Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

El primer monitor curvo de Samsung

José A. Prados

2 junio 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Con una curvatura 1000R, el monitor gaming Odyssey G7 llega para reinventar la experiencia de juego en formato de 27 y 32".

En Samsung no quieren quedarse fuera del apetecible mercado gaming, que no para de crecer, y para ello han acelerado el lanzamiento de su primer monitor con curvatura 1000R, presentado en el CES 2020 de Las Vegas, y que llega al mercado en el mes de junio, sin que se hayan comunicado todavía los precios de venta.
 
Los responsables de este proyecto aseguran que “revolucionará la experiencia de juego al combinar las pantallas más curvas y envolventes con las mejores características de rendimiento de su categoría”. Bajo esta filosofía nacen los monitores Samsung Odyssey G7, con tamaños de pantalla de 27 y 32 pulgadas y una curvatura 1000R, es decir, con un radio de 1.000 milímetros, a lo que hay que sumar un tiempo de respuesta muy rápido (1 milisegundo), una frecuencia de actualización de 240 Hz y una calidad de imagen QLED nítida que posibilita estar más integrado en la partida.
 
Todas estas características que aparecen en la ficha técnica del producto han sido certificadas por el organismo independiente TÜV Rheinland, lo que garantiza un alto rendimiento con la curvatura 1000R y confort ocular.
 
El diseño futurista de estos monitores es fruto de un intenso trabajo por parte de varios equipos, que han observado las tendencias del mercado y también han escuchado los comentarios de los consumidores. En el exterior se apuesta por el negro mate, combinado con un sistema de iluminación trasera que cambia de color y que puede permanecer estática o atenuada durante el juego, cambiando de color según las preferencias de cada usuario.
 
Los monitores Odyssey G7 son compatibles con NVIDIA G-SYNC y Adaptive Sync en DP1.4, ofreciendo una jugabilidad excepcionalmente dinámica e ininterrumpida en cualquier escenario. En el resultado final de este trabajo tiene mucho que ver la tecnología Quad-High Definition (WQHD) que aporta una resolución de 2560x1440, un ratio de pantalla de 16:9, brillo máximo de hasta 600 cd/m2 y tecnología Quantum dot para una presentación del color excepcionalmente nítida, independiente de la iluminación que haya en la estancia en cada momento. Más información en este enlace.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium