Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Mercedes-AMG Project ONE

José A. Prados

12 septiembre 2017

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

La tecnología desarrollada en Fórmula 1 se traslada a este prototipo híbrido que desarrolla 1.000 CV y supera los 350 km/h.

Comienzan a desvelarse las primeras novedades del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA), y uno de los modelos más espectaculares es este prototipo que podemos ver en el stand de Mercedes-Benz, que hereda la tecnología híbrida desarrollada en el monoplaza de Lewis Hamilton en el campeonato de Fórmula 1 para entregar una potencia de más de 1.000 CV y lograr una velocidad punta de 350 km/h, con una espectacular aceleración de 0 a 200 km/h en 6 segundos.
 
El desarrollo del Project ONE ha corrido a cargo de Mercedes-AMG, que se ha encargado de implementar en el coche la tecnología híbrida de Fórmula 1 en estrecha colaboración con Mercedes-AMG High Performance Powertrains de Brixworth, así como la empresa Mercedes-AMG Petronas Motorsport, todo un exponente de la futura estrategia de propulsión híbrida de altas prestaciones que prepara la firma alemana.
 
En este prototipo se avanzan algunos detalles de cómo será el futuro modelo de serie, con un sistema de propulsión que consta de un motor V6 1.6 con inyección directa y turbocompresor que procede del monoplaza de Fórmula 1 y cuatro motores eléctricos –uno integrado en el turbocompresor, otro junto al motor de combustión, unido directamente al cigüeñal, y los dos restantes en las ruedas delanteras, alcanzando un régimen excepcional de 50.000 rpm-.
 
El eje delantero con propulsión eléctrica permitirá acelerar y frenar por separado, configurando una distribución selectiva del par motor para aumentar el dinamismo de conducción, de manera que se trata de un vehículo con tracción integral en determinadas situaciones. La energía de la frenada se aprovecha para regenerar las baterías de iones de litio, pudiendo llegar a circular hasta 25 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico.
 
Para enviar a las ruedas traseras el par el motor térmico se ha desarrollado una transmisión de 8 velocidades totalmente nueva con mando hidráulico que se acciona mediante las levas del cambio en el volante o de forma completamente automatizada. El Project ONE lleva una estructura monocasco de fibra de carbono ultraligera, con el motor y el cambio cumpliendo funciones portantes que sirven de sujeción a los elementos de suspensión de las ruedas delanteras.
 
Una novedad absoluta son las llantas forjadas de aluminio de 10 radios con cierre central reservadas en exclusiva al Mercedes-AMG Project ONE, que cuentan con una cubierta radial parcial de fibra de carbono de efecto aerodinámico con la finalidad de favorecer un flujo optimizado del aire alrededor de la rueda, mejorando el comportamiento aerodinámico. Tres ranuras planas de ventilación en cada sección de radios aseguran una disipación térmica ideal de los frenos, una muestra más del esmero con el que el equipo de desarrollo de AMG trata cada detalle, por pequeño que sea, a fin de incrementar la eficiencia global de este Hypercar. Utiliza llantas de 19” y neumáticos  285/35Z 19 Michelin Pilot Sport Cup 2 en el tren delantero y 335/30 ZR 20 en el trasero. En el interior se alojan unos frenos cerámicos de alto rendimiento y bajo peso.
 
En el interior, apto para dos ocupantes, se basa en la funcionalidad de la competición, buscando que el conductor alcance sensaciones de Fórmula 1 tanto en carretera como en circuito. Todo es muy minimalista para evitar elementos que puedan interferir en el comportamiento del coche. Lleva asientos baquet con respaldos ajustables que van anclados directamente a la estructura monocasco y un túnel central que separa al conductor del acompañante. El piloto cuenta con la ayuda de dos pantallas de 10” de alta resolución –una en posición ligeramente elevada delante del conductor y otra en la consola central, pero enfocada hacia él- en las que obtiene información precisa del rendimiento del vehículo, configuración y medición de tiempos.
 
El volante tiene la sección superior e inferior planas, con airbag integrado y en él se integran dos controladores programables con distintas funciones de ajuste para los programas de conducción o reglajes del tren de rodaje y los indicadores LED correspondientes a la marcha acoplada, que van situados en la parte superior.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium