Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

LG Gram 17Z990-V

José A. Prados

12 diciembre 2019

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Ha pasado por el banco de pruebas, obteniendo una buena nota por su ligereza, diseño, tamaño compacto y alto rendimiento.

Ligero, atractivo en su diseño y rápido, muy rápido a la hora de arrancar y ejecutar los programas. Además, el LG Gram 17Z990-V que hemos tenido ocasión de probar durante unas semanas es un potente ordenador portátil pensado para quienes se dedican al diseño gráfico, o también como sustituto de un ordenador fijo con las ventajas de movilidad que esto implica, porque cuenta con una gran pantalla de 17” alojada en un chasis en el que se han reducido al máximo los marcos para aprovechar el mayor espacio posible como área de visualización de contenidos.
 
Ya nos llamó la atención cuando asistimos a la presentación el pasado mes de abril y decidimos probarlo más a fondo. La experiencia ha sido muy positiva, y es un producto que hay que ‘disfrutar’ durante unos días para comprobar todas las mejoras que introduce, no solamente en cuestión de ligereza (1.340 gramos), sino también en prestaciones y comodidad de uso.
 
El gran mérito de este equipo es haber integrado una pantalla de 17 pulgadas en un chasis que se acerca mucho a uno de 15”, con unas medidas realmente compactas (380,75x265,93x16,8 milímetros), La prueba es que lo he transportado en varias ocasiones en una mochila donde antes llevaba mi equipo de 15”, con todas las ventajas de una gran pantalla y un teclado de verdad. Ahora, no intentes abrirlo en un avión de las actuales compañías ‘low cost’, es una misión imposible.
 
Una vez instalados los programas básicos que necesitamos para el trabajo diario y configurado el equipo, hacemos la primera prueba de arrancar desde cero y el resultado es prácticamente instantáneo. En unos segundos el equipo se encuentra operativo y el usuario ha sido identificado para que no haya accesos no deseados a la información que contiene, permite trabajar alternativamente con varios programas abiertos y la calidad de imagen es otro de los aspectos destacables en la pantalla de 17” WQXGA con formato 16:10 y una resolución de 2560x1600 px.
 
En las ‘tripas’ del LG Gram más grande de la gama encontramos un procesador Intel Core i7-8565U de octava generación –pronto será actualizado a los de 10ª generación- que trabaja a 1.6 GHz y puede alcanzar los 4,60 GHz con la función Turbo, memoria RAM de 8 GB DDR4 2400 MHz (ampliable hasta 16 GB) y un sistema de almacenamiento SSD de 512 GB M.2 (mSATA3) y una ranura con la que se puede ampliar la capacidad hasta los 2 TB.
 
Uno de los aspectos que más llaman la atención es la ligereza del equipo, tan solo 1,34 kilos que se logran mediante un chasis fabricado en nanocarbono y magnesio, materiales un 20% más duraderos y que al mismo tiempo ofrecen una gran resistencia a los golpes, porque cuenta con la certificación de haber superado con buena nota las siete pruebas que componen el estándar militar MIL-STD 810G.
 
El color gris de la carcasa se extiende también al interior, donde encontramos un teclado retroiluminado completo tipo chiclet que facilita mucho el trabajo cuando se tienen que escribir largos textos porque las teclas están suficientemente separadas y resulta cómodo de accionar. En la parte superior derecha se encuentra el botón de encendido, que lleva incorporado el sistema de identificación por huella, y en la parte inferior del teclado está el touchpad, de funcionamiento correcto –sigo usando un pequeño ratón para trabajos precisos-.
 
Respecto a la autonomía, un aspecto que cada vez está mejorando más en los modernos portátiles, LG asegura en la ficha técnica de este equipo que la batería de polímero d litio de cuatro celdas y 72 Wh de capacidad puede llegar a hasta las 19,5 horas de duración si activamos una configuración de bajo consumo, que en realidad se traduce en unas 15 horas sin necesidad de tener que utilizar el cargador, un dato que no está nada mal teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla, permitiéndose el lujo de hacer un viaje de fin de semana sin necesidad de echar el cable en la maleta.
 
Tiene todo tipo de conectividad para asegurar que sea posible la utilización de memorias externas de cualquier clase y sacar el máximo rendimiento al equipo. En el lateral encontramos ranura para tarjetas Micro-SD, tres puertos USB 3.1 tipo A, un puerto USB 3.0 tipo C con carga rápida y posibilidad de cargar dispositivos con el portátil apagado, una toma HDMI, toma de auriculares de 3,5 milímetros y el puerto de alimentación.
 
Por poner alguna pega, criticaremos el sistema de sonido que lleva el LG Gram probado, pues no se encuentra a la altura de un equipo Premium, y la necesidad de incorporar un sistema que anule la cámara cuando no estamos utilizándola en una videoconferencia.
 
El precio recomendado de venta de este portátil de alto rendimiento es de 1.703 euros, pero buscando un poco se puede encontrar algo más barato, de hecho, en el momento de escribir este artículo hay una oferta de 100 euros de descuento en la página web de LG, por lo que se queda en 1.603 euros, un buen regalo para estas fiestas.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium