Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Maserati MC20

José A. Prados

11 septiembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El deportivo biplaza italiano abre una nueva era en la marca con un motor 3.0 V6 de fabricación propia que entrega 630 CV.

Tracción trasera, biplaza, de dimensiones compactas, puertas que se abren en formato ‘tijera’ hacia el cielo y propulsado por un motor Nettuno de nueva creación con una potencia de 630 CV y toda la tecnología conectada que necesita un deportivo de esta categoría. Así es a grandes rasgos el Maserati MC20, un coupé biplaza de afiladas líneas que recupera el ADN deportivo de la marca italiana, con un palmarés impresionante que comenzó en 1926 con el legendario Tipo 26, el primer coche de carreras que lució el Tridente.
 
De igual modo, el MC20 –Maserati Corse 2020- representa la forma pura de la velocidad en una carrocería de 4,67 metros de longitud, 1,97 metros de anchura y 1,21 metros de altura, con una batalla de 2,70 metros, por lo que resulta un poco más compacto que el actual Maserati GranTurismo y algo mayor que sus rivales en este segmento, como el Audi R8, Lamborghini Huracan, Porsche 911 Turbo o McLaren 570 GT.
 
Detrás de los asientos se sitúa el motor Nettuno de nueva creación, desarrollado íntegramente por Maserati, un bloque de seis cilindros en V a 90º con doble turbocompresor que tiene una cilindrada de 3.000 centímetros cúbicos y desarrolla una potencia de 630 CV a 7.500 rpm, transmitiendo el par a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática de ocho velocidades con funcionamiento secuencial a través de las generosas levas de fibra de carbono que hay detrás del volante.
 
La utilización de fibra de carbono para la fabricación del chasis monocasco y los paneles de la carrocería, así como un motor más pequeño, han logrado un peso bastante contenido para el MC20 –inferior a 1.500 kilos, según los técnicos de Maserati-, que son clave para las prestaciones que puede alcanzar este gran deportivo: 325 km/h de velocidad máxima y un paso de 0 a 100 km/h en tan solo 2,9 segundos –el Lamborghini Huracán EVO RWD emplea 3,3 segundos y el McLaren 570 GT lo hace en 3,4 segundos-.
 
Para lograr estas cifras, los ingenieros de Maserati han recurrido a una carrocería de alta eficiencia en el túnel del viento sin necesidad de espectaculares apéndices que mejoran la aerodinámica, tan solo un alerón trasero muy discreto y un difusor trasero con efecto suelo en el que se ubican dos generosas salidas de escape.
 
La simplicidad es la nota dominante en un interior que busca centrarse en la conducción, para lo que se han eliminado todos los elementos innecesarios. El volante, en Alcántara y fibra de carbono, lleva los mandos para el manejo del equipo de sonido y el teléfono, con dos grandes botones –uno para el arranque y otro para el launch control o salida lanzada-, mientras que en la consola central se ha sustituido la palanca del cambio por dos botones y también hay un dial en el que se selecciona el modo de conducción con cinco posiciones: GT, Wet, Sport, Corsa y ESC Off.
 
Los asientos tipo ‘baquet’ van forrados en cuero y llevan el reposacabezas integrado con el símbolo del Tridente. El conductor dispone de dos pantallas de 10,25 pulgadas para tener a la vista toda la información necesaria, una con el cuadro de instrumentos digital y otra para manejar el sistema de infoentretenimiento. El MC20 también estará conectado a un teléfono inteligente mediante Maserati Connect, se pueden emplear los servicios de Alexa por voz, cuenta con red Wi-Fi a bordo y a través de la app Maserati Connect se pueden manejar algunas funciones desde el smartphone.
 
Estará disponible a finales de 2020 en varios colores de carrocería, como el Bianco Audace de las fotos, que brilla gracias a unos matices azules iridiscentes cuando se expone a la luz, el Blu Infinito con tonos cerámicos, Grigio Mistero que recuerda la fascinante belleza del metal fundido y otros tonos más clásicos como Rosso Vincente, Giallo Genio y Nero Enigma. En la firma de Módena anuncian una versión descapotable para más adelante y una mecánica electrificada en 2022.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium