Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Louis Erard 1931 Titanium Chronograph

José A. Prados

11 diciembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

El primer modelo de la marca suiza que emplea el titanio para su caja de 44 milímetros está disponible en acabados rojo y azul.

La firma relojera suiza Louis Erard, cuyos orígenes se remontan al año 1931, introduce por primera vez el titanio en la fabricación de una de sus piezas más deportivas y emblemáticas, un cronógrafo de líneas modernas y elegantes que con este material mejora su aspecto y reduce su peso. Tiene un precio de venta recomendado de 1.995 euros y está disponible en dos versiones, una con las agujas del segundero central y del segundero del cronógrafo en rojo y otra en azul.
 
Sin duda, el protagonismo del Louis Erard 1931 Titanium Chronograph se lo lleva la caja de titanio de tres piezas que, con un tamaño de 44 milímetros de diámetro, aloja una esfera de color antracita decorada con estampación guilloché en forma de pequeños rombos, sobre la que vuelan las agujas de horas y minutos, facetadas y en forma de espada con los bordes recubiertos de material luminiscente, un esquema que también se repite en los índices.
 
Otro rasgo diferenciador de este cronógrafo es la disposición de los relojes en la esfera, con el más característico de la marca a las 12 horas para el contador de los minutos que recuerda la forma de la rueda de un automóvil deportivo, mientras que a las 9 horas se encuentra el pequeño segundero y a las 6 el contador de las horas, con una discreta ventana para la fecha a las 3 horas como único elemento adicional.
 
El carácter deportivo de este reloj se realza más con la forma de los pulsadores del cronógrafo que protegen a la corona principal y con el brazalete de material textil, un nylon negro que puede llevar los pespuntes en color rojo o azul, a juego con el color de las agujas. Y para dar vida a un reloj de este carácter nada mejor que un movimiento automático cronógrafo ETA 7750 Valjoux de 30 milímetros de diámetro y 7,9 milímetros de espesor que contiene 25 joyas y que trabaja a una frecuencia de 28.800 alternancias a la hora con una reserva de marcha de 48 horas. Es sumergible hasta una profundidad de 100 metros y se puede contemplar los detalles del movimiento a través del fondo de cristal transparente.
 
Ficha técnica
Caja: titanio
Medida: 44 milímetros
Movimiento: automático ETA 7750 Valjoux
Funciones: hora, minutos, segundos, cronógrafo y fecha
Reserva de marcha: 48 horas
Cristal: zafiro antirreflejos
Esfera: antracita con estampación guilloché
Agujas: facetadas con Super-Luminova
Fondo: cristal transparente
Estanqueidad: hasta 100 metros
Brazalete: nylon negro con pespuntes rojo/azul
Precio: 1.995 euros
Más información en www.montres-louiserard.ch
Leer revistas
Revista nº 95 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium