Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Honda e Advance

José A. Prados

21 julio 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Probamos el primer eléctrico de la firma japonesa, un urbano puro con autonomía de 222 km, conducción agradable y tecnología puntera.

El primer vehículo de funcionamiento completamente eléctrico de Honda ya se encuentra a la venta en el mercado europeo, un icono para la marca en cuestión de diseño y tecnología que ha visto retrasada su comercialización por la pandemia. Hay tres versiones (Honda e, Honda e Advance y Honda e Advance 17”), con precios que parten de 34.800 euros, pudiendo acogerse al programa de incentivos a la compra de vehículos de bajas emisiones, de hasta 4.000 euros para particulares.
 
El pequeño modelo urbano ‘cero emisiones’ de la firma japonesa forma parte de un gran compromiso de Honda hacia la electrificación, con el objetivo de que en 2022 toda la gama contará con algún modo de asistencia eléctrica, estando previsto el lanzamiento de seis nuevos modelos a lo largo de los próximos 36 meses, con el Honda Jazz y Honda e como avanzadilla de esta ambiciosa estrategia de reducción de emisiones dentro del programa e:Technology.
 
Enfocado a un uso puramente urbano por su tamaño compacto (3,89 metros de longitud) y por la autonomía de las baterías (222 kilómetros), es un coche que llama la atención por su diseño futurista de líneas redondeadas, por el amplio espacio interior y por la gran cantidad de tecnología que introduce, no habitual en el segmento de los coches tan pequeños. Pero está claro que en Honda han realizado una gran apuesta por este coche, al que han dotado de un sistema de retrovisores exteriores mediante cámaras y la máxima conectividad a bordo.
 
El interior está muy bien hecho, con buenos materiales y sensación de calidad en cada rincón, ofreciendo una gran cantidad de información al conductor a través de las distintas pantallas: una TFT 8,8” que realiza las funciones de cuadro de mandos detrás del volante, dos de 12,3” en el salpicadero en las que está el sistema de entretenimiento, navegación y otras apps, más las dos pantallas de 6” para las cámaras de los retrovisores exteriores. En el túnel central no hay palanca del cambios, tan solo botones para seleccionar (P, N, D y R), además del freno de estacionamiento eléctrico, y detrás del volante tenemos unas levas que sirven para aprovechar al máximo la energía en las frenadas, sin necesidad de utilizar el pedal del freno.
 
Las plazas delanteras son muy cómodas y en los asientos traseros se pueden acomodar dos adultos sin problemas, contando con un pequeño maletero de 171 litros de capacidad –ampliable a 860 litros abatiendo los asientos traseros-, en los que se guardan también los cables de carga –Modo 2 para carga doméstica monofásica de 10A/ 2,3 kW y Modo 3 para cargador Honda Power Charger trifásico de hasta 32A/22 kW, que tiene un precio de 1.120 euros sin instalación-.
 
El Honda e se comercializa en dos versiones, Honda e con motor de 100 kW (136 CV) con un precio de venta recomendado de 34.800 euros, y Honda e Advance de 113 kW (154 CV) y un precio de 37.800 euros. En estos precios no están incluidas las ayudas del plan MOVES, que pueden ser de hasta 4.000 euros a particulares y autónomos al adquirir un vehículo con etiqueta CERO. La garantía es de 5 años sin límite de kilometraje, asistencia en carretera durante tres años y la batería está garantizada durante 8 años o 160.000 kilómetros. También existe un plan de financiación con entrada de 10.000 euros y 36 cuotas mensuales de 399 euros y un valor final garantizado de 16.254 euros.
 
En el equipamiento de la versión básica, con motor de 100 kW, encontramos ya el sistema de Retrovisores con Cámara, Control de pedal único, Honda Sensing con todos los asistentes y sistemas de seguridad, asientos delanteros calefactados, sensor de aparcamiento delantero y trasero, llantas de aleación de 16” y cables para la recarga Modo 2 y Modo 3. En el acabado superior (Honda e Advance) el motor tiene una potencia de 113 kW, las llantas son también de 16”, y se añade el Honda Parking Pilot, sistema de espejo interior por cámara, volante y parabrisas calefactable y sistema de sonido Premium con 8 altavoces y subwoofer de 376W. Este acabado también puede llevar unas llantas de aleación de 17” que reducen la autonomía del coche a 210 km (WLTP). Las primeras entregas del Honda e Advance se realizarán en el mes de agosto –la versión básica llegará a final de año- y los 20 concesionarios adheridos al programa Honda e ya tienen unidades para que los clientes interesados puedan probarlo.
 
Rodando si ruido ni emisiones
Una de estas unidades ha pasado por nuestras manos durante una mañana en la que hemos podido hacer una prueba intensa en todo tipo de condiciones. Nada más ponernos al volante y regular la posición del asiento llama la atención la ausencia de retrovisores exteriores, sustituidos por dos pantallas TFT ubicadas muy cerca de la que sería su posición habitual y con una buena definición. Una vez regulado todo y conectado el teléfono al sistema de entretenimiento, iniciamos la marcha en completo silencio, marcando en el cuadro de mandos una autonomía de 172 kilómetros.
 
Son las 10 de la mañana y el calor empieza a apretar, por lo que circulamos con el sistema de climatización en modo ECO, que resta algo de autonomía. Los primeros kilómetros, por autovía, muestran el aplomo de un coche que sorprende por su tamaño, y también por la aceleración instantánea a las necesidades del acelerador. Muchas miradas de los coches que nos encontramos y peatones demuestran que su silueta es innovadora.
 
Tras un recorrido en autovía sin correr mucho –la velocidad máxima es de 145 km/h-, nos dirigimos al centro de Madrid, donde accedemos sin riesgo de ser multados porque el coche tiene etiqueta CERO. El tráfico se vuelve más denso y comienzan las retenciones, semáforos y el día a día de una gran urbe en la que el Honda e se mueve con soltura, demostrando una buena aceleración al ponerse el semáforo en verde y una gran agilidad al cambiar de carril y a la hora de aparcar, sin necesidad de poner ticket en zona regulada (SER). Hacemos algún recado por el centro y continuamos la prueba por calles estrechas, con bastante tráfico, atravesando de punta a punta la ciudad y comprobando la gran efectividad de la motorización eléctrica. Al final de la mañana, de vuelta al concesionario en Majadahonda, contabilizamos 87 kilómetros y resta autonomía para hacer todavía otros 87 kilómetros antes de que se agote, y con un consumo medio de 16 kWh, inferior al homologado en ciclo WLTP, que es de 18 kWh.
 
Una vez finalizado el recorrido, comprobamos todos estos datos en la app My Honda+, que también permite conocer en remoto la ubicación del vehículo, estado de carga, ventanillas y programar la carga para tener el coche listo cuando deseamos utilizarlo cada mañana.
 
La experiencia ha sido muy positiva en lo que se refiere a conducción, aunque nos gustaría haber sacado más partido a toda la tecnología y asistentes que incluye, como el HPA (Asistente Personal Honda), que mediante comandos de voz permite al conductor solicitar un destino en el navegador o buscar un punto de recarga, y más adelante (2021) incluirá la posibilidad de llevar la llave digital del coche, para acceder desde un smartphone.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium