Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

La Tavernetta del Pirata

José A. Prados

13 septiembre 2021

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Auténtica cocina italiana en el centro de Madrid con las recetas secretas y deliciosas de la nonna Rosalba para amantes de la pasta.

Un trocito de ‘La Isla del Dios Sol’ en pleno centro de Madrid con auténtico sabor italiano, una forma de viajar a la isla de Ischia sin salir de la capital y disfrutar de su rica gastronomía. Es la propuesta de La Tavernetta del Pirata (Santa Engracia, 26), que aterriza en Madrid con las mismas recetas de la nonna Rosalba 81 años después y una carta en la que la calidad de la pasta y la originalidad de las recetas son las claves.
 
Todo comenzó en la pequeña localidad de Sant’Angelo, en la isla de Ischia, frente a la ciudad italiana de Nápoles, donde el gran soñador Lucio comenzó a alimentar a los habitantes de la zona, enamorando al pueblo con la calidad de la mercancía. En los años 60, una cantante napolitana de 17 años llamada Rosalba, aterrizó en Ischia, donde conoció a Carlo, el hijo mayor de Lucio, quien se enamoró profundamente de esta jovencita. La unión de estas dos familias da origen a su nuevo proyecto común, un pequeño restaurante en el que Carlo ‘El Pirata’ estaba al frente del servicio y la nonna Rosalba en los fogones.
 
La nieta de Rosalba y Carlo, Rosalba II en honor a su abuela, nació en 1987 y creció a orillas de la playa de Sant’Angelo, correteando por La Tavernetta y aprendiendo el saber hacer de sus abuelos y tíos en el servicio de restaurante. Tras finalizar sus estudios comienza a viajar y recala en Madrid, enamorándose profundamente de la ciudad y su gente, por lo que decide traer un trocito de su tierra y crea La Tavernetta del Pirata, respetando la esencia y las recetas de su nonna 81 años después.
 
Las recetas de la nonna Rosalba han pasado de generación en generación, y llegan a Madrid con una carta no muy extensa, pero reconocida popularmente por la calidad de su pasta y la originalidad de sus recetas, una forma de cautivar a los amantes de la cocina italiana para viajar a la isla de Ischia.
 
El cuidado local está decorado con piezas de cerámica elaborada por la familia y los productos cuentan con la máxima calidad. El estudio de decoración Madrid in Love ha logrado crear un espacio que respira la frescura y el ambiente mediterráneo de la misma playa de Sant’Angelo, con una larga barra de azulejos de colores como protagonista y paredes repletas de piezas cerámicas que se pueden adquirir en el local.
 
Entre los platos para compartir están las Pizzette, cinco minipizzas fritas con salsa de tomate casera y queso parmigliano, Bruschetta ischitana, un pan italiano tostado con mozzarella ahumada derretida y tomate daterrini; Verdure Grigliate (a la parrilla); Fiori di zucchini (flor de calabacín frito con provola ahumada); Gambones salteados o anchoas salteadas.
 
Y la especialidad de la casa, la pasta, en formatos tan diferentes como Penne alla Pirata, Bucatoni del Nonno, Spaguetti al pomodoro, Paccheri, Linguine allo scoglio o Vermicelli all astice. Pasta al dente que el camarero sirve desde la cazuela mezclando las salsas elaboradas a diario, pescados del día que suministra Pescaderías Coruñesas, algo de picoteo y postres como la Torta Caprese, Sfogliatella, Sgropinno y Gelati (helados artesanales).
 
Además de la producción artesanal de su propia cerámica, cuentan con productos originales como su Limoncello, un chupito italiano fabricado con las frutas más selectas para endulzar el final de la comida, y una variante menos conocida, el Meloncello. También tienen su propio aceite de oliva, el oro líquido de la cocina mediterránea.
 
Los miércoles y jueves por la tarde, de 18 a 22 horas, el restaurante ofrece al público en formato buffet libre los tradicionales aperitivos italianos acompañados por un Spritz, la bebida local que marida a la perfección con estos platos. Más información y reservas en https://www.ilpiratafamily.com/
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium