Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

El Polo más potente

José A. Prados

20 diciembre 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Estrena el motor 2.0 TSI de 200 CV con turbo asociado a un cambio DSG de 6 marchas y un cuadro digital personalizado.

Sin contar el Polo R WRC de 220 CV que salió en edición limitada es el Polo más potente que se ha fabricado en serie en su dilatada historia, y también podemos decir que el más divertido de conducir y eficaz sobre el asfalto. Parte de la base del nuevo Polo que se fabrica en Landaben (Pamplona) y que hace poco tuvimos ocasión de conducir, pero con una serie de cambios que potencian el lado deportivo de la versión tope de gama, que tiene un precio de venta de 26.330 euros, aunque con las campañas promocionales y descuentos de financiación puede salir por 23.100 euros.
 
En su carrocería de cinco puertas –no habrá un tres puertas- luce con orgullo el logo GTI y luce algunos elementos que lo distinguen como el modelo más deportivo de la gama, empezando por el perfil rojo de la parrilla que continúa hasta las luces diurnas LED, las llantas de aleación de 17”, rejilla con el clásico ‘panel de abeja’, un discreto alerón y los faros traseros LED. En el interior no faltan los asientos con tapicería de cuadros clásicos del GTI, volante deportivo con la base plana, pedales de aluminio y el cuadro de mandos digital personalizado, que es una novedad en este modelo.
 
De la parte mecánica se encarga el motor 2.0 TSI del Golf GTI, pero en este caso limitado a una potencia de 200 CV (147 kW) entre 4.400 y 6.000 rpm con un par máximo de 320 Nn entre 1.500 y 4.400 rpm, asociado a un cambio automático de doble embrague con seis marchas y manejo secuencial, bien desde la palanca o desde las levas situadas tras el volante. La diversión está asegurada con un motor que entrega la potencia de una forma bastante lineal y un fantástico cambio que resulta extremadamente rápido –sobre todo en modo Sport-, logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y una velocidad máxima de 237 km/h. Con un peso de 1.355 kilos, la relación peso/potencia es bastante buena (6,78 kg/CV) y las cifras de consumo no asustan (la media homologada es de 5,9 litros).
 
La seguridad se ha cuidado al máximo en el Polo GTI, que viene equipado de serie con sistema de vigilancia Front Assist con frenada de emergencia en ciudad y detección de peatones, sensor de ángulo muerto, protección de ocupantes proactiva, Control de Crucero Adaptativo (ACC), Park Assist y selector de modos de conducción.
Leer revistas
Revista nº 89 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium