Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Jeep Cherokee

José A. Prados

12 septiembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Más elegante y refinado, no pierde capacidad para salir fuera del asfalto y mejora los sistemas de seguridad. A la venta desde 44.200€.

Es uno de los modelos pioneros del segmento SUV, un coche que desde 1974 ha servido para aunar la conducción por campo y por carretera gracias a un avanzado sistema de tracción 4x4 que permite llegar hasta donde otros no se atreven. La quinta generación (2013) supuso un cambio radical en el diseño, optando por unos faros muy estrechos que iban colocados en la parte superior del capó, a los lados de la clásica parrilla con siete barras horizontales cromadas. El modelo 2018, que está a la venta desde este mes de septiembre, cambia ligeramente la estética frontal, mejora la calidad del interior con un cuadro rediseñado, y, sobre todo, incorpora mucha tecnología en materia de seguridad y conectividad, de manera que se pone al día frente a la competencia, que es muy dura.
 
El Jeep Cherokee 2018 no modifica las medidas, aunque mejora ligeramente la capacidad del maletero, que ahora tiene una capacidad máxima de 570 litros (+70) hasta la bandeja y moviendo los asientos a una posición más avanzada. Los principales cambios estéticos los encontramos en el frontal, que ahora monta unos grupos ópticos de mayor tamaño en los que se incluye la iluminación LED para todas las funciones, incluida la luz diurna, manteniendo la parrilla cromada de siete barras, los pasos de ruedas cuadrados con sus protecciones en negro como elemento del ADN de la marca y una trasera muy similar a la del modelo anterior, con ligeros cambios en las ópticas.
 
El interior también ha sido renovado ligeramente –se incorporan elementos cromados, nuevos materiales y espacio para guardar objetos-, sobre todo la consola central en la que se integra la pantalla táctil de 7 o 8,4” donde se aloja todo el sistema de infoentretenimiento U-Connect de cuarta generación, con un manejo bastante fácil e intuitivo a la hora de llegar a las funciones de navegación, sonido, teléfono manos libres y algunas apps que permiten utilizar algunas funcionalidades del smarphone mediante conexión vía Apple Carplay o Android Auto. Además, existe una app específica para este modelo desde la que el usuario puede conocer el estado del vehículo, su localización, comprobar si las puertas y ventanillas están cerradas o pedir cita en el taller para una revisión, además de solicitar ayuda a los servicios de emergencia en caso de accidente.
 
La seguridad es un capítulo que ha mejorado notablemente en el Cherokee 2018, ya que incorpora de serie sistemas muy avanzados como el de alerta de cambio involuntario de carril, que corrige ligeramente la dirección del volante si nos acercamos a las líneas de la carretera, el de alerta de ángulo muerto, alarma de colisión frontal o el control de crucero adaptativo (de serie en Limited y Overland).
 
La gama de motorizaciones para el mercado europeo apunta claramente hacia el diesel en un coche pensado para viajar a menudo y moverse también por el entorno urbano. El único motor disponible en España en el lanzamiento del nuevo modelo es el 2.2 Multijet de 195 CV de potencia, asociado a una caja de cambios automática de 9 velocidades, y la novedad de que hay un modelo de acceso con tracción delantera para quienes no tengan necesidad de un sistema de tracción total. En 2019 estará disponible también un motor de gasolina 2.0 turbo con una potencia de 270 CV, del que no se han facilitado datos.
 
Es un motor que encaja muy bien con la filosofía de un coche que tiene grandes aptitudes para moverse fuera del asfalto con una tecnología que se ha ido perfeccionando a lo largo de décadas, pero que cada vez resulta más confortable en largos desplazamientos por la comodidad de sus suspensiones y el buen aislamiento acústico que se ha logrado, de manera que el motor se escucha levemente cuando está frio, y en el momento que coge temperatura pasa desapercibido.
 
Al tener un elevado par máximo (450 Nm a 2.000 rpm), el coche recupera bastante bien y tiene unas prestaciones suficientes para hacer desplazamientos a un ritmo rápido si el conductor lo desea. Incluso llega a mostrar ciertas dosis de deportividad en carreteras viradas cuando conectamos el modo Sport en el selector de modos de conducción, que se encarga de sujetar algo la carrocería para evitar que balancee y hacer un paso por curva más rápido. Es un coche pesado, y en aceleración es algo perezoso, notándose también la gran masa que desplaza a la hora de frenar.
 
Y ahora abandonamos el asfalto y pasamos a su terreno, primero por pistas en buen estado, donde se mueve con total soltura, y un poco más tarde en un exigente recorrido preparado para que probemos los sistemas de tracción en condiciones controladas. Conectamos el bloqueo en el sistema de tracción y empezamos a superar obstáculos con una facilidad que nos deja asombrados, porque algunos son bastante complicados. En el momento en que una rueda patina, se frena y el par lo reciben las que mayor adherencia tienen. A golpes suaves de acelerador, pasa por terrenos embarrados, cruces de puentes y supera fuertes pendientes sin ningún problema. Y todo ello con los neumáticos que trae de serie. Sin duda, es uno de los mejores de su categoría.
 
Dependiendo del nivel de acabado lleva un sistema de tracción diferente. El Longitude sólo puede ir con tracción 4x2, mientras que Límited y Overland cuentan con el avanzado sistema Active Drive con cuatro modos de conducción seleccionables desde el Select Terrain –Auto, Snow, Sport, Sand- y hasta bloqueo del diferencial trasero y control de descenso para pendientes pronunciadas.
 
El modelo con mayor capacidad para moverse por el campo es el Trailhawk, que llegará a lo largo de 2019 con mejores cotas para superar obstáculos y el eficar sistema Jeep Active Drive II que permite bloquear el diferencial trasero y seleccionar una velocidad baja que facilita superar obstáculos complicaos.
 
El nuevo Jeep Cherokee se pondrá al a venta en España a finales de septiembre con precios que parten desde los 44.200 euros hasta 56.200 euros de la versión más completa. Este es el listado completo de precios con todas las versiones disponibles:
Cherokee Longitude 2.2 diesel 4x2 Aut 9v 195 CV: 44.200 €
Cherokee Limited 2.2 diesel 4x2 Aut 9v 195 CV: 48.800 €
Cherokee Limited 2.2 diesel 4x4 Active Drive I Aut 9v 195 CV: 50.800 €
Cherokee Overland 2.2 diesel 4x4 Active Drive I Aut 9v 195 CV: 54.800 €
Cherokee Overland 2.2 diesel 4x4 Active Drive II Aut 9v 195 CV: 56.200 €
 
Ficha técnica
Dimensiones
Longitud: 4.623 mm
Anchura: 1.859 mm
Altura: 1.669 mm
Batalla: 2.705 mm
Maletero: 570 litros
 
Motor
Tipo: diesel, 4 cilindros en línea, turbocompresor
Cilindrada: 2.174 cc
Potencia: 195 CV a 3.500 rpm
Par máximo: 450 Nm a 2.000 rpm
Cambio: automático 9 velocidades
Tracción: 4x2 y 4x4
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 205 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 9,1 s
Consumo medio: 6,1-6,6  l/100 km
Emisiones CO2: 161-174 g/km
 
Precio: 44.200 a 56.200 euros
 
José A. Prados, Sicilia (Italia) – www.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 91 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium