Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Honda CR-V Hybrid

José A. Prados

27 noviembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El primer SUV de la firma japonesa con tecnología híbrida i-MMD muestra una alta eficiencia, confort y calidad de conducción.

El quinto vehículo con tecnología híbrida del fabricante japonés Honda llegará al mercado español el próximo mes de febrero con precios que van desde 34.200 a 46.850 euros y un innovador sistema i-MMD (Intelligent Multi Mode Drive) que permite una reducción notable del consumo de combustible y una conducción muy agradable.
 
Desde 1999 con el Insight de primera generación, posteriormente con el Civic Hybrid (2003-2009), Insight de segunda generación (2009-2012), el CR-Z (2010-2012) y el Jazz HEV (2011-2015), Honda ha vendido en el mundo más de 2,4 millones de unidades híbridas con una tecnología que resulta fiable y muy acorde con los tiempos actuales, pues obtiene la etiqueta ECO de la DGT para circular sin restricciones en episodios de alta contaminación.
 
El Honda CR-V ya está a la venta con un motor 1.5 VTEC Turbo en una gama muy amplia que permite elegir entre dos sistemas de tracción (2WD y 4WD), dos tipos de cambio (manual de 6 velocidades y CVT), cuatro niveles de acabado y configuración de 5 o 7 plazas. Y a partir del mes de febrero también estará disponible la versión híbrida, mucho más acorde y tecnológica para adaptarse a los tiempos que se avecinan.
 
Según afirman los responsables de Honda España, “es un coche muy esperado que aporta una tecnología puntera, una avanzadilla de los modelos que llegarán en el futuro, todos con algún tipo de electrificación”. El próximo vehículo ecológico será un eléctrico urbano derivado del Honda Urban EV Concept presentado el pasado otoño en el Salón de Frankfurt, y el objetivo es que en 2015 dos tercios de los modelos comercializados por Honda en Europa tengan algún tipo de tecnología de electrificación.
 
Respecto al Honda CR-V de gasolina que se comercializa en estos momentos, la versión híbrida presenta algunas modificaciones que afectan a la aerodinámica del vehículo, por ejemplo la parrilla delantera activa, que se cierra para mejorar la eficiencia cuando no es necesario refrigerar el motor, y en una carrocería de 4,60 metros de longitud logra un amplio habitáculo en el que los pasajeros de las plazas traseras ganan algo de espacio y tiene un maletero de 497 litros de capacidad (561 litros en el de gasolina), sin que haya posibilidad de colocar una rueda de repuesto de verdad, porque ese espacio lo ocupan las baterías del sistema híbrido.
 
La novedad más destacada de este modelo está en la mecánica, un sistema i-MMI Hybrid compuesto por un motor 2.0 DOHC i-VTEC de ciclo Atkinson de 145 CV, dos motores eléctricos, un conjunto de baterías de iones de litio de 1 kWh de capacidad y una unidad de control de potencia. El conjunto entrega una potencia total de 184 CV y 315 Nm de par, asociado a un cambio automático CVT, con tres modos de funcionamiento inteligentes: EV Drive, completamente eléctrico, en el que la energía llega desde la batería; Hybrid Drive, en la que el generador produce energía para alimentar el motor eléctrico e impulsar el vehículo; Engine Drive, que utiliza el motor de combustión.
 
Frente a otros sistemas híbridos, lo curioso del i-MMD es que en el modo Hybrid Drive desacopla el motor de combustión en el momento en que no es necesario, de manera que la electricidad producida por el alternador es suficiente para impulsar el vehículo en situaciones de baja carga del acelerador. Al arrancar, lo hace en modo eléctrico si hay suficiente carga en la batería, apareciendo el indicador con el coche en verde en el cuadro de instrumentos. La marcha se inicia de forma suave y silenciosa, y según aumentamos la velocidad entra en funcionamiento el sistema híbrido.
 
La prueba que realizada con el Honda CR-V Hybrid en la presentación internacional a la prensa en Sevilla ha resultado muy interesante, pues hemos tenido ocasión de realizar un buen número de kilómetros y conducirlo en situaciones bastante diferentes. Lo que más llama la atención es el correcto funcionamiento del sistema, con mayor silencio y confort que otros rivales gracias a un conjunto que tiene una mayor potencia y un sistema más eficiente. Únicamente se percibe el ruido mecánico cuando aceleramos fuerte y demandamos la máxima potencia o al afrontar un fuerte repecho, pero en el momento en el que el coche alcanza la velocidad de crucero necesaria, todo es calma y tranquilidad.
 
Un detalle que llama la atención es la ausencia de palanca de cambios, que se sustituye por cuatro pulsadores: R para la marcha atrás, P para el estacionamiento, N para el punto muerto y D para circular. Junto a estos botones encontramos otros para adecuar el sistema híbrido a las necesidades y gustos del conductor: ECO, que busca una mayor eficiencia en el comportamiento, limitando ligeramente las prestaciones; Sport, que ofrece el máximo rendimiento del conjunto, y EV para circular exclusivamente en modo eléctrico, pudiendo recorrer una distancia máxima entre 1 y 2 kilómetros con las baterías cargadas al máximo.
 
En el cuadro de instrumentos tenemos una gran cantidad de información sobre el sistema híbrido, desde el consumo instantáneo, medio y un histórico de los últimos recorridos, hasta los distintos modos de funcionamiento y flujo de la energía. Todas estas ayudas contribuyen a una conducción más eficiente y relajada, porque cuando uno se pone a los mandos de un coche con tanta tecnología lo que apetece es conocerla y exprimirla al máximo.
 
El primer recorrido, de unas dos horas por carreteras y autovías, ha servido como toma de contacto con el sistema y para ponerlo a prueba en condiciones poco habituales, circulando a buen ritmo, con una conducción más alegre de lo recomendado en este coche. Las sensaciones han sido bastante buenas porque el sistema híbrido funciona realmente bien y hemos tenido ocasión de experimentar los diferentes modos. Incluso hemos comprobado el funcionamiento de las levas situadas tras el volante, que en lugar de servir para cambiar de marcha, lo que hacen es incrementar la deceleración, utilizando esa energía para recargar las baterías. El consumo medio durante este recorrido ha sido de 7,2 litros, una cifra alta comparada con los 5,5 litros que homologa el fabricante, pero que no tiene mucho de real, pudiendo rebajarse notablemente.
 
Para el segundo recorrido hemos contado con una versión de tracción delantera (2WD), que es algo más ligera y con un consumo más ajustado: 5,3 litros según la ficha de homologación en el ciclo WLTP. Esta vez la conducción ha sido más eficiente y con un consumo medio de 5,8 litros en un recorrido de hora y media, podemos decir que el sistema híbrido i-MMD funciona realmente bien.
 
El confort de marcha es uno de los aspectos más destacados de un coche que está bien hecho desde todos los puntos de vista, con ajustes de calidad y un habitáculo en el que la insonorización acústica y el sistema de cancelación de ruido activa crean un ambiente muy agradable para viajar charlando o escuchando música. Además, el comportamiento del CR-V es impecable desde el punto de vista dinámico, con muy buenos apoyos en curvas, un tarado correcto de la suspensión y una dirección agradable.
 
La gama se estructura con cuatro niveles de acabado –Comfort, Elegance, Lifestyle y Executive- y dos sistemas de tracción (2WD y 4WD), con la posibilidad de elegir entre ocho colores de carrocería. El equipamiento de serie es muy completo, incluyendo desde el modelo de acceso a la gama llantas de aleación de 18” y el sistema de seguridad Honda Sensing, con asistente de frenada de emergencia que detecta la presencia de peatones, aviso de salida de carril, control de crucero adaptativo e indicador de ángulo muerto.
 
Ficha técnica
DIMENSIONES
Longitud: 4.600 milímetros
Anchura: 1.855 milímetros
Altura: 1.679 milímetros
Batalla: 2.663 milímetros
Distancia al suelo: 190 milímetros
Peso: 1.614-1.657 kg
Maletero: 497/1.697 litros
Depósito combustible: 57 litros
 
MOTOR
Tipo: gasolina, 4 cilindros, ciclo Atkinson
Cilindrada: 1.993 cc
Potencia total conjunto híbrido: 184 CV
Par máximo conjunto híbrido: 315 Nm
Cambio: automático CVT
Tracción: delantera o total (4WD)
 
PRESTACIONES
Velocidad máxima: 180 km/h
Aceleración 0 a 100: 8,8 segundos
 
CONSUMO
Urbano: 5 – 5,1 litros
Extra urbano: 5,4- 5,7 litros
Combinado: 5,3 – 5,5 litros
Emisiones CO2: 120 – 126 g/km
 
PRECIOS
CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 2WD Comfort: 34.200€
CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 2WD Elegance: 36.850€
CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 2WD Lifestyle: 40.000€
CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 4WD Elegance: 40.200€
CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 4WD Lifestyle: 43.350€
CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 4WD Executive: 46.850€
 
José A. Prados (Sevilla) – www.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 94 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium