Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Jaguar XKSS

José A. Prados

8 febrero 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El legendario modelo de 1957 vuelve a fabricarse en una edición limitada de 9 unidades que se ciñe a las especificaciones originales.

El departamento de clásicos de Jaguar ha completado su segundo trabajo con éxito después de los seis Lightweight E-Type que se fabricaron en 2014, un proyecto en el que el equipo logró una gran experiencia que ha permitido afrontar el reto de recuperar un modelo de 1957, el Jaguar XKSS, uno de los favoritos del actor Steve Mcqueen.
 
Estas nueve unidades ya han sido adquiridas a un precio que supera el millón de libras y tienen una historia curiosa. Jaguar decidió hacer una versión de carretera del D-Type ganador en Le Mans en una edición limitada de 25 unidades bajo la denominación XKSS, y nueve unidades que iban a exportarse al mercado norteamericano quedaron calcinadas en un incendio que arrasó la fábrica Browns Lane en los Midlands británicos.
 
Los nueve Jaguar XKSS que se entregarán a sus propietarios a lo largo de 2017 son totalmente nuevos y tendrán el número de chasis de la época, al igual que los 16 modelos que se fabricaron en 1957. Son una réplica en la que se han empleado los dibujos originales de los archivos de Jaguar y la tecnología moderna, con una carrocería en aleación de magnesio para la que se han creado moldes personalizados y soldada en bronce, tal como se hacía con los tubos del chasis en aquella época.
 
Los ingenieros de Jaguar tuvieron que crear estructuras a partir de maquetas CAD para facilitar la construcción del chasis, un trabajo que contó con la colaboración de Reynolds, un fabricante de bastidores de gran prestigio por sus estructuras tubulares y los tubos 531, confeccionando las nuevas piezas con medidas del sistema imperial en vez del sistema métrico decimal.
 
Estas nueve réplicas tienen las especificaciones del modelo original, con frenos de disco Dunlop en las cuatro ruedas con una bomba Plessey, neumáticos Dunlop y llantas remachadas de aleación de magnesio de dos piezas. Tan sólo se han realizado pequeños cambios en las especificaciones para mejorar la seguridad, como el depósito de combustible, fabricado con materiales más modernos que resisten las características de los combustibles actuales.
 
El motor que hay bajo el capó delantero es el 3.4 litros de 262 CV con seis cilindros en línea usado en el Jaguar D-Type, fabricado en bloques de hierro fundido totalmente nuevos, nuevas culatas fundidas y tres carburadores Weber DC03. En el interior luce los indicadores Smiths de la época y se ha cuidado mantener cada uno de los detalles del modelo original, como el volante en madera, los pespuntes en los asientos de cuero, o los botones de metal que hay en el salpicadero.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium