Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Kia Stonic

José A. Prados

26 septiembre 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El SUV-B de la firma coreana ya está a la venta con tres motores de 82 a 120 CV, tres niveles de acabado y precios desde 12.919 euros.

Al comienzo del verano asistimos a la presentación estática del nuevo SUV del segmento B, el Kia Stonic y ahora que ya lo hemos conducido podemos ofrecer las primeras impresiones, así como todos los detalles de equipamiento y precios a nuestros lectores, un coche de 4,14 metros de longitud que ya está a la venta desde 12.919 euros, incluidas las promociones del lanzamiento y el descuento por financiación.
 
Este segmento se encuentra en plena ebullición este año. Al Kia Stonic pronto se unirá un competidor de la casa, el Hyundai Kona, otros tres productos muy interesantes del grupo Volkswagen –SEAT Arona, Skoda Karoq y Volkswagen T-Roc-, sin olvidar los líderes del segmento, que en estos momentos son el Nissan Juke, Renault Captur y Peugeot 2008.
 
Con este panorama tan interesante y con unas ventas que han crecido de forma sorprendente en los últimos cinco años –cerca de un 60%-, Kia ha preparado para el mercado europeo un producto que se adapta muy bien a nuestros gustos y que es el broche de oro a una completa gama SUV –Soul, Niro, Sportage y Sorento-.
 
Toma la plataforma del Kia Rio, un modelo urbano de 4,06 metros que nos sorprendió gratamente cuando lo probamos y tiene todos los ingredientes para triunfar en el mercado: un diseño atractivo, carrocería elevada, habitabilidad interior, mecánicas eficientes, buen comportamiento dinámico y un precio competitivo. A esto hay que sumar las numerosas posibilidades de personalización, ya que hay distintos tipos de acabados para el interior, llantas de aleación de 15 a 17” y un completo equipamiento que incluye los últimos avances en materia de seguridad y conectividad.
 
Las dimensiones son bastante compactas -4,14 metros de longitud, 1,76 metros de ancho, 1,52 de alto con las barras del techo incluidas y una batalla de 2,58 metros-, aunque tiene un habitáculo suficientemente amplio para que viajen cinco adultos y cuenta con un maletero razonablemente grande, 352 litros y la posibilidad de ampliarlo hasta 1.155 litros si abatimos por completo los asientos traseros.
 
Uno de los aspectos que más mira el comprador de este tipo de vehículos es el diseño, y en el caso del Stonic tenemos un frontal muy potente dominado por la parrilla ‘tiger nose’ característica de la marca más una entrada de aire inferior y dos faros con luces diurnas LED en forma de ‘C’ que recorren el perímetro de las ópticas. El aspecto crossover queda remarcado con los protectores de bajos cromados delante y detrás, una mayor altura libre al suelo y una ligera caída del techo a partir del pilar central, rematado con barras cromadas. En la trasera, el paragolpes robusto, las protecciones y los pilotos 3D marcan la silueta.
 
Si pasamos al interior, llama la atención lo bien rematado que está todo, con materiales de buena calidad en los lugares visibles, un diseño de líneas horizontales que dan sensación de mayor amplitud y una posición cómoda al volante, un tanto más elevada que en los turismos, que también se traduce en mayor comodidad en el acceso.
 
Al mercado español llega con tres mecánicas, dos de gasolina -1.2 de 82 CV y 1.0 T-GDI de 120 CV- y una diesel, 1.6 CRDI de110 CV. Desde nuestro punto de vista, la elección más interesante es el 1.0 T-GDI, un motor de tres cilindros que entrega una potencia de 120 CV y 172 Nm con un consumo medio de 5 litros y unas emisiones de CO2 de 115 g/km. El tacto es muy suave y apenas se nota la ausencia de un cilindro, tan sólo durante los primeros instantes hasta que coge la temperatura adecuada. Ayudado por el sistema Start/Stop en ciudad consigue unos consumos muy reducidos y es una compra de lo más razonable. En recorridos llanos gasta muy poco, con cifras que se acercan a las de la ficha técnica, y tiene prestaciones suficientes para una conducción normal.
 
El motor diesel 1.6 CDRI -110 CV y 260 Nm- también va muy bien y tiene algo más de empuje, pero como la diferencia de consumo no es grande -4,2 litros y 109 g/km de CO2-, habrá que hacer muchos kilómetros para amortizar los 1.200 euros que cuesta, por no hablar de las posibles limitaciones a las que se enfrentarán las mecánicas de gasoil en los próximos años. El motor de acceso a la gama de gasolina, el 1.2 de 82 CV no estaba disponible en la presentación.
 
La experiencia de esta primera toma de contacto por carreteras de los alrededores de Berlín ha sido bastante positiva. El coche es cómodo y fácil de conducir, tiene unas suspensiones correctas y la calidad interior está a la altura. Además, dependiendo de las versiones el equipamiento de seguridad es de lo más completo, con alarma de colisión frontal, alerta de cambio involuntario de carril, detector de ángulo muerto, control de velocidad de crucero (ACC). En cuanto al confort, puede llevar asistente de luces de carretera, asientos calefactados, conexión USB en las plazas traseras y conexión para los Smartphone mediante Android Auto y Apple Carplay.
 
La gama es bastante amplia, resultado de combinar los tres motores mencionados con tres niveles de acabado –Concept, Drive y Tech-, nueve tonalidades de carrocería exterior y 11 bitonos (a final de octubre). Únicamente está disponible con tracción delantera y en 2018 habrá dos novedades mecánicas: el cambio de doble embrague DCT 7 y el motor 1.0 T-GDI de 100 CV. No está prevista –de momento- una versión híbrida como la de Kia Niro.
 
Los concesionarios de Kia en España han empezado a recibir las primeras unidades del Stonic, a la venta desde 12.919 euros con el descuento promocional (2.000 euros) y el de financiación (1.455 euros). Al igual que el resto de los modelos de la gama Kia tiene 7 años de garantía y en dos meses se podrá solicitar con carrocería bitono, con un incremento de precio de 600 euros. Los precios son los siguientes:
 
1.2 CVVT Concept: desde 12.919 euros
1.2 CVVT Drive: desde 14.369 euros
1.2 CVVT Tech: desde 15.669 euros
1.0 T-GDI Concept: desde 14.669 euros
1.0 T-GDI Drive: desde 16.119 euros
1.0 T-GDI Tech: desde 17.419 euros
1.6 CRDI Concept: desde15.869 euros
1.6 CRDI Drive: desde 17.319 euros
1.6 CRDI Tech: desde 18.619 euros
 
José A. Prados (Berlín) – www.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 83 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium