Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Maurice Lacroix Moonphase Retrograde

José A. Prados

15 marzo 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Los contadores circulares se convierten en indicaciones retrógradas para la fecha y el día de la semana, añadiendo la fase lunar.

Dos décadas después del lanzamiento del primer modelo con indicación retrógrada, la marca suiza prosigue su exploración de una relojería contemporánea y elegante, caracterizada por su saber hacer tradicional. El diseño sumamente esmerado del Moonphase Retrograde constituye una aportación de carácter noble al universo de las complicaciones de la colección Masterpiece.
 
La caja de acero redonda de 43 milímetros de diámetro encierra un nuevo conjunto de complicaciones: día de la semana retrógrada, fecha retrógrada y fases lunares, además de tres indicaciones reunidas por primera vez en una esfera azulada o gris plata y Clou de Paris. El Moonphase Retrograde ilustra la precisión, la innovación y el alto valor percibido que Maurice Lacroix se complace en poner a disposición del público al precio más justo.
 
Esta nueva pieza de la colección Masterpiece supone el retorno de una de las especialidades de Maurice Lacroix. En realidad, las indicaciones retrógradas han contribuido a forjar su renombre desde 1999. Ya por aquel entonces la línea de relojes Masterpiece formaba parte del catálogo, con la vocación de representar el saber hacer de la marca. Apostaba por los recursos tradicionales para crear diseños como el esqueletizado, o complicaciones poco frecuentes para la época. Las indicaciones retrógradas permitieron a Maurice Lacroix reafirmar aún más su identidad relojera. Con el desarrollo desde sus inicios de módulos de indicación específicos, dedicados a estas funciones, Maurice Lacroix demostró un espíritu visionario, basado en la integración técnica sin perder de vista su toque orientado al estilo de vida. Así, en vísperas del siglo XXI, nació el Maurice Lacroix Calendrier Retrograde.
 
Dos décadas después, el Masterpiece Moonphase Retrograde perpetúa esta tradición de la marca, consistente en el uso de indicaciones no circulares. Tanto el día, a las 2 horas, como la fecha, a las 10 horas, se marcan con agujas que avanzan por sectores de 150 grados. Al término de sus ciclos respectivos, ambas retroceden de forma instantánea y simultánea gracias a un sistema de muelles y levas, a fin de retomar el curso de la semana y el mes siguientes. El segundero pequeño a las 6 horas sirve asimismo de telón de fondo para la visualización de las fases lunares.
 
El calibre ML 190 subyacente a estas funcionalidades asegura la buena marcha del Moonphase Retrograde. A este movimiento exclusivo de cuerda automática, grandes dimensiones y fiabilidad contrastada, Maurice Lacroix suma un módulo de complicación de diseño propio que hace posible las indicaciones de día de la semana retrógrada, fecha retrógrada y fases lunares. No obstante, este calibre de acabados cuidados se mantiene fiel a la filosofía de Maurice Lacroix, al igual que la esfera y la caja.
 
Esta nueva generación del modelo Masterpiece propone una interpretación contemporánea de los códigos tradicionales, enriquecidos con el sello propio de Maurice Lacroix. La caja de 43 mm presenta biselados pulidos, con descolgados sucesivos que afinan su línea. Incorpora una corona con un moleteado redondeado, un rasgo típico de la colección. La esfera reintroduce números romanos de pequeño tamaño utilizados por Maurice Lacroix en los años noventa, dentro de un disco horario satinado circular. Los sectores destinados al día y el mes están marcados con motivos que varían según el color de la esfera.
 
La esfera gris plata luce un motivo Clou de Paris que se repite en el segundero, mientras que las demás superficies están granalladas para obtener un efecto mate bajo unas agujas azuladas. La versión con la esfera azul, en cambio, exhibe los sectores retrógrados azulados y el resto con decoración Côtes de Genève, todo ello rematado con índices, marcados y agujas rodiadas. La sobriedad, el sentido del detalle, y la multiplicidad de texturas y motivos confieren al Masterpiece Moonphase Retrograde su carácter noble.
 
Ficha técnica
Caja: acero inoxidable
Medida: 43 milímetros
Movimiento: automático ML292
Funciones: hora, minutos, segundos, calendario y fase lunar
Reserva de marcha: 36 horas
Cristal: zafiro antirreflejos
Esfera: plateada Clous de París o azul
Índices: números romanos
Agujas: azuladas
Fondo: cristal zafiro
Estanqueidad: hasta 100 metros
Brazalete: piel becerro negro
Precio: 4.900 euros
Más información en www.mauricelacroix.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium