Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Ford Focus 2019

José A. Prados

2 octubre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Siempre ha mirado de reojo a sus rivales, pero ahora, con nueva plataforma y motores, está preparado para un cara a cara sin complejos.

Durante más de dos décadas de existencia en el mercado europeo, el Ford Focus ha sido considerado un buen producto entre los modelos compactos, un serio rival para los dominadores del segmento, que ahora, reclama su espacio y se posiciona como uno de los mejores, no solo por diseño, que ahora es mucho más atractivo, sino también por comportamiento dinámico y por la gran tecnología que introduce sin que el precio final se dispare, porque está disponible desde 19.575 euros.
 
Para hacerse una idea de la importancia que tiene el Focus para Ford basta decir que se han vendido más de 16 millones de unidades desde su lanzamiento, y de ellas en el mercado europeo. La cuarta generación estrena una nueva plataforma C2 y se fabrica en una moderna factoría en Alemania donde se han invertido más de 600 millones de euros para dotar a este compacto de una carrocería que resulta un 20% más resistente a la rigidez torsional, además de mejorar el coeficiente aerodinámico y reducir el peso final del conjunto en unos 88 kilos.
 
Ahora es 18 milímetros más largo hasta alcanzar los 4,38 metros de longitud y también ha crecido algo en anchura y considerablemente en batalla (5,3 milímetros) para lograr un habitáculo más amplio, sobre todo en las plazas traseras, y con un maletero que sigue resultando algo pequeño con una capacidad de 375 litros.
 
En cuestión de diseño cambia bastante, sobre todo desde el frontal en el que encontramos una parrilla más llamativa y grupos ópticos de nuevo diseño en una carrocería que ha sido modelada con trazos más contundentes para crear un conjunto más musculoso y aplomado. Los voladizos se han recortado y el pilar delantero se ha modificado, de manera que la visibilidad desde el puesto de conducción es ahora bastante mejor.
 
Los cambios también afectan al interior con un habitáculo en el que se percibe claramente mayor calidad y una ordenación más lógica de todos los elementos. La pantalla flotante preside el salpicadero, agrupando todas las funciones de navegación, música y entretenimiento, y se ha realizado un gran esfuerzo para ponerse a la última en lo referente a conectividad mediante Ford Pass Connect, que a través de la pantalla permite conectar dispositivos mediante Apple CarPlay o Android Auto, de manera que muchas de las funciones se replican y se puede crear una red WiFi (opcional) a la que se podrán conectar hasta 10 dispositivos y disfrutar de la navegación o servicios de internet a alta velocidad durante los viajes. Algunas de las posibilidades que permite la app Ford Pass desde el teléfono móvil son la localización del coche en todo momento, arranque del coche a distancia y conocer el estado del vehículo (nivel de combustible, revisiones).
 
La gama de motores del Focus es una de las más interesantes y completas del segmento. Por un lado están los galardonados motores de gasolina EcoBooost, con cuatro niveles de potencia (1.0 de 100 y 125 CV o 1.5 de 150 y 182 CV), mientras que en diesel está el 1.5 TDCi de 95 y 120 CV y el 2.0 de 150 CV.
 
En nuestra toma de contacto por carreteras de montaña en Alicante hemos tenido ocasión de probar la versión más pasional, el 1.5 EcoBoost de 182 CV en carrocería de cinco puertas y un precioso acabado ST-Line en azul metalizado con las pinzas de freno en rojo que llama la atención por donde pasa. El motor EcoBoost es una maravilla y el buen tacto que tiene se percibe desde el momento en que se pone en marcha. Resulta suave y muy progresivo, apenas se percibe ruido mecánico y sube de vueltas con una facilidad pasmosa, sin que el consumo resulte en ningún momento elevado. Durante nuestra prueba, por carreteras muy exigentes de montaña, hemos contabilizado 7,8 litros, que pueden rebajarse si el recorrido es más suave o por autovía. El motor de tres cilindros apenas tiene vibraciones y en algunos momentos cuando circulamos a punta de gas puede llegar a desconectar uno de los cilindros para ahorrar combustible.
 
El aplomo del coche ha mejorado, se nota que pisa mejor sobre el asfalto y el paso por curvas es bastante rápido. La conducción es fácil, porque el chasis aguanta mucho y la dirección ayuda con una asistencia variable y una gran precisión. El balance final es muy positivo tras la toma de contacto, un dato que será determinante para la posible compra por un particular.
 
Ya está disponible en la red de concesionarios de España en carrocería de cinco puertas y Sportbreak en todos los acabados (Trend, Trend Edition, Trend+, ST Line y Titanium-, excepto el acabado Active, que llegará a final de año con un aspecto crossover en el que se incluyen una carrocería más elevada (30 milímetros), barras en el techo, mayor anchura de ruedas y protector de bajos.
 
Los precios siguen siendo más competitivos que los de la mayoría de sus rivales, con tarifas que en la carrocería berlina de 5 puertas parten desde los 19.575 hasta los 26.975 euros, mientras que la carrocería familiar (Sportbreak) parte de los 22.500 euros y llega hasta los 27.875 euros en la versión más equipada (Titanium). El cambio automático de ocho velocidades está disponible a partir del acabado Trend + con un sobreprecio de unos 1.600 euros. Entre los elementos opcionales disponibles hay una gran cantidad de elementos, como llantas de 16 a 18”, a destacar el equipo de sonido Bang & Olufsen Play por 300 euros, el Head-up Display por 400 euros o el cargador inalámbrico para el móvil por 150 euros.
 
Por primera vez en el Focus se puede solicitar el acabado Vignale, que ya estaba disponible en el S-Max, Kuga y Mondeo, con precios que van desde los 26.725 euros en carrocería berlina y desde 27.625 euros en carrocería Sportbreak.
 
José A Prados (Alicante) – www.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 94 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium