECO y para en el parking regulado el 50%, además del resto de ventaja en las situaciones de alta contaminación y el acceso a las zonas de circulación restringida.
 
Trasmisión y cambio
La transmisión en todos los modelos es 4Matic+, tracción total variable hasta el 100% y en la versión 63 S con diferencial autoblocante de control electrónico, opcional en el resto. Los coches con motores V8 disponen de un cambio automático AMG SpeedShift tipo MCT de 9 relaciones, con doble embrague y un embrague húmedo para la arrancada. El modelo de AMG GT 53, dispone de un cambio AMG SpeedShift  tipo TCT de 9 relaciones con convertidor de par.
 
En todos los modelos se dispone de un selector de modos de conducción que actúa sobre motor, caja de cambios, suspensiones, dirección y respuesta del acelerador con las siguientes funciones:
- Calzada resbaladiza. Se usa sobre superficies muy mojadas, suelos con nieve o hielo.
- Confort. Es la selección para una utilización normal, el coche se comporta con un confort excelente y una respuesta suave al acelerador; los cambios de marcha se realizan a bajas revoluciones.
- Sport. Cambia la configuración de la suspensión, la dirección es más directa, la respuesta del acelerador es más rápida y los cambios se realizan a más altas revoluciones y realiza doble embrague en las reducciones.
- Sport +. En esta posición los cambios se realizan a máximas revoluciones, la respuestas del acelerador, suspensiones y dirección cambian para mejorar la dinámica del coche, también cambia la acción del ESP.
- RACE. Este modo disponible de serie en el AMG GT 63 S y opcional en el resto de modelos, configura al coche para la conducción en circuitos. En este modo se puede activar el DriftMode, para permitir la deriva de la trasera de coche.
- Individual. Es el modo que permite configurar todos los parámetros de conducción a nuestro gusto.
 
Para redondear la experiencia de conducción en estos modelos, se dispone de un sistema denominado AMG DYNAMICS, de serie en el 63 S y opcional en el resto, que actúa sobre la estrategia de regulación del ESP, la tracción integral, la dirección del eje trasero y el diferencial autoblocante que tomando datos de los diferentes sensores y del modo de conducción seleccionado, cambia el modo de respuesta dinámico del coche en 4 modos:
- Basic. Asignado a los modos de ‘Calzada resbaladiza’ y ‘Confort’, otorga un comportamiento de marcha muy estable con gran atenuación de la deriva de la parte trasera.
- Advanced. Se activa con el programa ‘Sport’ muestra un comportamiento neutro y equilibrado con mayor agilidad dinámica si circulamos en carreteras sinuosas.
- Pro (Professional). Se activa en ‘Sport+’, aumenta la agilidad y mejora la confirmación del contacto con el suelo al conducir por curvas.
- Master. Va unido al modo ‘RACE’, mejora todas las condiciones dinámicas de respuesta de dirección y agilidad en conducción en circuitos.
Realmente la lista de posibilidades electrónicas y la tecnología que dispone es AMG es lo más avanzado actualmente, para describirla completa podíamos llenar muchas páginas.
 
Tren de rodaje
El AMG GT 53 4MATIC+ incorpora el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con suspensión neumática y amortiguación adaptativa regulable. En las versiones V8, el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+ se basa en la suspensión neumática integral multicámara.
 
El eje delantero responde a una concepción de cuatro brazos con discos compuestos autoventilados y perforados con pinzas de 6 pistones y un diámetro 360 mm en la versión de 6 cilindros, 390 mm en las versiones V8. La suspensión trasera es de eje multibrazo con cinco brazos con frenos compuestos autoventilados y perforados con pinza de garra de un pistón y 360 mm de diámetro en todas las versiones.
 
Los modelos V8 incorporan en el eje trasero un diferencial autoblocante de control electrónico que mejora la aceleración a la salida de las curvas. En las versiones V8, el eje trasero dispone de una dirección activa comandada por dos servomotores. Hasta 100 km/h las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras y facilita las maniobras y la toma de curvas lentas, a partir de esta velocidad, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras acortando la batalla de forma dinámica e inscribiéndose milimétricamente en las curvas rápidas. Tanto el diferencial autoblocante como el eje trasero directriz forman parte del AMG DYNAMICS como paquete opcional en el AMG GT 53.
 
Diseño exterior
La silueta del AMG GT es de un auténtico deportivo, asumiendo el aspecto del modelo de 2 puertas con una silueta similar y con una línea baja y una trasera fastback muy dinámica. La vista delantera es agresiva con una parrilla de lamas verticales tipo ‘morro de tiburón’ que se prolonga para englobar los faros MultiBean LED y con una segunda abertura por debajo de la calandra que dispone de lamas que se abren o cierran en función de la necesidad de refrigeración para otorgar una mayor dinámica junto con el faldón delantero.
 
Las luces traseras disponen de una función de intensidad variable, esto significa que el brillo de la luz de freno LED se atenúa al esperar ante un semáforo rojo, por ejemplo.
En la parte trasera dispone de un alerón dinámico que se despliega a partir de 80 km/h y puede ir incrementando su altura y la incidencia en función de la velocidad a la que circulemos y del modo de conducción.
 
Interior
El habitáculo es muy espacioso, como coche deportivo tiene la dificultad de silueta baja para el acceso, pero no incómoda. Dispone de un gran espacio interior para viajar muy cómodamente, tanto delante como detrás. Los asientos de la parte trasera de serie viene con 2 plazas y una separación, estos asientos no son abatibles. Hay disponible 2 configuraciones opcionales. La primera de dos plazas con consola central de separación y asientos abatibles y la segunda con una configuración de asiento de 3 plazas abatibles.
 
En las versiones V8, y opcional en la de 6 cilindros, se dispone de un cuadro de instrumentos formado por 2 pantallas de 12,3 pulgadas unidas por un único cristal.
En la pantalla izquierda se representa un cuadro digital con diferentes configuraciones donde podemos ver todos los parámetros de conducción típicos del coche; en la pantalla derecha tenemos todo el sistema de navegación y entretenimiento, teléfono y visión de los modos de configuración del coche.
 
Prueba de conducción
Hemos podido probar la versión AMG GT 63 S de 4 puertas por carreteras secundarias de la provincia de Madrid, y tenemos que reconocer que ponerse a los mandos de un vehículo de estas características es una descarga de adrenalina simplemente con sentarse. Desde el momento de arranque del motor ya impresiona la potencia de este V8, el sonido al ralentí es una autentica música, sin molestar en absoluto. El día era lluvioso a media mañana y salimos a realizar la prueba con el modo confort; realmente el comportamiento es de un aplomo impresionante y trasmite una gran sensación de seguridad, cosa que a priori no parece por la silueta del coche que es sumamente deportiva y agresiva.
 
Después de la comida, que había aparecido el sol, salimos probando la configuración Sport y Sport+, y el cambio es realmente sorprendente, porque las sensaciones son totalmente diferentes, la personalidad del coche ha sufrido modificaciones y se comporta como un autentico deportivo con una reducciones con doble embregue a la entrada de las curvas y una salida espectacular cuando tenemos enfilada la recta, donde el sonido es embriagador, la gasolina corre por las venas y las curvas se acercan muy rápidamente con unas aceleraciones de infarto pero siempre dando una gran seguridad al conductor.
 
La comodidad es muy destacable, como merece un coche con la estrella. Es un modelo para disfrutar de la conducción cuando se necesite sentir un poco de adrenalina en la sangre, pero también es un coche para el día a día incluso llevar a los niños al colegio.
 
El AMG GT 4 puertas, en cualquiera de sus versiones, lleva incorporados todos los avances de máxima tecnología que podamos encontrar en un coche, es apto para cualquier conductor siempre que se lo permitan sus condiciones económicas. La electrónica no está de adorno, para la gran mayoría de conductores les hará sentir como un consumado piloto incrementando su seguridad, para la minoría de expertos conductores también es sencillo, van a un circuito, desconectan la electrónica o ponen el modo RACE con PRO y a conducir como los grandes pilotos, hacen falta ‘muchas manos’ para operar en esta posición, pero todo es posible y el coche dará siempre satisfacción a su conductor.
 
Precios
Mercedes AMG GT 53 4Matic+ 4 puertas: desde 135.700 euros
Mercedes AMG GT 63 4Matic+ 4 puertas: desde 176.200 euros
Mercedes AMG GT 63 S 4Matic+ 4 puertas: desde 195.500 euros
 
Fernando Prietowww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 99 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium