Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Kia CEED

José A. Prados

2 julio 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Salto grande de calidad en un compacto que mantiene sus dimensiones y mejora de forma notable en comportamiento dinámico.

Las marcas coreanas siguen imparables en un mercado europeo que cada vez valora más la calidad y el diseño de sus productos. La ofensiva de producto llega en todos los segmentos con coches diseñados para el gusto de los conductores de nuestro continente, desde los pequeños urbanos a las grandes berlinas, sin olvidar los SUV, donde cada vez tienen más presencia. En el caso de Kia, vive su mejor momento con unas ventas de que se han triplicado desde 2012 en el mercado nacional y que superarán las 62.000 unidades al final de este ejercicio.
 
La clave está en una acertada apuesta por un diseño moderno que ha evolucionado de forma muy interesante desde la llegada de Peter Schreyer al grupo, acompañada por una interesante oferta de producto entre los que destaca en los últimos meses el deportivo Kia Stinger o el SUV de tamaño medio Kia Stonic. Y después del verano llega uno de los platos fuertes, el nuevo Kia CEED, un vehículo compacto con vocación europea que elimina el apóstrofe de su nombre, lo eleva a letras mayúsculas y da un salto en calidad y diseño que lo posiciona en un lugar perfecto para competir cara a cara con los líderes del segmento.
 
El segmento donde milita el nuevo Kia CEED, el C1, sigue teniendo un gran peso en el mercado europeo, aunque cada día se ve más acosado por el fuerte impulso de los modelos con carrocería SUV. Para Kia supone un 15% de las ventas totales, muy por debajo del líder de la casa, el Sportage, con una cuota del 27% y del Stonic, que pisa fuerte con un 16% de las ventas. En España se comercializa desde 2007 y ya se han superado las 85.000 unidades en las dos primeras generaciones.
 
Los cambios que introduce el nuevo CEED son muy importantes, hasta el punto de que se trata de un coche completamente nuevo que ha heredado algunos rasgos estéticos del deportivo de la casa Stinger y la tecnología más avanzada para ofrecer una conducción agradable, eficiente y segura. Mantiene el espíritu, el diseño y la calidad del modelo original, añadiendo más tecnología y un equipamiento más completo. La versión de tres puertas desaparece de la gana en la tercera generación por la baja demanda.
 
No hay cambios en las dimensiones exteriores del nuevo CEED, un vehículo de 4,31 metros de longitud con una batalla de 2,65 metros que se caracteriza por una línea muy deportiva que se logra al dotarlo de cortos voladizos y bajar la altura de la carrocería dos centímetros, además de lucir en el frontal una parrilla algo más agresiva, heredada del Stinger. Luces diurnas compuestas por cuatro proyectores LED en forma de ‘cubito de hielo’, grupos ópticos traseros más delgados y una zaga más limpia en la que la placa de la matrícula pasa del parachoques a la puerta del maletero son los rasgos más característicos del coche, que en el interior vuelve a hacer una apuesta de calidad mediante un salpicadero de diseño muy limpio en el que se incorpora la pantalla central táctil en modo ‘flotante’.
 
La oferta mecánica es bastante razonable y se adapta a las necesidades de los consumidores actuales y a la tendencia del mercado, donde los motores de gasolina recuperan el protagonismo por el acoso que sufre el diesel en muchos países europeos. El motor que abre la gama es un viejo conocido, el 1.4 MPI con una potencia de 100 CV y un par máximo de 134 Nm que, en combinación con una caja manual de seis velocidades, logra un gasto medio de combustible de 6,2 litros. En el escalón intermedio está el motor 1.0 T-GDI de 120 CV que ya se emplea en otros modelos como el Stonic, y que se caracteriza por el excelente rendimiento gracias a un pequeño turbo con el que logra una potencia máxima de 120 CV y un par de 172 Nm, sólo con caja manual de seis velocidades, y un consumo medio homologado de 5,5 litros.
 
El motor más novedoso es también gasolina, el 1.4 T-GDI de 130 CV y 242 Nm, una opción muy interesante para quien busca un comportamiento algo más deportivo sin que el consumo de combustible se dispare, porque logra homologar una media de 5,7 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 125 g/km, cifra que no difiere mucho de la realidad, como hemos podido comprobar en la prueba durante la presentación internacional a la prensa en carreteras del Algarve (Portugal), donde tras un recorrido muy exigente de cerca de dos horas, el consumo medio ha estado por debajo de 7 litros en la versión con cambio manual de 6 velocidades, y nos ha faltado probar el cambio de doble embrague DCT de 7 velocidades, que también lo montará opcionalmente.
 
Todos los motores cumplen la normativa Euro 6d-Temp que entrará en vigor a la vuelta del verano, fecha en la que se inicia la comercialización de este nuevo modelo en España, del que todavía no tenemos precios. También cumple esta normativa el motor diesel 1.6 CRDI en sus dos niveles de potencia -115 y 136 CV- y un gasto de combustible medio que oscila entre los 3,9 y los 4,2 litros, disponible con caja manual de seis velocidades y automática de doble embrague 7DCT. Probablemente no tendrá el peso que hace unos años, pero sigue siendo la mejor alternativa posible para quienes viajen mucho.
 
Una de las grandes novedades en el apartado de reducción de emisiones es la incorporación de un sistema híbrido denominado Mild-HEV que utiliza una batería de 48 voltios para acumular energía de las frenadas y ayudar al motor de combustión en al iniciar la marcha y en fases de conducción ‘a vela’. Se introducirá a final de año en los motores diesel y es probable que más adelante en los de gasolina, con un ahorro estimado de 0,8 litros a los 100 km.
 
La dinámica de conducción ha mejorado mucho y se percibe desde el momento en que nos ponemos en marcha, porque el coche demuestra un gran aplomo y buen tacto. Hay modificaciones en las suspensiones con ajustes en los amortiguadores y una dirección más precisa, además de una nueva barra estabilizadora trasera y neumáticos Michelin Pilot Sport 4.
 
Estará disponible en carrocería de 5 puertas durante el mes de septiembre con cuatro niveles de acabado –Concept, Drive, Tech y Emotion- que se combinan con los cuatro motores citados, con un total de 14 versiones que de serie traen 6 airbag, sistema de control de presión de neumáticos, sistema de asistencia de mantenimiento en el carril, detector fatiga del conductor, advertencia de colisión frontal, asistente dinámico de luces de carretera, control de crucero, sensor de luces y aire acondicionado, con llantas desde 15 a 17” y un total de 10 colores de carrocería. El CEED Sportwagon llegará en el mes de octubre, y la familia se ampliará en enero de 2019 con el CEED Shooting Brake, un familiar deportivo de afiladas líneas, junto con una novedad que se desvelará más adelante.
 
José A. Prados, Faro (Portugal) – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 91 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium